INVESTIGACIÓN GLOBAL

Mossack Fonseca y los millones de Siemens

La estructura del negocio de la firma Mossack Fonseca habría ido más allá que la simple constitución de sociedades anónimas. También habrían asesorado a sus clientes en el manejo de su patrimonio, como sería el caso de uno de los exejecutivos de Siemens, en el periodo en el que la empresa estuvo vinculada a un caso de sobornos en los contratos obtenidos por la gigante multinacional de ingeniería y electrónica de Alemania.

Temas:

El diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’ intentó conocer la versión de Hans-Joachim Kohlsdorf, pero no respondió a sus cuestionamientos. Tomado de Internet El diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’ intentó conocer la versión de Hans-Joachim Kohlsdorf, pero no respondió a sus cuestionamientos. Tomado de Internet

El diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’ intentó conocer la versión de Hans-Joachim Kohlsdorf, pero no respondió a sus cuestionamientos. Tomado de Internet

Los intentos por frenar la primera intervención de Financial Pacific habrían sido para ocultar información. Los intentos por frenar la primera intervención de Financial Pacific habrían sido para ocultar información.

Los intentos por frenar la primera intervención de Financial Pacific habrían sido para ocultar información. Foto por: Archivo

Jürgen Mossack Jürgen Mossack

Jürgen Mossack Foto por: Archivo

Ramón Fonseca Mora Ramón Fonseca Mora

Ramón Fonseca Mora

Ramsés Owens Ramsés Owens

Ramsés Owens Foto por: Archivo

Financial Pacific y sus directivos Iván Clare y West Valdés eran clientes de la firma Mossack Fonseca. Financial Pacific y sus directivos Iván Clare y West Valdés eran clientes de la firma Mossack Fonseca.

Financial Pacific y sus directivos Iván Clare y West Valdés eran clientes de la firma Mossack Fonseca. Foto por: Archivo

Borrando las relaciones Borrando las relaciones

Borrando las relaciones

La confianza es el factor más importante en una relación de negocios. Mancuernas corporativas y estructuras financieras son sólidas cuando hay seguridad y credibilidad. Esto era lo que ofrecía la firma Mossack Fonseca a sus clientes: servicios con la más alta confidencialidad y protección posible.

“El equipo de ejecutivos de Mossack Fonseca está en la capacidad de asesorarlo sobre la opción que mejor se adapte a sus necesidades, de forma rápida y eficiente. Si usted requiere información sobre las alternativas que son de mayor beneficio a la hora de elegir una jurisdicción para constituir una compañía, la experiencia y conocimiento especializado de nuestros expertos será su mejor aliado de negocios”.

Así reza uno de los mensajes que la firma de servicios legales, fiduciarios y administración de activos destaca en su página electrónica.

¿Cómo lograba parte de sus objetivos?

La información obtenida por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartida con otros 109 medios a través del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) es reveladora.

La firma Mossack Fonseca, cuyos socios y fundadores activos son Ramón Fonseca Mora y Jürgen Mossack, ha sido cuestionada por sus supuestas malas prácticas, que habrían sido expuestas de la información extraída de los millones de documentos que revelarían el núcleo de su negocio fiduciario, el tipo de clientes de su portafolio y las empresas locales que habría utilizado como aliadas para el movimiento de fondos, porque su estructura de negocio habría ido más allá de la constitución de sociedades.

Un caso particular es el de Hans-Joachim Kohlsdorf, director de Siemens Mesoamérica hasta 2009.

Kohlsdorf salió del grupo tecnológico alemán justo después de estallar un enorme escándalo de sobornos. En aquel momento, la investigación de la autoridad bursátil estadounidense –U.S. Security Exchange Comission (SEC)– halló que, entre marzo de 2001 y septiembre de 2007, Siemens había realizado 4 mil 283 pagos ilegales para cerrar contratos en Venezuela, México, Rusia, Vietnam, Nigeria, Argentina y China.

Según los reportes periodísticos, el entonces director de Siemens en Mesoamérica, Kohlsdorf, estaría al tanto de los pagos que se generaron en la región.

Con este trasfondo habría llegado a Mossack Fonseca Asset Management, la división de la firma encargada de dar el asesoramiento de inversiones.

La multinacional Siemens puso fin a la práctica de sobornos con una serie de medidas, incluyendo la reestructuración de su directiva y la implementación de un código de ética.

De hecho, la decisión más notoria fue acordar el pago de mil 600 millones de dólares a las autoridades estadounidenses y europeas tras el pago de los sobornos, a fin de poder obtener contratos masivos de obras públicas en todo el mundo. Esta decisión se tomó el 15 de diciembre de 2008.

Los documentos obtenidos por el diario Süddeutsche Zeitung sugerirían que movimientos financieros cuantiosos hacían parte de la vida de Kohlsdorf, el cliente que desde empresas creadas en Panamá e Islas Vírgenes Británicas habría llegado a mover sumas multimillonarias, y que habría terminado también en la polémica y ahora fallida casa de valores panameña Financial Pacific.

