DECLARACIONES DEL TESTIGO QUE EXCULPÓ AL HIJO DEL PRESIDENTE

Martinelli sí recibió coimas

Además de Mauro Velocci, ahora se suma su antiguo jefe Angelo Capriotti, entre los que atestiguan que el Presidente pidió coimas.
El hoy ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi prometió construir un hospital en Veraguas, pero la promesa nunca se concretó. Lavítola presionó a Impregilo para hacer la obra y ahora es acusado en Nápoles de extorsión. LA PRENSA/Archivo. El hoy ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi prometió construir un hospital en Veraguas, pero la promesa nunca se concretó. Lavítola presionó a Impregilo para hacer la obra y ahora es acusado en Nápoles de extorsión. LA PRENSA/Archivo.
El hoy ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi prometió construir un hospital en Veraguas, pero la promesa nunca se concretó. Lavítola presionó a Impregilo para hacer la obra y ahora es acusado en Nápoles de extorsión. LA PRENSA/Archivo.

Solo 15 días ha disfrutado Valter Lavítola del arresto domiciliario que se le volvió a conceder y ya cambia por cárcel el departamento de Roma, donde cumpliría dos años por extorsión, condenado por uno de sus múltiples juicios, algunos aún pendientes de sentencia.

Al mismo tiempo que se ordenó su traslado a la cárcel de Nápoles, se han revelado en Italia explosivas declaraciones de Angelo Capriotti, el mismo que el presidente Ricardo Martinelli utilizó para exculpar a su hijo mayor de la supuesta compra de un helicóptero como parte de una aparente coima para su padre.

El privilegio terminó ayer, cuando fue trasladado en un furgón de la Policía Penitenciaria de Nápoles desde su casa romana –donde retomó arresto domiciliario el pasado 2 de diciembre– hasta la cárcel de Nápoles Poggioreale.

Lavítola enfrenta un nuevo cargo: los fiscales napolitanos lo han acusado de extorsión, en este caso, a la empresa Impregilo, una de las compañías que participa en la ampliación del Canal de Panamá.

Según el expediente, al que ha tenido acceso La Prensa, Lavítola presionó a Impregilo para que construyera un hospital pediátrico en Veraguas, que había sido prometido por el hoy ex primer ministro Silvio Berlusconi, al menos en dos ocasiones, con motivo de recíprocas visitas de Estado de Ricardo Martinelli a Italia (2009) y de Berlusconi a Panamá (2010).

Para los fiscales de Nápoles, que Impregilo asumiera el costo de construir el hospital era otra forma escondida de desviar “coimas” al presidente Martinelli, a través del empresario cubanoestadounidense Rogelio Oruña, representante en Panamá de IBT Group, beneficiado con contratos para edificar centros hospitalarios en todo el país, por un monto superior a los 500 millones de dólares.

A principios de octubre pasado, el Tribunal de Nápoles puso fin al arresto domiciliario de Lavítola, concedido en mayo pasado, porque el viejo aliado de Martinelli violó en repetidas ocasiones las condiciones de vigilancia penitenciaria con contactos con terceras personas.

Lavítola descuenta la pena de tres años y ocho meses de prisión, por estafa y quiebra fraudulenta, al haber recibido más de 32 millones de dólares de fondos públicos para financiar el periódico L´Avanti, del que era director.

Pero no es la única condena judicial del que se considera la pieza clave en los sucios contratos entre empresas italianas y el Gobierno panameño. La Fiscalía de Nápoles lo condenó en firme a dos años y cuatro meses por intento de extorsión a Berlusconi, a quien pidió cinco millones de euros a cambio de su silencio sobre los excesos del cavaliere.

Berlusconi con prostitutas en Panamá

Entre tanto, ayer salieron a la luz las declaraciones de Angelo Capriotti –antiguo jefe de Mauro Velocci en la empresa Svmark, que debía construir unas cárceles modulares en Panamá–, quien el 9 de abril testificó ante los magistrados del caso sobre soborno internacional, que durante el viaje que Berlusconi hizo a Panamá –en junio de 2010– Lavítola le consiguió prostitutas y grabó –a escondidas– estos encuentros.

Lavítola habría utilizado esos videos para chantajear al viejo magnate italiano, recientemente expulsado del Senado. “Como pasó en Brasil –relató Capriotti–, Lavítola también facilitó mujeres mercenarias [prostitutas] al expresidente del Consejo italiano”.

