procedimiento penal acusatorio

Límites para los corregidores

Arresto de 24 horas, desalojo y alejamiento son algunas de las medidas que ya no podrán aplicar los corregidores en casos de violencia doméstica.

La facultad de los corregidores para atender los casos de violencia doméstica disminuyó desde el pasado 2 de septiembre, cuando comenzó la aplicación de la Ley 63 del 28 de agosto de 2008 –que adopta el Código Procesal Penal–.

Antes de que en Coclé y Veraguas comenzará a regir la norma, los corregidores podían, en casos de violencia doméstica, tomar medidas para proteger a la víctima. La Ley No. 38 del 10 de julio de 2001 los facultaba para ordenar el arresto –por 24 horas– del supuesto victimario, así como el desalojo provisional de la vivienda que compartía el victimario con su pareja.

También podía prohibirle que se acercara a lugares frecuentados por la víctima, como la residencia, el trabajo o centro de estudio, o restituir en el hogar a la persona afectada si por causa del conflicto tuvo que abandonarla.

Otras medidas propias del desempeño y aplicadas por el corregidor para proteger a los afectados eran establecer una fianza de paz y buena conducta, y entregar boletas de protección.

Sin embargo, con la entrada en vigencia del sistema penal acusatorio, los corregidores perdieron la facultad de tomar las medidas de protección que les otorgaba la Ley 38 de 2001, y solo se quedaron con aquellas contempladas en el Código Administrativo, como son las fianzas de paz y buena conducta, y las boletas de protección.

Pero esto no pasa en todas las áreas, porque luego de un mes de haber entrado en vigencia la nueva norma, en el distrito de Panamá, por ejemplo, todo sigue igual.

Luis Morales, coordinador de corregidores del distrito de Panamá, explicó que hasta ahora las fiscalías de familia no les informan si van a seguir aplicando las mismas medidas, o si van a desconocer estos procesos.

Agregó que los casos de violencia familiar son los más frecuentes en las corregidurías, sobre todo los fines de semana, debido al consumo de alcohol y a las actividades de diversión.

El coordinador de los corregidores indicó que cada vez que un procedimiento cambia, el Ministerio Público le pide al Municipio capitalino una reunión para instruir a los corregidores, y esto todavía no ha ocurrido, por lo que siguen trabajando como hasta ahora.

penal acusatorio

El nuevo sistema penal acusatorio que comenzó a aplicarse en el segundo distrito judicial, el pasado 2 de abril, busca a través de un proceso legal responder en corto tiempo las denuncias del delito, garantizando los derechos fundamentales y procesales de los imputados y las víctimas.

Además propicia otras formas de resolver los procesos, como es la mediación, el desistimiento, o los acuerdos, entre otros.

Pero aunque el ámbito de aplicación, en toda su dimensión, comenzó en las provincias de Coclé y Veraguas, en el resto de país se inició la adopción del principio de garantía en los procesos de corte acusatorio, además de la puesta en práctica de las medidas de protección en los casos de violencia doméstica, lesiones personales y violación, por mencionar algunos.

Oliver Vásquez, fiscal de familia del Segundo Distrito Judicial, dijo que si bien es cierto que la Ley 38 del 10 de julio de 2001, que trata sobre violencia doméstica, prácticamente desaparece del Código Procesal Penal, no significa que un corregidor no pueda intervenir cuando conoce de un hecho de violencia intrafamiliar.

El artículo 17 de la Constitución Política los faculta para tomar alguna medida que conlleve a la protección de la víctima, al igual que el Código Administrativo, dijo el fiscal.

Además, indicó que los corregidores nunca tuvieron competencia en los casos de violencia doméstica, solo la potestad para aplicar algunas medidas de protección, y según su competencia administrativa, porque en 72 horas debían remitir lo actuado a la autoridad competente.

Vásquez dijo que tampoco las perdieron, porque en lugares apartados corresponde al corregidor aplicar medidas como la boleta de protección y la fianza de paz y buena conducta, para proteger a la víctima, sin el prejuicio de poner el caso en conocimiento de la autoridad competente, en el menor tiempo posible.

Los delitos de violencia doméstica son los que más hay en las corregidurías. En su forma más violenta la víctima termina muerta.

El Observatorio Panameño contra la Violencia de Género revela que hasta el pasado 23 de septiembre murieron 42 mujeres de forma violenta, 28 de ellas por femicidio.

Juan Francisco Castillo, coordinador del sistema penal acusatorio, dijo que ante situaciones inmediatas, priorizadas o urgentes, y en áreas alejadas, los corregidores no pueden cruzarse de brazos, sino que deben tomar las medidas para asegurar a las víctimas y luego remitir los casos a las fiscalías de familia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código