SOCIEDAD. LAS NECESIDADES DE LA NUEVA GENERACIÓN.

Jóvenes vidas que peligran

La edad cuando empieza el consumo de drogas es cada vez más temprana. Autoridades advierten de que cada semana hay más casos de chicos intoxicados en el país.

Están reunidos decenas de panameños que han sido tratados para dejar atrás algún tipo de adicción, y cada quien motiva a sus compañeros en el tratamiento a seguir en su lucha diaria.

Es común que las personas que dan sus testimonios en este tipo de reuniones aseguren que la adicción que tuvieron, y que se degeneró con los años, comenzó durante su adolescencia.

Un caso es el de Alberto (que pidió reserva de su verdadero nombre), quien tiene presente que la adicción a la cocaína y al alcohol lo hizo llegar a estados que no le son gratos recordar. Entró al programa de recuperación porque su familia lo obligó. “Yo pensaba que no había esperanza, había perdido la fe, los dientes y el peso, y así llegué al hospital”, comenta.

Dice que en su última crisis estuvo 44 días recluido. Luego comenzó a recobrar la esperanza. “Se me reeducó, me enseñaron a bañarme, a vestirme, a cepillarme los dientes, a cortarme el cabello, a que debía estar arreglado siempre, y me ayudaron a levantar la autoestima que había perdido”, recuerda .

Explica que en esa condición no lograba tener una noción clara del tiempo que pasaba. Hoy, con 50 años y más de 10 de haber renacido, asegura que “el programa de recuperación funciona para quien quiera que funcione”.

Práctica peligrosa

Empero, no todas las historias de adicción tienen un final feliz; mientras, es creciente el número de jóvenes que se acercan al consumo de sustancias ilícitas.

Las edades en que comienzan son cada vez más tempranas, según Carlos Saavedra Quiel, médico psiquiatra y subdirector del Instituto Nacional de Salud Mental (Insam).

De acuerdo con el especialista, se dan casos de chicos que se inician en el alcohol entre los 5 y 7 años, y al consumo de drogas llegan entre los 13 y 15 años. A los 20 años esas personas, dependiendo de la calidad y cantidad de la sustancia que consuman, pueden presentar sus primeros episodios psicóticos, que aparecen cuando el individuo comienza a perder contacto con la realidad, explica.

Según el subdirector del Insam, semanalmente esa institución recibe uno o dos casos de jóvenes intoxicados con algún tipo de droga o una mezcla de ellas. Dice que han recibido muchachos que a los 18 años se muestran “totalmente psicóticos”.

El tratamiento para este tipo de casos se dificulta por dos razones: usualmente se desconoce la sustancia que ocasiona el daño –que suele ser muy profundo–, y porque los medicamentos están diseñados para tratar otras enfermedades mentales y no esta clase de condición.

Explica Quiel que “una enfermedad lleva un patrón, pero el consumo de una sustancia es errático, por lo que no se pueden tratar estos casos con la efectividad con que se sigue una enfermedad”.

Juana Herrera, psiquiatra y directora del Centro de Estudio y Tratamiento de las Adicciones, asevera que la situación ambiental, la presión, el tema de la violencia y las disfunciones familiares llevan a la sociedad a una distorsión de los valores.

Y en el caso de los más jóvenes, su adicción “es muchas veces el reflejo de lo que no hacemos correctamente”, por lo que no se les puede señalar como los únicos responsables, recalcó.

El riesgo de cruzar los límites

En la actualidad se maneja información equivocada en cuanto al consumo de sustancias ilegales para uso medicinal, según Carlos Saavedra Quiel, subdirector del Insam. Advierte el especialista que la marihuana, por ejemplo, es un alucinógeno, y a una persona con un cerebro susceptible puede llevarla a desarrollar una crisis psicótica que pudiera degenerar en esquizofrenia.

Ahora se consume el “pegón”, basado en la marihuana pero combinado con sustancias químicas como ácido de batería, gasolina, éter, “tíner”, cocaína o anfetaminas. “Como psiquiatra puedo decir el camino que sigue la marihuana hasta producir un efecto, pero no puedo decir cómo funciona la gasolina ni el diésel ni otros”, recalca.

En el Insam llevan a cabo un programa que ofrece terapias a jóvenes entre seis meses y un año para tratar de estabilizar su situación de salud y sus vidas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código