Marbella

Temas:

RASCACIELOS. La mitad del corazón del área bancaria se encuentra en este vecindario. RASCACIELOS. La mitad del corazón del área bancaria se encuentra en este vecindario.
RASCACIELOS. La mitad del corazón del área bancaria se encuentra en este vecindario.

Es una de las zonas exclusivas de la ciudad de Panamá y pertenece al corregimiento de Bella Vista, fundado el 12 de junio de 1930 por el alcalde del distrito de Panamá, Abel De la Lastra, mediante el Decreto Alcaldicio N° 12.

La urbanización está rodeada por la Avenida Balboa -en donde el metro cuadrado supera los $3 mil dólares- que fue remodelada recientemente con la construcción de la cinta costera, uno de los sitios turísticos y de interés más concurridos de la ciudad panameña.

La cinta costera ( www.cintacostera.com) es un concepto urbano que conjugó una solución a la congestión vehicular que presentaba la avenida Balboa con un espacio abierto destinado al esparcimiento y entretenimieto familiar y recreativo.

Marbella está en el corazón del centro bancario y financiero de la ciudad, y como en otros casos, sus límites no están claros para los muchos visitantes e incluso vecinos que viven en el barrio.

Por ejemplo, el restaurante Friday’s y los edificios ubicados en frente que dicen Marbella no pertenecen al barrio; tampoco el edificio comercial Plaza Marbella [ver mapa]. Y es que según el mapa actualizado de la Contraloría General de 2010 estos lugares pertenecen al barrio de Bella Vista.

Los rascacielos, los muchos comercios, bancos y oficinas y el pesado tránsito vehicular son elementos característicos de esta zona por estos días. Por esta razón y la cercanía al mar una casa no baja de los $450 mil.

De acuerdo con el libro Historia General de Panamá, Capítulo XXVIII Historia de la Arquitectura y el urbanismo en el Siglo XX, de Samuel A. Gutiérrez, durante las décadas del 70, 80 y 90 se produjo una desencadenada eclosión de la industria de la construcción, que tiene su expresión más significativa en el desarrollo de Punta Paitilla , Marbella y Obarrio, y en el surgimiento de un centro bancario, comercial y hotelero entre la Vía España, Calle 50 y Avenida Balboa.

“Estas son las décadas de las grandes torres de oficinas y condominios, intentos de solución en las grandes áreas de marginalidad como San Miguelito. Estas obras, así como Vía Israel, Ricardo J. Alfaro y la Avenida 12 de octubre producen cambios significativos en la morfología y tipología edilicia de la ciudad”.

EDIFICACIONES

Hay varias estructuras que contemplan la Guía de Arquitectura y Paisajismo de Panamá, de Eduardo Tejeira Davis, que son característicos de la zona.

El condominio Los Delfines en Avenida Balboa fue levantado en 1992 por Edwin Brown y Vanesa Brown, que consiste en dos torres construidas en sentido diagonal con respecto a las calles en dirección hacia el Casco Antiguo.

Lo que hace que este conjunto se distinga del resto es la parte de abajo, que da la forma de una plaza triangular reforzada con una estructura de hormigón.

En la estructura abundan los volúmenes de gran plasticidad: “grandes curvas, esquinas en punta o achaflanadas, perfiles escalonados”, apunta el arquitecto Tejeira en el libro.

En ambas torres, los frentes de los últimos ocho pisos en los penthouses tienen revestimientos de vidrio.

Otra estructura que caracteriza a la zona es la de la antigua casa matriz del Banco General, en la Calle Aquilino de la Guardia, construida en 1995 por Clement & Medina que consta de un basamento y una torre de oficinas, parte de un conjunto de tres edificios.

Los otros dos son la sede del banco BAC-Panamá y una torre de apartamentos. Los arquitectos contemplaron que los tres edificios fueran construidos “de una manera armónica, complementaria y sin aderezos decorativos”.

Otro ejemplo de construcción destacada en la zona es la Torre HSBC, originalmente casa matriz del Chase Manhattan Bank en la Calle Aquilino de la Guardia construida en 1982.

Es sobrio y carece de formalismos. “Fue uno de los máximos logros estéticos de la década”, según la publicación del arquitecto Tejeira. Fue diseñado por la firma estadounidense Skidmore, Owings & Merrill y trabajó en Panamá con los arquitectos Holzer, Narbona & Bond.

En este tiempo la contratación de empresas extranjeras para diseñar edificios destacados no era muy común en la década de 1980.

SUS RESIDENTES

En reportajes anteriores, muchos residentes de barrios como Costa del Este, Dos Mares y Villa de las Fuentes Nº2 contaron que habían decidido mudarse de Marbella debido al incremento de tráfico y construcciones de rascacielos que afectaron su calidad de vida.

Pero esto no parece molestar a quienes todavía viven en el área. Tal es el caso de Dora Bastidas, quien vive desde hace 25 años en Condominios PH Marbella, uno de los primeros que fueron construidos en la urbanización. “Vivir en Marbella es una maravilla”, exclama.

Para la residente es una zona segura y céntrica, que le permite ir a pie a diversos puntos, entre ellos la Cinta Costera y a la misa en El Santuario Nacional Corazón de María, en Obarrio.

Ninette Samudio vive en Marbella desde hace dos años. Considera que entre las ventajas principales están la cercanía a las avenidas principales como la Calle 50, Avenida Balboa, Vía España), el Hospital Paitilla, restaurantes, comercios, bancos, hoteles, centros comerciales, la cinta costera y parques. “Realmente es una zona muy completa y tenemos acceso a muchas cosas y lugares”, señala.