Condenado a 28 meses de prisión por extorsionar a Berlusconi, Valter Lavítola será nuevamente interrogado el lunes en la cárcel.

Estas duras declaraciones de Capriotti se suman a la larga lista de escándalos en los que se involucra a Berlusconi, condenado a siete años de prisión por prostitución de menores. Su abogado, Niccolo Ghedini, lo ha desmentido.

Martinelli ¿con COCAÍNA?

El interrogatorio de los fiscales de Nápoles a Angelo Capriotti en la prisión de Poggioreale hace pocos meses no se centró solo en las cárceles modulares que debía construir el empresario italiano de Svemark en Panamá.

Capriotti reveló a los investigadores detalles del pago de coimas a través de la sociedad Devor Diagnostic, de la que, según los fiscales, “Ricardo Martinelli sería socio oculto”.

Devor Diagnostic es una empresa con cuentas bancarias en Estados Unidos, en las que tiene firma Rogelio Oruña. A esta empresa llegó dinero que los fiscales de Náoples creen que se trataba de coimas para funcionarios panameños.

En otro momento de su declaración, Capriotti dijo que Ricardo Martinelli Linares, hijo del Presidente, “resulta beneficiario de derechos televisivos concedidos por el propio Silvio Berlusconi”, actualmente condenado a cuatro años de prisión por fraude fiscal, precisamente por la compraventa de tales derechos.

La Prensa llamó ayer al celular de Rica Martinelli Linares, pero no respondió ni tampoco a una pregunta sobre este tema, enviada por correo electrónico.

Los fiscales le pidieron a Capriotti detalles del alojamiento de la delegación italiana en Panamá, en junio de 2010, y Capriotti ha explicado: “En el hotel Sheraton de la ciudad de Panamá, mi habitación estaba en la planta inferior a la de Berlusconi, junto a la del jefe del Estado Mayor de la Comandancia Marítima...”.

“Durante la estancia [en Panamá] supe que Mauro Velocci, director de proyecto de Svemark en Panamá, estaba en posesión de un video en el que aparece Martinelli tomando estupefacientes (cocaína)”.

Capriotti es, a propósito, el testigo que citaron Ricardo Martinelli padre e hijo como la persona que declaró en Italia en el tema de la compra de un helicóptero para el Presidente de Panamá.

Según lo citaron ambos, Capriotti habría declarado a los fiscales que la conversación telefónica en la que se habla del helicóptero era un montaje armado por Velocci con el fin de extorsionar al gobernante.

La Prensa igualmente llamó al Presidente, pero su celular estaba apagado, razón por la cual le envió un correo electrónico que tampoco respondió.

Pelea por la coima

El empresario italiano admitió en el interrogatorio que él no ha visto los videos de Berlusconi con prostitutas en Panamá ni el de Martinelli consumiendo drogas, pero reconoce que escuchó los diálogos grabados entre el embajador italiano Giancarlo Curcio, su asistente Saverio Rossini y Velocci sobre “la explícita exigencia de 22 millones de dólares por parte de Martinelli, como coima por la construcción de las cárceles modulares”.

Capriotti ha afirmado que quiso denunciar la coima ante el máximo representante de Italia en Panamá, y que en consecuencia se vio obligado a huir del país, “temiendo por su vida”.

Según consta en la nueva orden detención de Lavítola, “Cicci” [Chichi de] Obarrio (secretario particular de Martinelli) ordenó entonces confiscar el pasaporte de Velocci cuando intentó viajar a Miami.

“Al llegar al aeropuerto, –según Capriotti– fueron conducidos a un hangar al lado del avión de Martinelli. Pocos minutos después, llegó Lavítola en helicóptero con la [entonces] ministra [Roxana] Méndez [...]. Después fuimos todos al ministerio de Méndez, y tras un par de horas, me fue entregada una carta en la que se excluía definitivamente a Svemark de la construcción de las prisiones modulares”.

Capriotti concluyó su declaración con otro hecho destacado. “Me dirigí al embajador Curcio y este me dijo que ya había informado al hijo de Martinelli de su protesta por habérsele exigido la coima [de 22 millones de dólares]”.

Al diplomático se le envió un correo electrónico para conocer su versión, pero al cierre de esta edición no había contestado.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código