JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

Monja tuitera enseña a jóvenes de Latinoamérica a evangelizar en redes

Xiskya Valladares estuvo en Panamá para preparar a un grupo de jóvenes, como parte del Encuentro Regional de Responsables de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (Riial) y Responsables de Plataformas Digitales en Centroamérica, México y el Caribe.

‘La de Panamá va a ser una JMJ muy latinoamericana’

Temas:

Xiskya Valladares, de la congregación Pureza de María, con el grupo de jóvenes latinoamericanos que participó de los talleres en Panamá. Cortesía Xiskya Valladares, de la congregación Pureza de María, con el grupo de jóvenes latinoamericanos que participó de los talleres en Panamá. Cortesía
Xiskya Valladares, de la congregación Pureza de María, con el grupo de jóvenes latinoamericanos que participó de los talleres en Panamá. Cortesía

Si no fuera porque viste hábito, al escuchar una conferencia de Xiskya Valladares lo primero que uno pensaría es que es una estratega de redes sociales y una experta comunicadora: directa, concisa y muy bien informada.

Le dicen la monja tuitera, de hecho, si coloca esta frase en un buscador de internet su nombre será lo primero que aparezca. Y sí, es religiosa y también periodista, y autora de tres libros.

Esta semana estuvo en Panamá para preparar a un grupo de 23 jóvenes de México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá para que asuman el rol de evangelizar a través de las redes sociales. Se trata de una apuesta de la Iglesia católica panameña surgida a raíz de la organización de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que tendrá lugar del 22 al 27 de enero de 2019.

De seguro lo de evangelización digital le suena a mucho contenido religioso y le recuerda las múltiples cadenas de WhatsApp que a diario llegan a los celulares con lecturas del Evangelio y homilías de sacerdotes, y con imágenes fulgurantes de santos y de la Virgen María. Pues no. La hermana Xiskya es clara al asegurar que ese no es el objetivo de la evangelización a través de las redes sociales y así lo transmitió a los jóvenes, y también al equipo de comunicación y prensa de la Arquidiócesis de Panamá durante un conversatorio.

“No se trata de bombardear con mensajes religiosos, se trata sobre todo de ser testigos con nuestra actitud, con nuestra apertura, con nuestro diálogo, con nuestro modo de escuchar, con nuestro modo de estar en esas redes sociales, y de proponer sin imposición, no por proselitismo sino por atracción, el Evangelio; y cuando decimos Evangelio nos referimos a los valores que Jesús nos enseñó a través de su palabra”, adujo.

Les habló de la importancia de conocer el objetivo de cada una de las grandes redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram), de definir el público al que quieren llegar para utilizar el lenguaje apropiado, de aplicar una estrategia clara (calendario de contenidos, cuántas veces por día publicar) y medir el alcance, las impresiones de pantallas, los seguidores, pero sobre todo, el engagement, ese indicador de cuánto nos comparten, cuántos se quedan con nosotros.

Los jóvenes latinoamericanos se fueron a sus respectivos países con los pilares de su Social Media Plan.

La religiosa, de nacionalidad nicaragüense y radicada en España, en momentos en que dicta un taller. Cortesía Expandir Imagen
La religiosa, de nacionalidad nicaragüense y radicada en España, en momentos en que dicta un taller. Cortesía

¿Por qué darle este papel a los jóvenes?

Primero porque los jóvenes están ahí, es donde más tiempo pasan, y segundo porque la Iglesia quiere darles protagonismo, delegar en los jóvenes para revitalizar a la propia Iglesia.

¿Cómo está la Iglesia con los jóvenes hoy?

Veo una gran diferencia en cómo está la Iglesia con los jóvenes en Latinoamérica, y cómo está respecto a España. En España, desde luego, alejadísimos, en la Iglesia los domingos no se ve gente joven. Aquí en Latinoamérica, sin embargo, todavía veo muchísimos jóvenes que van a misa, que se entusiasman en trabajar con la Iglesia, que dan su tiempo de forma voluntaria, que están comprometidos en grupos juveniles.

Pero existe una gran realidad, y es que también hay muchos jóvenes que están perdidos, porque las familias están divididas. Cuando un niño no tiene un padre y una madre que le transmita la fe es muy difícil que después de manera innata la fe venga a él, y puede correr más riesgos. Entonces, la labor principal de la Iglesia es darle protagonismo a los jóvenes comprometidos para que sean ellos los que se acerquen a esta otra juventud que está más alejada.

Tiene cuenta en Twitter desde julio de 2009 y a la fecha acumula más de 50 mil 300 seguidores.

“El post perfecto es el que tiene una llamada a la acción”, les dijo a los colaboradores de la Arquidiócesis la monja tuitera, no sin antes recordarles la importancia de trabajar con calidad, tanto en las fotos como en los videos y los textos.

En un mea culpa hacia la forma en que la Iglesia se trasladó del papel a lo digital agregó: “No se nos ocurre hacer preguntas, sondeos, streaming. Los temas de solidaridad, paz y justicia no interesan solo a los católicos, también a los no creyentes, y eso es importante”, expresó la religiosa, como una forma de clarificar el mensaje de que las redes de la Iglesia católica no deben buscar impactar solo en los creyentes.

“Yo sé que el 20% de mis seguidores son ateos y un 80% no lo son, y yo estoy contenta con eso (...) porque a mí me gusta sobre todo hablar para católicos, o cristianos en general, que no van a misa los domingos pero que tienen una buena voluntad y tienen una necesidad de Dios; y para ateos que siendo que ellos no tienen el don de la fe tienen buena voluntad y deseo de llenarse el corazón”, indicó.

‘La de Panamá va a ser una JMJ muy latinoamericana’

Xiskya ValladaresTomada de @ArquiPanama Expandir Imagen
Xiskya ValladaresTomada de @ArquiPanama

Xiskya Valladares está segura de que la organización, el estilo y la impronta de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Panamá será igual a la de sus versiones anteriores. Sin embargo, también está consciente de que tendrá dos claras diferencias con respecto a ellas: menos asistentes de un menor número de países, por la fecha elegida, y una calidez que es típica de los latinoamericanos.

“Creo que van a participar más los latinoamericanos que de otras partes del mundo -de hecho en Europa ya no está teniendo impacto la JMJ-. Esta será una primera diferencia importante, será una JMJ muy latinoamericana”, manifestó.

El problema del clima de Panamá, manifestó, no ha permitido que la actividad se hiciera en épocas en que en Europa, por ejemplo, están de vacaciones.

Valladares también destacó la importancia para el país. La marca Panamá se está jugando mucho en este momento a nivel mundial, indicó, porque van a venir jóvenes de diversas partes del mundo. “El cómo se encuentren ellos aquí va a ser determinante para que luego aumente el turismo o no”, añadió.

Y, ¿para la Iglesia? Lo importante, dijo, es que la JMJ es una oportunidad enorme de evangelización, de catequización de la gente que está más dormida. “Eso te hace cuestionarte, ilusionarte, motivarte para volver a vivir una fe dentro de una Iglesia más activa”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Nov 2018

Primer premio

2 0 5 9

CAAC

Serie: 1 Folio: 8

2o premio

1641

3er premio

1301

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código