Elida Alcedo de Arosemena se acaba de mudar al barrio hace tres meses, y cuenta que a pesar del tráfico es muy céntrico. “Tengo acceso a la calle 50, a la cinta costera y por aquí a la Vía España a través de la Avenida Federico Boyd, o hacia el otro lado, a la Vía Israel o al Corredor Sur”, expresa.

DESVENTAJAS

Dora Bastidas señala que antes del boom inmobiliario en el país podía ver el mar, el Casco Antiguo y las islas aledañas desde su balcón. Ahora, unos ocho edificios obstaculizan el panorama. Además el congestionamiento vehicular prácticamente no la deja salir de su edificio.

“Hace 25 años habían muchos lotes vacíos y solo dos calles. Ya estaba la Avenida Balboa, nadie tenía que hacer nada dentro del barrio... ahora con el incremento de edificios este sector está permanentemente congestionado”, cuenta. Ninette Samudio concuerda con Bastidas en que hay tranque constantemente.

Bastidas indica que las aceras están en pésimas condiciones y cada vez que llueve se inunda toda la calle en donde reside. Al respecto, Edwin Jaramillo, jefe de Ornato de la Junta Comunal del corregimiento de Bella Vista, indicó que “las aceras se están reparando poco a poco, en diversos puntos de Marbella hasta la avenida Balboa”.

“Las estamos haciendo a 1.60 metros de ancho para que dos personas puedan caminar al mismo tiempo sin salir a la calle”.

Jaramillo reiteró que ha sido difícil la reparación - que debe ser trabajo del Municipio de Panamá -ya que los camiones de basura entre otros vehículos repartidores y que visitan el barrio, se suben a las aceras y las deterioran.

Ricardo Domínguez, representante del corregimiento, indicó que en cuanto a los huecos en las alcantarillas -cuya labor pertenece al Ministerio de Obras Públicas y el Instituto de Alcantarrillados y Acueductos- las están rellenando con cemento, ya que las tapas de hierro son robadas.

Otra preocupación de Bastidas es el cruce para salir a la cinta costera, debido a que los carros pasan a exceso de velocidad y no hay líneas de seguridad ni semáforo.

El director de Operaciones de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), Carlos Ayuso, explicó que ya ha tenido acercamiento con la Alcaldía de Panamá para ver la forma de regular esta situación. Una de las medidas es que la Alcaldía obligue a los propietarios de nuevas construcciones a tener la cantidad de estacionamientos que requieren.

Agregó que existen cebras y semáforos en el área. Instó a los vecinos a poner las quejas en el caso que los conductores no respeten las señales porque el reglamento de tránsito contempla sanciones. Ayuso indicó que por el área siempre hay inspectores de la entidad y de la Policía Nacional.

Para Elida Arosemena, a pesar de que no tiene mucho tiempo en la zona, ha notado la falta de estacionamientos.

“Los días de semana las calles están llenas de carros en las aceras”. A esto le añade el tráfico durante el día y en las horas pico.

Ayuso, informó que están haciendo “fuertes operativos” para terminar con esta “mala práctica” de los conductores. Indicó que lo están haciendo por las denuncias ciudadanas a través del 311.

En el caso de Samudio, el ruido de las discotecas ubicadas en calle Uruguay y algunos hoteles que realizan actividades en plena semana lo hacen hasta altas horas, se hacen sentir en su apartamento.

Arosemena explica que en el área comienza a verse el deterioro de algunas residencias y piscinas que pueden ser fuentes de alimañas.

“Debemos ser más responsables y darle mantenimiento de la propiedad privada porque todos somos parte de la comunidad”.

COMERCIANTES

Marcos Abdalá, argentino, es propietario de Ajonjolí, un comercio en Marbella de alimentos orgánicos y saludables y paga $1,500 dólares al mes por un espacio de unos 12 x 8 metros.

Dice que antes tenía el negocio en San Francisco, pero no era muy rentable. “Me ha costado un poco establecer el negocio, pero cada vez hay más interés de las personas”.

Desde que se mudó al sector, su negocio prosperó y una de las razones principales es por la cinta costera. “La zona es muy cosmopolita y tiene mucho potencial”, además explica el empresario que no hay muchas fruterías cerca de la zona.

“Es un lugar muy seguro y tranquilo”, dice el argentino quien reside en Casco Viejo, cuyo problema principal es el transporte, ya que es usuario de taxis.

Dice que el ruido y el smoke lo molestan un poco, pero es inevitable y en muchas ocasiones le tiembla el piso del local por las máquinas de las múltiples construcciones de edificios de la zona. A su local entran personas de diversas partes de la ciudad. . “Llegan ciclistas y deportistas, artistas, naturistas, extranjeros antes y después de sus rutinas de ejercicio”.

LA ZONA

Dentro del barrio está la Escuela Japonesa de Panamá, el parque Ricardo Galindo que a pesar de haber quedado encerrado en medio de un mar de edificios tiene una cancha de fútbol sintética, juegos para niños, máquina de ejercicios biosaludables para adultos.

Para poder tomar transporte hay que salir a la avenida Balboa o a la Calle 50 en donde pasa el Metro Bus.

Dentro del barrio es muy difícil tomar taxi para quienes trabajan y residen en la zona.

Hay una farmacia, bancos, restaurantes, un mini super y dos fruterías. El hospital más cercano es el Centro Médico Paitilla, la Iglesia Santuario Nacional del Corazón de María. La estación de policía más cerca es la de Bella Vista y la estación de bomberos más cercana es la de Carrasquilla y la estafeta de correos de Punta Paitilla es la más aledaña.

Con información de Urania Molina

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código