ENTREGA DEL PREMIO NOBEL DE LA PAZ 2017

La ICAN llama al fin de las armas nucleares

La entrega de este premio se volvió significativa en un contexto en el que la crisis en la península coreana marca la agenda.

Temas:

La líder del Comité Internacional para Abolir las Armas Nucleares, Beatrice Fihn (derecha), recibe el galardón junto a una superviviente del bombardeo de Hiroshima. La líder del Comité Internacional para Abolir las Armas Nucleares, Beatrice Fihn (derecha), recibe el galardón junto a una superviviente del bombardeo de Hiroshima.
La líder del Comité Internacional para Abolir las Armas Nucleares, Beatrice Fihn (derecha), recibe el galardón junto a una superviviente del bombardeo de Hiroshima.

Los militantes antinucleares alertaron ayer que la destrucción de la humanidad puede depender simplemente de que alguien “pierda los estribos”, al recibir el Nobel de la Paz 2017.

“¿Será el fin de las armas nucleares, o acaso será nuestro propio final?”, se preguntó Beatrice Fihn, directora de la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), durante la ceremonia de entrega del Nobel en Oslo.

La ICAN, que agrupa a unas 500 oenegés en un centenar de países, recibió el premio en presencia de varios supervivientes de los bombardeos estadounidenses de Hiroshima y Nagasaki, que dejaron 220 mil muertos hace 72 años.

La entrega de este Nobel se produce este año en un contexto en que las tensiones en la península coreana alimentan los temores de una guerra.

Pionyang ha multiplicado en los últimos meses sus ensayos nucleares y disparos de misiles, intercambiando belicosas amenazas con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ordenó maniobras militares en la región.

“La manera racional de proceder es dejar de vivir en condiciones en las que nuestra destrucción solo depende de que alguien pierda los estribos”, manifestó Fihn, al exhortar a que el mundo se deshaga de sus armas nucleares.

La ICAN registró una importante victoria cuando Naciones Unidas aprobó en julio pasado un nuevo tratado que las prohíbe.

El documento, adoptado por 122 países a pesar de la oposición de las nueve potencias nucleares, podría tardar años en entrar en vigor, pues tiene que ser ratificado antes por, al menos, 50 firmantes. De momento, sólo tres países —Santa Sede, Guayana y Tailandia— han ratificado el Tratado.

Pese a ello, “el mensaje principal de la ICAN es que el mundo no podrá nunca ser seguro mientras tengamos armas nucleares”, subrayó la presidenta del comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, en su discurso de entrega del Nobel .

“(...) La amenaza de una guerra nuclear es ahora la más elevada desde hace tiempo, sobre todo debido a la situación en Corea del Norte”, agregó.

En señal de aparente desconfianza, las potencias nucleares occidentales (Estados Unidos, Francia, Reino Unido) no enviaron —contrariamente a lo que es habitual— a sus embajadores a la ceremonia del Nobel , y sí a diplomáticos de segundo nivel.

Para estas potencias nucleares, el arma atómica es un instrumento disuasivo que permite evitar conflictos, al que no se puede renunciar.

Entre los asistentes a la ceremonia que sobrevivieron a bombardeos nucleares figuraba Setsuko Thurlow, quien recibió el Nobel en nombre de la ICAN junto a Fihn. Ante el rey de Noruega y la primera ministra Erna Solberg, la mujer de 85 años relató el horror que tuvo que padecer.

Satsuko Thurlow tenía 13 años cuando la bomba A explotó en Hiroshima el 6 de agosto de 1945: ahí asistió a la muerte omnipresente, vio a supervivientes formando una “procesión de fantasmas”, con los ojos desorbitados o los intestinos emergiendo de los estómagos abiertos. Fue el “infierno en la Tierra”, confió previamente en entrevista a la AFP.

Aunque el número de ojivas nucleares en el planeta se ha reducido desde el fin de la guerra fría, hay actualmente unas 15 mil y cada vez son más numerosos los países que las poseen.

“Nueve naciones amenazan aún con incinerar a ciudades enteras, destruir la vida en la Tierra, convertir en inhabitable nuestro bello mundo para las futuras generaciones”, se lamentó Thurlow. “Las armas nucleares no son un mal necesario, son el mal absoluto”, agregó.

Los demás premios Nobel (Literatura, Física, Química, Medicina y Economía) fueron entregados más tarde en Estocolmo. Están dotados de una medalla de oro y un cheque de 9 millones de coronas suecas, algo más de 1.6 millones de dólares.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Sep 2018

Primer premio

7 4 7 2

CBBA

Serie: 5 Folio: 5

2o premio

8555

3er premio

0439

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código