SALUD PÚBLICA

Hospitales, entre quioscos y basura

Locales dedicados a la venta de comida, cerca a los hospitales Santo Tomás y del Niño, están en la mira de las autoridades de Salud.

Temas:

El olor de la comida que emana de las 14 fondas que mantienen sitiados a los hospitales Santo Tomás (HST) y del Niño (HN) choca con el verdadero objetivo de estas instalaciones: mejorar las condiciones de salud de cientos de pacientes del país que acuden en busca de atención.

Además, bolsas de desechos de alimentos, cáscaras de naranjas, envases de foam y botellas plásticas son arrojadas en la isleta principal de la calle 35 este, corregimiento de Calidonia.

En el sector, la insalubridad impera. Los problemas van desde malos olores por el agua empozada, hasta el inadecuado uso de la red de alcantarillados, lo que da como resultado que la imagen de los dos hospitales se vea afectada.

Ante este panorama, las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) planean cambiar el aspecto de los predios, a través de un plan de renovación de los quioscos.

Proyecto de mejoras

El viceministro de Salud y presidente del patronato del HST, Miguel Mayo, destacó que solicitó al alcalde del distrito de Panamá, José Isabel Blandón, “aunar esfuerzos para arreglar los negocios de comida enfrente del HN y HST, porque eso no está bien”.

Para Mayo, en ningún lugar de un hospital, ni muchos menos alrededor, debe haber puestos de comida.

“Esto es un criadero de mosquitos y alimañas que está al lado de estos centros hospitalarios, donde hay pacientes con su sistema inmunológico comprometido”, señaló.

Explicó que también pidió a la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) apoyo para elaborar el plan de renovación.

Por su parte, Roderick McGowen, presidente de este gremio, confirmó que se conversa con el Minsa para tratar el tema.

“Vemos con buenos ojos el colaborar con las mejoras de los quioscos, pues muchos panameños que tienen pacientes hospitalizados los utilizan para alimentarse por ser económicos”, dijo.

Manifestó que se estudian diversas formas de apoyar, como el diseño y patrocinios de empresas pertenecientes a la Capac que desean ampliar sus programas de responsabilidad social, sin embargo, se está en fase de evaluación y coordinación.

En tanto, el alcalde Blandón informó que inspeccionan estos comercios para detectar a personas que se dedican a la actividad ilegalmente.

Afirmó que buscan hacer una coordinación con aquellos dueños de fondas para que cumplan los requisitos, de tal manera que se mejore el aspecto estructural, ornamental y de salubridad.

Años de trabajo

Por más de 42 años, estos quioscos han estado en las aceras de esta transitada vía, que lleva a la avenida Balboa.

Tanto pacientes, familiares, médicos y administrativos consumen alimentos en estos locales.

“Su comida no es mala, nunca me ha dado problemas estomacales”, cuenta Jonel Pérez, uno de los clientes.

En tanto, María Montaño, trabajadora del quiosco San Lorenzo, tiene 29 años en este negocio. Ella calificó de positivo el cambio de imagen del lugar, siempre y cuando les permitan permanecer allí.

Reconoce que hay serios problemas de insalubridad, y que todo lo que se lava en el fregadero va directo al sistema de alcantarillado.

Otro negocio de comida criolla es la fonda Antón, con años de estar en la servidumbre pública.

Su administrador, que solicitó reserva de su nombre, contó que están allí desde 1972.

En una improvisada esquina tiene instalado mesas y sillas plásticas, donde sus comensales degustan el plato favorito contra las enfermedades: sancocho y arroz blanco.

En el área hay 14 locales de venta de comida y 7 puestos ambulantes, que están casi las 24 horas funcionando en la calle 35 este.

Una situación añeja

Para el director médico del HN, Paul Gallardo, por años han luchado con los dueños de los locales para que instalen trampas de grasa, ya que, debido a la falta de este sistema, las alcantarillas se obstruyen y se dan muchos desbordamientos de agua servidas.

Citó que otro problema es que los quioscos abarcan todas las aceras, bloqueando el paso de los peatones.

“Hemos conversado con otras administraciones en la Alcaldía, el Minsa y no se ha logrado resolver esta situación”, destacó.

Considera buena la iniciativa de renovación y opina que hay que buscar alternativas para que estas personas no sean afectadas, pero que modifiquen los quioscos y tengan más higiene para la salud de todos los niños y sus familiares.

Patronato rescinde contrato

El pasado 26 de agosto, la junta directiva del hospital Santo Tomás rescindió el contrato que mantenía con los propietarios de un local de comida dentro de las instalaciones del nosocomio.

El presidente del patronato y viceministro de Salud, Miguel Mayo, informó que el local no ha pagado la mensualidad de $500 desde mayo, cuando se firmó el acuerdo, el cual incluye el agua.

El establecimiento El rapidito.com pertenece a José Quintero, quien aclaró que se ha cumplido con el contrato, han pagado el arrendamiento y que la energía eléctrica la obtienen de la calle.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código