Diplomacia. POLÍTICA EXTERIOR.

Imprudencias y desaciertos

Al menos seis veces el mandatario ha dado declaraciones controver-tidas o que comprometen la posición de Panamá en temas internacionales.

El presidente, Ricardo Martinelli, volvió a generar polémica en el exterior. Ayer, en Chile, durante la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, propuso ante los representantes de 33 países que Latinoamérica tenga su bandera, al igual que la Unión Europea (UE), “como muestra de que somos una región unida e integrada, que tiene su propia agenda”.

Las reacciones a este hecho no se hicieron esperar.

Ricardo Alberto Arias, exembajador de Panamá en la Organización de Naciones Unidas durante el gobierno de Martín Torrijos, afirmó que Martinelli citó como ejemplo a la UE sin tomar en cuenta que esta tiene muchos años en un proceso de integración que Latinoamérica no posee.

“En cierta medida, dijo, es poner la carreta frente a los bueyes. Y no por tener una bandera vamos a lograr la unificación en la región”.

Similar opinión tiene el analista Edwin Cabrera. Aunque para él “la idea en el fondo podría no ser mala”, sostiene que “antes de llegar a una bandera hay que hablar de los procesos de integración, que están muy, pero muy lejos de la integración de la UE”.

Por tanto, opinó, es una idea que más parece broma que realidad. “Me preocupa que el Presidente no esté conectado con la realidad de Latinoamérica”, expresó.

Arias también dijo estar preocupado porque no es la primera vez que “en el exterior, Martinelli dice cosas porque se le ocurren en el momento, sin analizarlas”. Para él, “en materia de política exterior, Martinelli se la pasa en sube y bajas que le hacen daño al país”.

En efecto, esta no es la primera declaración conflictiva de Martinelli en el extranjero.

En octubre de 2012, reunido con Angela Merkel, canciller alemana, el Presidente dijo que estaba buscando mecanismos para que el euro circulara en Panamá, paralelamente con el dólar.

Esas declaraciones provocaron la reacción inmediata de economistas y analistas panameños, que no solo calificaron la idea como disparatada, sino irreal.

Solo ocho días después, en gira por Japón, Martinelli tomó partido en el conflicto de ese país con China por la soberanía de las islas Diaoyu (China) o Senkaku (Japón). Su apoyo provocó la ira de China, que en conferencia de prensa le pidió no intervenir “bajo ningún concepto” en esa discrepancia.

Martinelli también cometió lo que los analistas tildaron de “imprudencia” en abril de 2011 en Estados Unidos. Esa vez le planteó al presidente Barack Obama la posibilidad de que los panameños entraran sin visa a ese país. Le dijo: “Tengo un sueño. Que los panameños puedan entrar a Estados Unidos sin visa”. Y la respuesta de Obama fue: “Siga soñando”.

En tanto, en 2010 dio al menos dos declaraciones polémicas más. En marzo, en una visita a Israel, dijo que ese país era el “guardián de la ciudad santa”, lo que generó duras críticas de la comunidad palestina mundial.

“Las declaraciones de Martinelli no son solo una ofensa al pueblo palestino, al mundo árabe y a todo el mundo cristiano e islámico, sino una ofensa al derecho internacional”, dijo el político Nabil Shaath.

En agosto, durante una reunión con empresarios en Perú, les dijo que debían “hacerse del poder”, como hizo él, “porque son la única salvación del país”. Ante esto, diarios locales como La Primera lo acusaron de intervenir en la política interna del país.

Presidentes buscan acuerdo

El mandatario panameño, Ricardo Martinelli, sostuvo ayer una reunión bilateral en el marco de la I Cumbre de Celac, en Chile, con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos.

De acuerdo con una nota de prensa de la Secretaría de Comunicación del Estado, ambos gobernantes buscan “desarrollar los procesos legales a las personas requeridas por la justicia”.

El comunicado oficial informa que los presidentes también discutieron sobre la lucha contra el narcotráfico, tratado de libre comercio y la interconexión eléctrica.

Martinelli aseguró que además se trabaja para ingresar a la Alianza del Pacífico, de la que forman parte Colombia, Chile, Perú y México. Actualmente, este bloque comercial regional cuenta con una presencia de 11 países observadores, entre los que están Panamá, Canadá, Brasil y Japón.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

INVERSIÓN Marlboro entra al negocio de cannabis

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

09 Dic 2018

Primer premio

8 6 4 0

ADBB

Serie: 22 Folio: 10

2o premio

0953

3er premio

9051

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código