Falta de insumos

Crisis en el Santo Tomás se mantiene

Anestesia, prótesis, placas de metal, gotas para los recién nacidos y tornillos son algunos de los productos que faltan en el centro médico.

Temas:

Los acondicionares de aire portátiles del Hospital Santo Tomás tienen problemas desde marzo. Las autoridades del nosocomio han colocado ventiladores en las salas. Los acondicionares de aire portátiles del Hospital Santo Tomás tienen problemas desde marzo. Las autoridades del nosocomio han colocado ventiladores en las salas.

Los acondicionares de aire portátiles del Hospital Santo Tomás tienen problemas desde marzo. Las autoridades del nosocomio han colocado ventiladores en las salas.

En los pasillos del nosocomio se observan las bolsas con desechos peligrosos. En los pasillos del nosocomio se observan las bolsas con desechos peligrosos.

En los pasillos del nosocomio se observan las bolsas con desechos peligrosos.

El Hospital Santo Tomás (HST) todavía no supera la crisis denunciada desde hace tres meses por los médicos especialistas, en la que se advertía de la necesidad de agilizar los proceso de compra de los insumos médico quirúrgicos para cubrir la demanda de los pacientes.

Anestesia, prótesis, placas de metal, gotas para los recién nacidos y tornillos son algunos de los productos que faltan en el nosocomio que atiende anualmente 80 mil casos de urgencia.

La Asociación de Médicos Especialistas del HST (Amehst), que preside Julissa Rodríguez, ha manifestado en reiteradas ocasiones que la administración debe agilizar los procesos de compra, ya que este desabastecimiento afecta las cirugías e incrementa la cantidad de pacientes en las diferentes salas de hospitalización.

Rodríguez indicó que esta situación se debe en parte a la deuda que mantiene el HST con los proveedores.

Sumado a este problema, está la necesidad de darle mantenimiento a los acondicionadores de aire. En algunas áreas han tenido que colocar ventiladores.

Ante esta realidad, el director médico del hospital, Ángel Cedeño, señaló de que se ha logrado bajar la deuda con las empresas proveedoras de $18 millones a $5 millones. También se adelanta la compra de medicinas e insumos, pero –dijo– el control previo excesivo dilata el proceso.

HST no logra superar crisis

La crisis en el Hospital Santo Tomás (HST) denunciada desde hace tres meses no ha cambiado significativamente durante este período de tiempo.

Médicos y familiares de enfermos recluidos en este nosocomio no cesan en sus denuncias. Detallan que no hay insumos médico-quirúrgicos, faltan fármacos, se da poco mantenimiento a los equipos e incluso se han registrado daños en el sistema de acondicionador de aire.

Por ejemplo, los pacientes de ortopedia no cuentan con prótesis, placas ni tornillos para sus operaciones.

Un paciente de 50 años de edad que espera respuesta de un médico especialista –y que prefirió no dar su nombre ante el temor de que se le excluya de la lista– contó que sufrió un accidente y requirió una operación tras las fracturas. “El hueso de la pierna derecha no mejoró y necesitaré de un tornillo especial”, pero no hay en el centro hospitalario.

Este medio conoció que el abastecimiento de fármacos e insumos es del 70%, pero lo ideal es que supere el 90%.

El desabastecimiento se debe a que los procesos de compra requieren de muchos pasos, sumado a las demoras en la Dirección de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud (Minsa) para la obtención de los permisos correspondientes por parte de los proveedores.

VENTILADORES en salas

En las salas de hospitalización hay cubículos que tienen acondicionadores de aire portátiles para mantener más fresco el lugar, debido a que por falta de mantenimiento el sistema de aire tiene desperfectos. Faltan piezas específicas como los chiller (enfriador de agua).

Durante un recorrido de este medio se observó los ventiladores portátiles en salas como la de neurocirugía. En cada cubículo hay seis pacientes en cama.

Juana Medina, quien el pasado viernes permaneció en esta sala esperando conversar con un especialista, narró que tuvo por cuatro meses a un familiar recluido en el lugar. Dice que la atención médica no fue mala, pero el calor era insoportable, ya que los ventiladores poco pueden hacer para contrarrestar las altas temperaturas.

Otra irregularidad es la acumulación de basura en los pasillos. Bolsas rojas con desechos peligrosos están a la vista de pacientes, familiares y galenos.

Médicos SE PRONUNCIAN

La Asociación de Médicos Especialistas del HST (Amehst), que desde abril pasado determinó tras una evaluación que el hospital se encontraba “en estado crítico”, reiteró su pedido a la administración para que agilicen las compras.

Julissa Rodríguez, presidenta de la Amehst, manifestó que hace tres semanas se reunieron con las autoridades médicas para conocer cómo avanza la solución a estos problema. “Nos informaron que la deuda con algunos proveedores ha bajado, mientras que otros están en el proceso de entrega y que puede durar 45 días”, señaló Rodríguez.

Manifestó que en el gremio lo que se maneja es que, entre otras necesidades, resaltan la falta de anestesia, prótesis, tornillos, placas y gotas para los bebés recién nacidos, que desde hace dos años no se compran.

SALAS LLENAS

La demanda de pacientes es otro aspecto que inquieta a los galenos.

Un médico especialista que solicitó reserva de su nombre explicó que hay pacientes que requieren hospitalización en determinadas salas, pero debido a la cantidad de casos, esperan semanas en otras salas o en el cuarto de urgencia mientras se abre un espacio en el área donde requieren estar.

Este medio observó que en algunos murales de las salas está la lista de espera de los pacientes.

Se conoció que otra sala saturada es la VIH/sida. En un recinto diseñado para albergar 20 pacientes hay 40.

RESPONDEN QUEJAS

El ministro de Salud, Francisco Javier Terrientes, dijo estar consciente de los problemas. Por ello, explicó, se ofrece apoyo con insumos y medicinas, pero las dificultades de compras y deudas deben ser atendidas por el Patronato del HST.

El director médico del HST, Ángel Cedeño, explicó que con respecto a las compras de insumos y medicinas se hacen por temporada, que demoran entre tres a cuatro meses.

Agregó que también hay etapas como la asignación presupuestaria, los procesos de Contraloría General de la República, así como los proveedores y las prórrogas. Actualmente la deuda con estas empresas es de $5 millones, cuando antes era de $18 millones. Para este año ya se han comprometido $17 millones para la compra de fármacos e insumos, que no se han pagado.

Según Cedeño, dentro de seis meses o un año debe mejorarse el abastecimiento en los depósitos.

A largo plazo, las autoridades de Salud quieren reacondicionar el actual edificio de maternidad (que será trasladado con el proyecto del nuevo Hospital del Niño a una área diferente). La idea es ampliar la capacidad de hospitalización. De 690 camas a por lo menos 900.

Para Cedeño, el nosocomio está respondiendo a la población, pero requiere de mejoras en la agilización de compras.

El centro hospitalario tiene este año un presupuesto de $95 millones para inversión y funcionamiento, de los cuales el 60%, es decir la mayoría, es para funcionamiento.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código