ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE COSTA RICA

´Madurez política, para juzgar a exgobernantes´

El mandatario costarricense, Luis Guillermo Solís, apuesta por la lucha contra la impunidad mediante la contraloría social.

Temas:

El presidente Luis Guillermo Solís prometió adecentar la administración pública y la calidad de vida de los habitantes de su país. Es partidario de un relanzamiento de las relaciones con Panamá. LA PRENSA/Roberto Cisneros. El presidente Luis Guillermo Solís prometió adecentar la administración pública y la calidad de vida de los habitantes de su país. Es partidario de un relanzamiento de las relaciones con Panamá. LA PRENSA/Roberto Cisneros.
El presidente Luis Guillermo Solís prometió adecentar la administración pública y la calidad de vida de los habitantes de su país. Es partidario de un relanzamiento de las relaciones con Panamá. LA PRENSA/Roberto Cisneros.

El presidente costarricense Luis Guillermo Solís reconoce la existencia de afinidades notables en la agenda de gobierno y la forma de acceso al poder, respecto al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

Ninguno de los dos marcaba un favoritismo en las encuestas durante sus campañas políticas antes de llegar al poder. Comparten un discurso conciliador. Los preceden gobiernos altamente cuestionados por su opacidad y por la percepción ciudadana de corrupción e impunidad.

Y son partidarios de la certeza del castigo reclamada por la sociedad civil organizada.

Pese a que Varela y Solís se reunieron el pasado miércoles en sesiones privadas, este último compartió a La Prensa planteamientos discutidos en la cita sobre retos binacionales.

Solís opina que es vital el fortalecimiento de la institucionalidad y de la calidad de vida de panameños y costarricenses, pese a las asimetrías de sus realidades.

¿Qué tan difícil es lograr cambios sustantivos en la política tradicional?

No es fácil, pero es indispensable. Estamos frente a un proceso; no es un hecho que se agota. Es una transformación que requiere de un cambio cultural en la cultura burocrática e institucional de nuestros países, que requiere también una participación mayor de la sociedad civil en los procesos de contraloría ciudadana.

Los acumulados históricos de malas prácticas, de gestiones fallidas, la incapacidad para la ejecución de obras públicas, aunado a la corrupción que es un fenómeno también generalizado en los países de América Latina, igual que en muchos países del mundo. Aquí nadie se salva: [la corrupción] es un fenómeno que desgraciadamente afecta a todas y todos. Combatirla constituye una transformación de la forma como se administra el poder, por lo tanto, sí es una tarea ardua que requiere de un proceso sostenido.

Costa Rica ha procesado a altos funcionarios por corrupción, incluidos expresidentes. ¿Qué tanta madurez política requiere un país para dar esos pasos?

Principalmente entender que no hay en democracia sustitutos a la institucionalidad. El Estado de derecho se funda en la existencia de estas instituciones de contraloría, que requieren para su funcionamiento de un marco normativo que efectivamente garantice al ciudadano el acceso rápido a la justicia.

Se requiere también de la existencia de gran madurez política porque cuando se procesa a expresidentes, cuando se produce el tipo de fenómeno de rectificación de actos oficiales, como los que nosotros hemos vivido, si no existe gran madurez en la gente y en la institución misma, se puede llegar a niveles de ingobernabilidad muy grandes.

En otros lugares, la posibilidad siquiera de enjuiciamiento de un líder político, la posibilidad de que ello ocurriera, termina con asesinatos o con golpes de Estado, [como] en muchos momentos de la historia de América Latina. Afortunadamente eso no ocurrió en Costa Rica.

¿Cómo reducir el arraigado clientelismo en la política regional?

Hay [un] sector de la población, especialmente la de menor ingreso, que ha sido especialmente afectado por el fenómeno del clientelismo. Tampoco es un problema generalizado, pero sí muy perverso, por focalizarse en poblaciones que tienen grandes necesidades, en un país [Costa Rica] donde el 20% de la población vive por debajo de la línea de la pobreza.

Eso es muy redituable políticamente, y el fenómeno del clientelismo adquiere una dimensión que no tendría en otros lugares. He combatido mucho la idea de la dádiva política a cambio de apoyo, porque me parece que por ese camino los pueblos únicamente van hacia la ruina.

Darle a la gente un regalo a cambio de apoyo político no solamente es muy caro desde el punto de vista financiero, sino que tiene unos efectos de orden ético que al final terminan afectando la calidad de la vida democrática.

Hay paralelismos entre su llegada al poder y la del presidente Juan Carlos Varela. ¿Coincidencia o fruto de la época?

Sí, hay algunos paralelismos. Yo no creo que sean necesariamente simétricas las realidades de Panamá y Costa Rica, pero sí veo en el contexto latinoamericano cambios que fundamentalmente han afectado a la política tradicional en estos pueblos nuestros.

