Juzgado mantiene condena a Valter Lavítola

Un tribunal penal en Nápoles confirmó en segunda instancia la condena de tres años que había sido impuesta a Valter Lavítola por servir de medio para las extorsiones del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, a la italiana Impregilo para que financiara el hospital pediátrico de Veraguas, que había prometido el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

Temas:

El tribunal tiene de 30 a 90 días para depositar las motivaciones jurídicas que sustentan su decisión. El tribunal tiene de 30 a 90 días para depositar las motivaciones jurídicas que sustentan su decisión.
El tribunal tiene de 30 a 90 días para depositar las motivaciones jurídicas que sustentan su decisión. TELENEWS

Un tribunal penal en Nápoles confirmó en segunda instancia la condena de tres años que había sido impuesta a Valter Lavítola por servir de medio para las extorsiones del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, a la italiana Impregilo para que financiara el hospital pediátrico de Veraguas, que había prometido el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

La defensa de Lavítola solicitó a los jueces la eliminación de dos interceptaciones telefónicas entre su cliente y el empresario dominicano Rogelio Oruña. En una de ellas, Lavítola informó de las intenciones del expresidente Ricardo Martinelli de hablar de forma negativa con la prensa sobre la empresa italiana Impregilo. La petición fue negada por los jueces.

Confirman condena de tres años a Lavítola

La presidenta del colegio de jueces de la II sección penal del Tribunal de Nápoles, Patrizia Mirra, confirmó en segunda instancia la sentencia de tres años de prisión a Valter Lavítola por vehicular extorsiones del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli hacia la empresa italiana Impregilo para que financiara el hospital pediátrico de Veraguas.

El nuevo defensor de Lavítola, Sergio Cola, exdiputado del parlamento italiano y cercano a Silvio Berlusconi, trató de impugnar la base de la condena con elocuentes argucias de la lógica procesal, invocando primero la supuesta incompetencia del Tribunal de Nápoles y pidiendo después la invalidación de algunas interceptaciones telefónicas.

El veterano abogado se valió de artimañas defensivas que pretendían anular la validez del Tribunal de Nápoles al argumentar que los hechos delictivos debían juzgarse en Milán, porque la sede del conglomerado de la construcción italiano estaba en la capital de Lombardía y acusó a la magistratura de Nápoles de crear una imputación genérica que asegurase que el juicio iba a desarrollarse en la capital de la región de Campania.

Asimismo, exigió al tribunal que anulara aquellas interceptaciones telefónicas registradas en números extranjeros y que además se dieron en el extranjero. En particular, Cola se refirió a la conversación número 5328 del sumario mantenida el pasado 2 de agosto de 2011, entre Valter Lavítola y el empresario dominicano Rogelio Oruña, considerado por los magistrados italianos como la caja registradora de Martinelli. En ella, Lavítola comunica a Oruña “la determinación de Martinelli de dar a la prensa declaraciones perjudiciales contra Impregilo en relación a las obras en curso de la realización del Canal de Panamá”.

En otra interceptación del 13 de agosto de 2011, Lavítola le pidió a Oruña que enviara un correo para dejar claro el precio del hospital, de acuerdo con la documentación judicial consultada. “Tienes que negociar tú… mandar un correo diciendo que los precios son estos, la modificación es esta, el valor es esto y que tú estás cansado de que te dicen que lo hacen y no lo hacen [...] ¿me estás entendiendo? Te lo pido, por favor, mira que después tendremos un problema”, le espetó el principal intermediario entre Panamá e Italia a Oruña.

De nada le sirvió. A pesar de que la jurisdicción italiana prevé la limitación de las interceptaciones telefónicas a aquellas que salgan o entren del territorio italiano, los jueces pasaron por alto este defecto de forma preliminar y la condena de tres años de prisión para Lavítola permaneció intacta.

El tribunal tiene de 30 a 90 días para depositar las motivaciones jurídicas que sustentan su decisión. Es muy probable que los abogados de Lavítola lleven el recurso al Tribunal de Casación, el órgano judicial más alto.

Lavítola –que lleva en prisión desde abril de 2012- acumula cinco condenas que se traducen en 127 meses de prisión, dos de ellas por casos relacionados con Panamá. Fue sentenciado a tres años de prisión por intento de extorsión a la empresa Impregilo, a instancias del anterior gobierno de Ricardo Martinelli. Condena confirmada este martes por un tribunal de la Corte de Apelación de Nápoles.

Esa condena se sumó a los 11 meses de cárcel pactados entre la fiscalía y la defensa de Lavítola por el delito de corrupción internacional en Panamá, vinculado al hospital pediátrico que prometió el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi en 2010. Los abogados de Lavítola también han recurrido esta sentencia, a pesar de tratarse de algo convenido por ambas partes.

Lavítola también es objeto de una investigación en el Tribunal de Nápoles, por el desvío de 20 millones de dólares en la frustrada construcción de las cárceles modulares por parte de Svemark y un sobrecosto de otros 26 millones de dólares. Se espera que los fiscales llamen a juicio por este caso en los próximos meses.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código