EL CASO AHORA SERÁ DECIDIDO POR EL TRIBUNAL DE APELACIONES DE ATLANTA

Moción impide que expresidente Ricardo Martinelli salga libre

La embajada de Estados Unidos en el país confirmó en una nota –divulgada por Twitter– que Martinelli seguirá detenido mientras se resuelve la apelación.

Reacciones a medida de Cooke

Temas:

El expresidente Ricardo Martinelli deberá permanecer en el Centro de Detenciones Federales de Miami mientras se resuelve la apelación. El expresidente Ricardo Martinelli deberá permanecer en el Centro de Detenciones Federales de Miami mientras se resuelve la apelación.
El expresidente Ricardo Martinelli deberá permanecer en el Centro de Detenciones Federales de Miami mientras se resuelve la apelación. Archivo

Ricardo Martinelli  permanecerá—de momento— en el Centro de Detenciones Federales de Miami.

Así lo comunicó ayer la jueza Marcia Cooke, de la Corte del Distrito Sur de la Florida, apenas un día después de otorgar libertad bajo fianza al expresidente, detenido desde el 12 de junio pasado a solicitud de las autoridades judiciales panameñas, para que responda por la interceptación no autorizada de las comunicaciones en los dos últimos años de su mandato.

La tarde del martes, Cooke favoreció la excarcelación de Martinelli, a cambio del pago de una fianza de $1 millón, entregar su pasaporte y permanecer en su domicilio. Pero ayer, la jueza acogió una moción de emergencia presentada por la fiscalía de Miami, que suspende temporalmente la orden de fianza, hasta que el Tribunal de Apelaciones de Atlanta resuelva una apelación.

Según explicó Cooke en un escrito divulgado ayer, aunque la fianza que originalmente otorgó preveía cualquier riesgo de fuga, entendía ahora que habría un “perjuicio irreparable” para las autoridades estadounidenses si, tras su liberación, Martinelli no estuviese “disponible” para ser extraditado a Panamá.

Esto —agrega la jueza— superaría cualquier daño que pueda sufrir Martinelli, “quien ya está detenido y simplemente permanecería como está”.

LIBERTAD DE MARTINELLI SE ALEJA

El día había llegado. Los abogados de Ricardo Martinelli agilizaban el papeleo para cumplir las condiciones establecidas en la fianza otorgada el día anterior –martes 13 de febrero– por la jueza federal Marcia Cooke. El expresidente ya estaba informado sobre su inminente excarcelación. En las próximas horas sería –otra vez– un hombre libre.

De pronto, a mediodía, todo cambió.

La jueza comunicó que acogía la moción presentada la noche del martes por la fiscalía de Miami. Por tanto, la fianza –de momento– quedaba en suspenso.

Los abogados de Martinelli eran conocedores de la moción introducida por el fiscal Adam Fels, pero no creían que esta acción suspendería la orden de fianza. Al menos, eso es lo que transmitían públicamente, siempre con optimismo.

Fels nunca creyó en la excarcelación. En una audiencia celebrada el pasado 23 de enero, Cooke expresó cándidamente su sorpresa al conocer que Martinelli se encontraba en el Centro de Detenciones Federales desde el 12 de junio de 2017. Entonces, el fiscal no tardó en advertirle sobre el alto riesgo de fuga, dadas las conexiones y el patrimonio económico del exgobernante. Le recordó que el juez Edwin Torres –también de la Corte del Distrito Sur de la Florida, aunque de una instancia inferior a la de Cooke– había ordenado que permaneciera bajo custodia federal hasta completar su extradición a Panamá, certificada desde el 31 de agosto pasado.

Torres, en por lo menos dos ocasiones, negó la fianza, pese a que el propio Martinelli propuso un “paquete” que incluía el 10% de una fianza de $5 millones, otra de $2 millones, entregar la custodia de su avión y portar brazalete electrónico. La fianza también la rechazó el Tribunal Supremo estadounidense –la máxima instancia judicial de ese país– el 31 de julio de 2017.

Pero Cooke parecía tener una actitud más indulgente. De hecho, cuando en la audiencia del 23 de enero negó un habeas corpus a favor de Martinelli, comunicó estar dispuesta a examinar la fianza, pero –advirtió– esta tendría que ser presentada antes del 6 de febrero, dado que ese día perdería competencia para tratar el caso. Posteriormente, Maro Jiménez –el exfiscal de distrito que lidera el equipo legal de Martinelli en Miami– le pidió posponer la fecha; ella aceptó ampliar el plazo hasta el 13 de febrero.

