BRASIL

Marcelo Odebrecht irá a su casa

Después de un tiempo en prisión, el exlíder de la constructora brasileña estará confinado en su mansión de 3 mil metros cuadrados en Sao Paulo.

Temas:

El expresidente de la constructora Odebrecht fue detenido en junio de 2015, cuando, a través de la operación Lava Jato, quedó expuesta la red de corrupción. El expresidente de la constructora Odebrecht fue detenido en junio de 2015, cuando, a través de la operación Lava Jato, quedó expuesta la red de corrupción.
El expresidente de la constructora Odebrecht fue detenido en junio de 2015, cuando, a través de la operación Lava Jato, quedó expuesta la red de corrupción. Archivo

Odebrecht es un gigante brasileño con tentáculos en 26 países, donde provee energía y agua, construye carreteras, aeropuertos y estadios y hasta fabrica submarinos. Pero fue la exportación de su modelo de corrupción lo que popularizó su nombre.

Su ex gerente general Marcelo Odebrecht, de 49 años, detenido hace dos años y medio, pasará mañana a un régimen de prisión domiciliaria para empezar a cumplir el resto de los 10 años de cárcel a que fue condenado.

Además de ser una empresa de construcción, Odebrecht S.A. también es un conglomerado de ingeniería, agricultura y producción petroquímica. Creada en 1944 en el estado de Bahía (nordeste) como una constructora civil, Odebrecht S.A. es actualmente un conglomerado de capital familiar que se forjó al calor de la obra pública.

Su último balance, de 2015, mostraba una facturación de 39 mil 111 millones de dólares y un plantel de 128 mil 426 empleados. Ese año marcó un punto de inflexión: el arresto de Marcelo Odebrecht, nieto del fundador y tercera generación de presidentes del grupo.

La mayoría de las acusaciones están ligadas a su unidad de construcción, responsable por el 43.7% de sus ingresos. Su portafolio incluye obras en el parque olímpico de Río; en el estadio Maracaná; en el puerto de Mariel, en Cuba; viviendas en Panamá; el aeropuerto Simón Bolívar, en Venezuela; el de Nacala, en Mozambique y la carretera Frand Parkway, en Texas.

El escándalo obligó a reducir la plantilla de trabajadores, actualmente entre 75 mil y 80 mil.

Bajo el mando de Marcelo Odebrecht, las actividades de corrupción se multiplicaron. Los investigadores del caso Lava Jato descubrieron que Odebrecht sobornaba a políticos para asegurarse millonarios contratos sobrefacturados en Petrobras y otras empresas estatales.

Los políticos también recibían sobornos –a título personal o disfrazados de donaciones electorales– a cambio de leyes y regulaciones favorables a la compañía.

Semejante movimiento de dinero por debajo de la mesa era meticulosamente registrado y gestionado por un departamento dentro de la empresa, dedicado exclusivamente a esa tarea.

Tras resistir durante casi dos años a una lluvia de acusaciones, el grupo acordó revelar sus delitos para suavizar las condenas y poder salvar la empresa. Así, 77 ejecutivos y exejecutivos firmaron un acuerdo de delación premiada y relataron en detalle los engranajes de la corrupción.

Marcelo Odebrecht pudo reducir de 19 a 10 sus años de condena.

Los investigadores descubrieron que el esquema de sobornos de Odebrecht, S.A. había sido replicado en otros países de Latinoamérica, como Panamá, México, Ecuador, Venezuela y Perú.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció el año pasado que Odebrecht S.A. y su filial petroquímica Braskem pagarían una multa de 3 mil 500 millones de dólares –un récord internacional en casos de corrupción–, después de haber admitido que pagaron 788 millones de dólares en sobornos en una docena de países.

El eventual colapso de la empresa llevó al juez brasileño Sergio Moro, que envió a prisión al ex CEO del grupo, a encender las alarmas. “Se trata de una empresa que por su dimensión económica, con un patrimonio de miles de millones de dólares, tiene un papel relevante en la economía brasileña (...) Hasta es razonable, dentro del contexto, discutir su sobrevivencia, mediante mecanismos de compensación, para preservar la economía y los empleos”, escribió.

ARRESTO DOMICILIARIO

Según la prensa brasileña, al ser excarcelado mañana, Marcelo Odebrecht viajará a Sao Paulo con escolta policial en su jet privado.

Una vez en la megalópolis, se reencontrará con su esposa Isabela y sus tres hijas en una lujosa mansión del barrio Morumbi.

Un portavoz del caso Lava Jato confirmó que pasará los próximos dos años y medio recluido en su casa y con tobillera electrónica. Le seguirán otros cinco años de pena, la primera mitad con salidas diurnas autorizadas y los últimos dos años y medio con la obligación de permanecer en su hogar solo durante los fines de semana.

Comparada con su actual celda de 12 metros cuadrados, la nueva prisión será una jaula de oro: ubicada en uno de los barrios privados más ricos de la ciudad, la vivienda tiene una superficie de 3 mil metros cuadrados. Y una gigantesca piscina, de acuerdo con los periódicos brasileños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Desacato del órgano legislativo Antai solicita a la Asamblea cumplir la ley

Yanibel Ábrego (Izq.) y Angélica Maytín
LA PRENSA/Archivo

Corte interamericana de derechos humanos Opinión sobre derechos LGBT es vinculante para Panamá

La Corte IDH concluyó que no encontró motivos para no reconocer el vínculo familiar entre las parejas del mismo sexo.
Tomado de Internet

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Ene 2018

Primer premio

8 4 0 1

BBCA

Serie: 4 Folio: 9

2o premio

7600

3er premio

4478

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código