FORO ORGANIZADO POR la revista ´ellas´ de ´LA PRENSA´

Mismos planes, otras voces

Cinco esposas de igual número de candidatos a la Presidencia compartieron sus proyectos sociales y opiniones sobre la actualidad del país.

Temas:

Margarita del Pilar de Jované, Cristina Méndez de Rodríguez, Cuqui Campagnani de Navarro (María Cristina Ramírez y Yolanda Sandoval, moderadoras), Lorena Castillo de Varela y Aimée Álvarez de Arias expusieron sus planes de trabajo, de llegar a ocupar el despacho de la Primera Dama, en caso de que su respectivo esposo gane el 4 de mayo próximo la Presidencia de la República. PRENSA/ Roberto Cisneros. Margarita del Pilar de Jované, Cristina Méndez de Rodríguez, Cuqui Campagnani de Navarro (María Cristina Ramírez y Yolanda Sandoval, moderadoras), Lorena Castillo de Varela y Aimée Álvarez de Arias expusieron sus planes de trabajo, de llegar a ocupar el despacho de la Primera Dama, en caso de que su respectivo esposo gane el 4 de mayo próximo la Presidencia de la República. PRENSA/ Roberto Cisneros.
Margarita del Pilar de Jované, Cristina Méndez de Rodríguez, Cuqui Campagnani de Navarro (María Cristina Ramírez y Yolanda Sandoval, moderadoras), Lorena Castillo de Varela y Aimée Álvarez de Arias expusieron sus planes de trabajo, de llegar a ocupar el despacho de la Primera Dama, en caso de que su respectivo esposo gane el 4 de mayo próximo la Presidencia de la República. PRENSA/ Roberto Cisneros.

Respaldan y difunden sus propuestas, pero no se atacan como ellos. Hablan de los problemas sociales que aquejan a los panameños, pero no se reprochan qué partido político ha hecho más por el país. Tampoco se lanzan dardos o indirectas.

Las esposas de los candidatos presidenciales –cinco de las siete– participaron ayer de un foro realizado por la revista “Ellas” del diario La Prensa, en el que expusieron sus puntos de vista y planes para el próximo quinquenio.

Aimée Álvarez de Arias, Lorena Castillo de Varela, Cuqui Campagnani de Navarro, Cristina Méndez de Rodríguez y Margarita del Pilar González de Jované respondieron a la cita convocada en el hotel Sheraton. En tanto, Hereida De Gracia de López y Ana María Pinto de Barroso no participaron por tener compromisos previos.

De los candidatos presidenciales, solo el independiente Esteban Rodríguez y el perredista Juan Carlos Navarro llegaron al evento y se ubicaron, esta vez, entre el público predominantemente femenino.

“Hoy vengo de primer damo”, bromeó Navarro, exalcalde de Panamá. En cambio, el transportista, siempre con su característico sombrero, intentó pasar lo más desapercibido posible de las cámaras.

Minutos antes de las 9:00 a.m., las invitadas se acercaron al escenario. Allí esperaron sin hablarse hasta la intervención de inicio de las moderadoras. Cada una tenía siete minutos para exponer sus opiniones y proyectos, la mayoría contemplados en los planes de gobierno de sus maridos.

No hacía falta saber cuál es la esposa de qué candidato. Cualquiera que llegara al evento y no conociera a las protagonistas, habría caído en cuenta de cuál era su respectivo cónyuge. En sus palabras y modismos se refleja la bandera política que flamea en sus hogares.

PROPUESTAS

González de Jované, madre de los dos hijos del economista Juan Jované, manifestó con seguridad desde la mesura de su voz que la falta de políticas públicas es la razón por la que existe el Despacho de la Primera Dama.

Para ella, como la figura de la primera dama no está contemplada en ninguna ley orgánica y, por ende, no es una funcionaria, no puede manejar ni asignar recursos del Estado.

Al Despacho de la Primera Dama se le asigna un presupuesto anual de $2.5 millones. Es decir, $12.5 millones durante el quinquenio.

Entre el público, las dos ex primeras damas Dora Boyd de Pérez Balladares y Vivian Fernández de Torrijos atienden las palabras de la expositora. Ambas administraron recursos del Estado desde el Despacho de la Primera Dama entre 1994-1999 y 2004-2009, respectivamente.

La propuesta de González de Jované, quien calificó la iniciativa de los organizadores del foro como “democrática e incluyente”, considera que el arte en todas sus expresiones es fundamental para contribuir en el desarrollo de niños y jóvenes.

“Que los jóvenes pinten, canten, dancen, aprendan a tocar instrumentos, lean cuentos y poemas... así podremos llenar sus conciencias de paz”, explicó.

Añadió que si su esposo gana las elecciones, trabajará con ahínco para revertir la deserción escolar y en “generar hermandad entre los panameños”.

Cristina Méndez, madre de seis hijos con su esposo, el candidato presidencial independiente Esteban Rodríguez, respiró hondo y se armó de coraje cuando le tocó hacer uso de sus siete minutos de micrófono abierto.

Con valentía, reconoció que no está acostumbrada a hablar en público. “Quiero que lo sepan. Es la primera vez que hago esto. No es fácil”, avisó con voz entrecortada.

Del plan de gobierno de su esposo, que reconoció no ser muy extenso, dijo que se enfocará en ayudar a las niñas que quedan embarazadas y no pueden seguir sus estudios; a los agroproductores y a las comarcas indígenas, como la Ngäble Buglé, la que visitó en una de sus giras con su cónyuge, que la miraba desde la primera fila, cerca a la tarima del salón.

