FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Trataremos el tema desde las 2:00 p.m.

El debate se reanudaría el lunes 27 de febrero

Hidroeléctricas en áreas anexas, el nudo del diálogo

Indígenas reiteran al Gobierno que se cancelen las concesiones hidroeléctricas en la comarca y las áreas anexas. Gobierno no cede.

El diálogo minero terminó ayer sin consenso en el tema de los proyectos hidroeléctricos en las áreas anexas de la comarca Ngäbe Buglé.

El obispo de David, José Luis Lacunza, mediador del diálogo que se realiza en la Asamblea Nacional, leyó un comunicado donde explica que el tema de las hidroeléctricas no avanzó “debido a las implicaciones legales, económicas, ecológicas y sociales que conlleva”.

Los negociadores, que acordaron continuar las conversaciones el próximo lunes 27 de febrero, firmaron el documento y adelantaron que en el tema minero ya lograron redactar en conjunto una propuesta.

El comunicado destaca que sobre los proyectos mineros consensuaron que se cancelen todas las concesiones otorgadas para la actividad minera en la comarca Ngäbe Buglé y áreas anexas.

También que se derogue la Ley 41 de 1975 que creó la Corporación de Desarrollo Minero (Codemin), que explotaría cerro Colorado.

En materia de proyectos hidroeléctricos avanzaron en que, en el futuro y cuando sea necesario, cualquier solicitud o proyecto de desarrollo hidroeléctrico en la comarca y áreas anexas deberá cumplir con los trámites y pasar los organismos de la misma señalados en la Ley 10 de 1997 y la Carta Orgánica Administrativa de la comarca.

Además, la Autoridad de los Servicios Públicos emitiría una resolución a través de la cual rechaza las solicitudes de otorgamiento de las concesiones para la construcción de los proyectos hidroeléctricos, a saber: Caño Clarito y Chorcha, que están dentro de la comarca.

BURLADOS

Justo cuando el obispo daba el anuncio de los avances, indígenas cerraban la vía Interamericana en Viguí, Horconcitos y San Félix.

La cacica Silvia Carrera dijo, luego de la lectura del comunicado, que el pueblo ngäbe se siente burlado y que en el fondo ella no quería firmar el documento, porque consideraba que no tenía validez. “Nosotros como máxima autoridad de la comarca hemos demostrado voluntad y capacidad para dialogar y negociar; capacidad que Ricardo Martinelli no tiene, porque solo se pone a escribir en Twitter”, señaló.

Agregó que el Gobierno ha demostrado irresponsabilidad e incapacidad y que el documento firmado no es un compromiso, sino un simple comunicado.

BARRO BLANCO

El ministro de Comercio, Ricardo Quijano, dijo sentirse sorprendido por el cierre de vías. Agregó que el tema en el cual no han logrado acuerdo en las hidroeléctricas, es principalmente con el proyecto Barro Blanco.

LA EMPRESA RESPONDE

De acuerdo con representantes de la empresa Generadora del Istmo S.A. (Genisa), propietaria del proyecto Barro Blanco que se construye en el distrito de Tolé, en la provincia de Chiriquí, la obra civil, que incluye la represa, generadores y caminos de acceso, está fuera de la comarca Ngäbe Buglé.

Aldo López, gerente de la empresa que forma parte del consorcio que administra la generadora termoeléctrica Pan American Energy, que funciona en La Chorrera y que genera 96 megavatios, explicó que el proyecto solo tocará una parte de siete hectáreas próximas a la ribera del río Tabasará.

Señaló que la empresa tuvo 60 reuniones con representantes de la comarca y firmó un acuerdo con el Congreso Regional Kädriri, comprometiéndose en acciones en beneficio de los grupos indígenas.

El proyecto Barro Blanco, que es criticado por la coordinadora indígena, representa una inversión de 120 millones de dólares y generará 28.7 megavatios de electricidad. Un tercio del proyecto es financiado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el resto es aportado por instituciones financieras europeas.

López indicó que Genisa es una empresa creada en Panamá, pero de capital extranjero y aclaró que el proyecto se construye “sin ningún centésimo aportado por empresarios panameños”.

La hidroeléctrica, que contará con una represa de 424 metros de ancho por 60 de alto, debe empezar operaciones a finales de 2013. Genisa ganó en 2007 la licitación pública que realizó la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos por los derechos de explotar Barro Blanco. Por estos derechos pagó 750 mil dólares.

De igual modo Genisa tiene los derechos para construir una hidroeléctrica en Bugaba, también en la provincia de Chiriquí. En este caso, el proyecto todavía está en su etapa inicial.

Aunque prefirió no adelantarse a los hechos, López indicó que si el Gobierno acepta las peticiones de los indígenas de detener el proyecto, entonces el Estado deberá compensar a la empresa por los gastos efectuados hasta a la fecha. El proyecto registra un avance de 20% y los equipos de generación ya están siendo fabricados en España y Austria.

Según estimaciones de la empresa, de concretarse la hidroeléctrica, esta permitiría un ahorro de 20 millones de dólares al año en la factura petrolera del país, lo que equivaldría al consumo de 180 mil barriles anuales de crudo. Aseguran que durante los 28 meses de construcción serán generados 300 empleos directos, 100 indirectos y 25 a partir de la entrada en operación de la planta

Además de Barro Blanco, otro proyecto que está en la cercanía o dentro de la comarca Ngäbe Buglé es la hidroeléctrica Bonyic.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código