Principalmente este despertar de la ciudadanía, que ya no está satisfecha con las viejas respuestas a problemas, que ahora son muy distintos a los que había antes. Tenemos rezagos; hay que atender desafíos que han estado pendientes durante muchas décadas.

¿Cambian los pueblos o cambia el poder?

Hay una nueva realidad y al político tradicional, el de las viejas estructuras partidarias, de las cuales medraron, le cuesta mucho entender esa nueva situación. Esa nueva realidad está marcada por poblaciones que están mucho más conectadas, por países que están mucho más abiertos.

La globalización es un fenómeno que nos afecta de manera muy decisiva. La alta densidad de votantes en zonas urbanas hace que se concentre mucho más la posibilidad de intercambio de información, y sobre todo hay ciudadanías que son muy críticas y ya no están dispuestas a dejarse sorprender por la retórica de la política de siempre.

¿El clamor social de sanción efectiva está llegando a la clase política?

Yo creo que a la clase política no, pero sí le está llegando a la gente. Hay un convencimiento de que la política de siempre, a partir de los parámetros del manejo duro del poder: el intercambio de votos por debajo de la mesa, el chantaje político, ya no tiene hoy el peso que tuvo antes.

Aunque a la clase política le cueste entenderlo, hay una sensibilidad ciudadana, que yo no había visto nunca antes.

Creo que la ciudadanía va a perseverar en ese camino. No creo que haya vuelta atrás. Lo que se va a producir de ahora en adelante, es más fragmentación y por lo tanto los sistemas políticos de los países latinoamericanos tendrán que avanzar a nuevas formas de organización.

El presidencialismo clásico ya es incapaz de administrar esta dispersión en que nos encontramos y que se ve mucho reflejada en la fragmentación de los poderes legislativos.

¿Qué retos bilaterales tienen por delante Panamá y Costa Rica, frente a los grandes bloques regionales?

Es un debate muy interesante que abordamos el presidente Varela, la canciller Isabel de Saint Malo de Alvarado y el canciller [costarricense] Manuel González, en nuestra conversación privada. Nosotros necesitamos mover la relación [bilateral], desde la amistad hacia la sociedad.

Deberíamos pensar en un horizonte donde las barreras, incluso las políticofronterizas, puedan ir desapareciendo en un proceso gradual, pero progresivo, y que nos mueva de lugar.

Nosotros tenemos muchas afinidades como países. Todavía nos falta perfeccionarlas, por supuesto, como nuestros sistemas de seguridad social, sistemas educativos y nuestra voluntad de apertura frente al mundo.

Costa Rica es uno de los países más abiertos al mundo, y por supuesto Panamá. Nos hace falta evolucionar más, hacia la liberalización de fronteras artificiales y eso pasa por cuatro desafíos principales: migración, seguridad, infraestructuras y comercio. En esas cuatro grandes dimensiones tenemos que trabajar mucho más todavía.

El presidente Varela nos ha planteado un tema, que es el de buscar una mayor armonización de nuestras políticas de atracción del turismo. Me parece muy interesante, porque esa puede ser una primera plataforma desde donde se relance la relación binacional.

¿Cómo evitar que el crimen organizado instrumentalice a ambos países?

Hay mucha más interacción hoy entre los órganos policivos de toda la región. Hay que cooperar mucho más. Eso significa incorporar a Colombia, a México, continuar contando con el apoyo de Estados Unidos en las operaciones antidrogas, especialmente en la recolección de información.

También significa preparar mejor a nuestras fuerzas de Policía, con capacitación para que puedan acometer el desafío contra estructuras que están altamente organizadas, que son, además, muy versátiles y cambian rápidamente sus formas de operación.

Sin embargo, tengo la sensación de que la principal forma de combate es mediante las políticas que traigan progreso y bienestar a las zonas de mayor pobreza. Esa es la clave.

¿Tiene usted vínculos con Panamá?

Vine por primera vez a Panamá cuando tenía 12 años. Desde entonces he encontrado a un pueblo amable, inteligente y trabajador.

Viví entre panameños dos años de mi vida, como representante de un organismo internacional que tenía su sede en la Ciudad del Saber. Clayton fue mi casa.

Por tanto, para mí estar aquí es estar en mi hogar, es estar con mi gente. Costa Rica quiere y respeta al pueblo panameño.

LUIS GUILLERMO SOLÍS RIVERA

PERFIL.

Presidente de la República de Costa Rica para el período 2014–2018. Electo con más de un millón 300 mil votos, y postulado por Acción Ciudadana, fue el más votado de esa nación. Estudió historia en la Universidad de Costa Rica y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Tulane. Ha sido docente por 30 años.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código