Las razones originalmente esgrimidas por la jueza para otorgar la fianza –que incluía el depósito de $1 millón– tenían que ver con la condición de exjefe de Estado, la edad avanzada –cumple 66 años el próximo 11 de marzo– y el deterioro de la salud de Martinelli desde su confinamiento. Además del pago millonario, había otras 11 exigencias, como entregar su pasaporte, permanecer en su domicilio, atender todas las citaciones de la Corte, no acudir a terminales de transporte comercial y no vender o hipotecar sus propiedades. Si violaba alguno de estos términos, se emitiría una orden de captura y, una vez detenido, sería inmediatamente enviado a Panamá.

Pero apenas un día después, en atención a la moción de Fels para impedir la liberación, Cooke dijo haber entendido que está en juego el prestigio de las autoridades, quienes sufrirían un “perjuicio irreparable” si Martinelli, una vez liberado, no estuviera disponible para ser extraditado, como dicta el tratado de 1904 pactado entre Estados Unidos y Panamá. Desde el –nuevo– punto de vista de la jueza, el expresidente ya está detenido “y solo tendría que permanecer como está”.

La jueza también entiende ahora que tanto la fiscalía como la defensa tienen iguales oportunidades de ganar si el caso es finalmente dirimido en el Tribunal de Apelaciones de Atlanta, al que corresponde resolver las apelaciones contra decisiones de la Corte del Distrito Sur de la Florida. El día anterior, en cambio, auguraba que era Martinelli quien tenía posibilidades de éxito ante una eventual apelación.

Por ahora, la única apelación anunciada es la de Fels, quien en este caso representa al secretario de Estado, Rex Tillerson; al fiscal general Jeff Sessions; y al alcalde del Centro de Detenciones Federales, Robert Wilson. El fiscal tiene 14 días para sustentar su apelación.

Este asunto derivará en una nueva decisión, por lo que su desenlace –aunque se perciba cercano– ahora se aleja más.

Reacciones a medida de Cooke

Víctimas de la interceptación de comunicaciones supuestamente ordenadas por el expresidente Ricardo Martinelli durante el gobierno pasado reaccionaron  luego de que se diera a conocer la noticia.

El ex secretario general  del Partido Revolucionario Democrático (PRD) Mitchell Doens comentó que existió “ambivalencia” por parte de la jueza Cooke al otorgarle la fianza al expresidente, dado que anteriormente el juez Edwin Torres  había manifestado que  Martinelli podría utilizar sus recursos y relaciones para salir de Estados Unidos.

“Hay que tomar en consideración también que Martinelli es un prófugo de la justicia panameña. Así que yo nunca le vi sentido a que la jueza le hubiese otorgado esa fianza, que más que eso es una casa por cárcel”.

Mientras, la también dirigente del PRD Balbina Herrera aseguró que el  hecho de que se suspendiera la orden de fianza “es una decisión que hay que respetar”. “Para mí, lo más importante es que se dé la extradición. Ricardo Martinelli tiene que regresar a Panamá. No importa en qué momento sea, pero tiene que regresar a Panamá”, dijo.

Agregó que, al momento en que se dio a conocer que la jueza Cooke le  había otorgado la fianza que le permitiría permanecer en su domicilio en Miami mientras se tramita su extradición, hubo gente en Panamá que se burló de las víctimas de los pinchazos. “Se reían de nosotros. Cuando le otorgaron la fianza, [dijeron] que este era un revés para las víctimas. Para las víctimas no hay ningún revés, el único perdedor de esto se llama Ricardo Martinelli Berrocal”, argumentó Herrera.

Martinelli, añadió, “está pagando las acciones de sus hechos, perdió su partido, está preso y sigue detenido”.

En tanto, Olga De Obaldía, directora ejecutiva de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad de Ciudadana, capítulo panameño de Transparencia Internacional, manifestó que está de acuerdo con la decisión de concederle la moción de emergencia presentada por los fiscales  para que Martinelli mantenga la misma medida cautelar.

“Sencillamente, porque la medida disminuye el riesgo de que no enfrente a la justicia cuando finalmente se ejecute la extradición”, sustentó.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código