Con una postura completamente opuesta a la de su predecesora, Cuqui Campagnani utilizó sus siete minutos para recordar los logros de su esposo Juan Carlos Navarro en sus 10 años como alcalde de Panamá, y explicar los detalles de su plan de gobierno.

Recordó que él hizo 3 mil 800 obras sin subir impuestos; que fue reelegido en su cargo en 2004 con el 60% de los votos, y que ese mismo porcentaje era la cantidad de mujeres que integraban la planilla de la alcaldía.

“Yo he sido siempre ese brazo social de Juan Carlos”, aseguró, y agregó –igual que su cónyuge y con el mismo tono enfático– que habrá mano dura con los asesinos.

Entonces usó como ejemplo el reciente fallecimiento del periodista chiricano Ramón Monchi Cano, a manos de delincuentes, para reflejar la inseguridad en que la vive el país.

Al término de su exposición se escuchó una fuerte ovación –algunos de pie– en el salón, a diferencia de las dos “independientes”, quienes no contaron con el mismo respaldo partidista que sus tres homónimas en el panel.

Lorena Castillo, quien dio a luz a los tres hijos de Juan Carlos Varela, se acercó al podio en medio de un casi generalizado y eufórico recibimiento. Casi, porque las seguidoras de la expositora que la sucedería, Aimée Álvarez, no regalaron sus aplausos.

Algo parecido ocurriría minutos después, cuando le tocó el turno a la esposa de Arias.

También, alarmada por la inseguridad que aqueja a los panameños, Castillo dijo que se enfocaría en reforzar los valores de familia para que los jóvenes no tengan que buscar una en las pandillas.

“Hay grandes edificios, grandes estructuras, pero hay gente que se está quedando atrás. Nosotras debemos ser la voz de las mujeres que no la tienen”, recalcó.

Si Varela gana las elecciones, enfocará gran parte de sus esfuerzos en la primera infancia y la nutrición, dos puntos clave para evitar problemas de salud en el futuro y asegurar un buen desarrollo físico y mental de los niños.

Para atender la desnutrición infantil, la también periodista señaló que recuperará el plan de servir desayuno y almuerzo en las escuelas, que alguna vez propuso el expresidente Martín Torrijos (2004-2009).

Antes de dejar su lugar a la siguiente expositora, señaló que trabajaría para “que nadie se quede atrás” y para que “las personas necesitadas tengan las mismas oportunidades que nosotros”.

En un tono similar al de su esposo José Domingo Arias, con quien procreó tres hijos, Aimée Álvarez expuso sus planes usando como respaldo estadísticas y cifras oficiales y rankings internacionales.

Además de recordar los proyectos que ha impulsado la actual administración, como la beca universal, la Red de oportunidades o Ángel guardián, su exposición se focalizó en que hay que trabajar en mejorar la educación para que haya desarrollo en el país y en los derechos de las mujeres.

El proyecto Ciudad mujer es uno de los pilares de la campaña de su esposo. Allí, explicó Álvarez, se concentrarán más de 20 instituciones del Estado separadas por una puerta. “No hay nada igual a Ciudad mujer”, enfatizó.

Cada dos minutos, los gritos y aplausos de una importante comitiva de seguidoras suyas interrumpía el discurso para celebrar sus propuestas.

Además, contó que impulsará una iniciativa que no está en el plan de gobierno de Arias. Si su esposo es elegido Presidente, creará una oficina antidiscriminación.

preguntas y respuestas

El foro estuvo dividido en dos partes: la primera consistía en que las esposas de los candidatos presidenciales expusieran propuestas; y la segunda, un espacio para que el público preguntara directamente a cada una.

Consultada sobre cómo ayudará a las comarcas y zonas alejadas de la capital, Campagnani aseguró que lo hará llevando más y mejor educación y salud.

Lamentó que haya 400 mil personas pobres en el país y que la gente de las comarcas viva con $1 al día.

“Esa es la realidad de nuestro país: desigualdad”, denunció. Empero, no perdió el optimismo y se animó a pronosticar que con su esposo como presidente “va a desaparecer la pobreza extrema”.

En este sentido, González de Jované indicó que las políticas económicas son el brazo para desarrollar políticas sociales que sirvan para combatir y eliminar la pobreza.

“¿Cómo ayudará a la ciudad de Colón?”, le preguntaron a Castillo, y ella respondió que su esposo ya tiene un plan integral diseñado para desarrollar en esa ciudad, el cual se ejecutará desde el 1 de julio a las 4:00 p.m.

Sobre el cierre del evento, que duró cerca de una hora y media y reunió a unas 200 personas, le consultaron a Álvarez sobre los $100 que su esposo pretende regalar a jóvenes que no trabajan ni estudian durante seis meses.

Después del murmullo que surgió tras la pregunta, Álvarez, inmutable, explicó que el plan está dirigido a los “jóvenes en riesgo” que están quedando rezagados. “No es un premio de $100, es para ayudarlos a que salgan adelante”, resaltó.

A diferencia de sus esposos, ellas no se sacaron los trapos sucios. No son candidatas, pero igualmente tienen una fuerte injerencia en el electorado, sobre todo, el femenino.

Las esposas de los candidatos mantuvieron un foro de altura y respeto, y se limitaron a tratar los temas que afectan directamente al panameño de a pie.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código