Los vínculos entre las diferentes divisiones de Mossack Fonseca y Kohlsdorf se habrían iniciado en 2007, a través del ecuatoriano Lutz Lorenz y la sociedad Gillard Management Inc., justo cuando la tormenta de los sobornos azotaba a Siemens y se esparcía a nivel internacional y los medios se hacían eco del escándalo en diversas partes del mundo.

En febrero de 2008, el mismo Kohlsdorf y Lorenz habrían viajado a Panamá para reunirse –en el centro comercial Multiplaza– con Dirk Brauer, ejecutivo de Mossack Fonseca Asset Management.

La sola presencia de Kohlsdorf en este encuentro sugeriría que se trataba de una operación muy importante.

En esa reunión habrían acordado firmar toda la documentación necesaria para lograr la exitosa transferencia de fondos, según habría compartido Brauer a otros miembros de la firma.

“Súper. Excelente. Suena bien, y parece que se pondrá mejor”, habría respondido el abogado panameño Ramsés Owens, que para entonces era parte del staff de Mossack Fonseca.

Owens era el gerente de Mossfon Trust Corporation y, por lo tanto, recibía los avances logrados con los clientes que, además de necesitar sociedades anónimas, también requerían de los servicios de la fiduciaria del grupo.

Después de aquel encuentro, habría quedado claro que los nuevos clientes estarían inquietos por una cuenta en Suiza, y una de las soluciones que Mossack Fonseca habría presentado fue abrir una cuenta temporal en Financial Pacific, donde podrían depositar fondos que serían movidos en transacciones posteriores.

Financial Pacific era la casa de valores que desde 2005 Owens describiría como la empresa de servicios financieros con la que Mossack Fonseca tenía la “mejor experiencia en Panamá”.

Owens habría hablado del mismo negocio cuyo ADN quedó al descubierto años más tarde, tras acusaciones de fraude, que a la postre terminaron en señalamientos y denuncias en las que se advierte que la casa de valores era una entidad que prestaba su estructura para lavar dinero (ver recuadro: El lado oscuro de Financial Pacific).

En septiembre de 2008, –seis meses después de aquella reunión en Multiplaza en la que habrían participado Kohlsdorf y Lorenz con representantes de la firma panameña– habrían empezado a observarse algunos movimientos en la cuenta que Kohlsdorf y Lorenz habrían tenido en Financial Pacific.

Los clientes habrían pedido una transferencia por el monto de $4.1 millones desde la cuenta que la sociedad Gillard Management tenía en esta casa de valores. La transacción sería a favor de Siemens AG.

Para esta misma fecha, en Mossack Fonseca se habría hablado de preparar un contrato de inversión para manejar $32.4 millones para lo cual Owens habría ordenado hacer no uno, sino varios documentos contractuales.

El propósito habría sido segmentar el multimillonario fondo, con la finalidad de que el banco, a través del cual moverían el dinero, “no diera problemas”, habría dicho Owens en su momento.

El abogado, que trabajó en la firma hasta 2011, habría dado la instrucción de hacer varios contratos; estos deberían estar bajo el nombre de Gillard Management, Equifera Alliance, S.A. y Casa Grande Development, sociedades que finalmente estarían vinculadas con Kohlsdorf y Lorenz.

Un dato curioso habría sido la existencia de un contrato entre Equifera Alliance S.A. y Siemens AG.

Según la información a la que ha tenido acceso el Süddeutsche Zeitung, en este contrato, Equifera Alliance se habría comprometido a pagarle a Siemens AG $32.4 millones a raíz de diferentes negocios relacionados con la empresa alemana.

Cuando quedaron expuestas las operaciones sospechosas de las filiales de Siemens AG en América Latina, se descubrió que estas se daban a través de cuentas bancarias con diferentes bancos y a través de compañías offshore durante varios años.

Por este caso, Siemens llegó a un acuerdo con las autoridades alemanas, que contemplaba que el dinero que quedaba en esas cuentas bancarias sería devuelto a los libros de la empresa.

Según medios alemanes, cuando el fiscal de la causa interrogó a Kohlsdorf, no pudo probar ningún delito, por lo que el juicio en su contra no prosperó.

Según los referidos medios, Kohlsdorf habría encontrado una manera de transferir el dinero que supuestamente fue utilizado para pagar sobornos en América Latina a Siemens, quienes posteriormente certificaron que todos los fondos fueron devueltos.

Sin embargo, de acuerdo con los registros de Mossack Fonseca Asset Management, a los que ha tenido acceso el Süddeutsche Zeitung, Kohlsdorf habría tenido una cuenta en el banco Société Générale, Bahamas, en la que recibió un depósito en oro valorado en unos $500 millones, en noviembre de 2013.

Dicho depósito, según el Süddeutsche Zeitung, habría entrado al sistema bancario de Bahamas, a través de Mossack Fonseca Asset Management.

Esta misma cuenta también habría recibido depósitos en diferentes monedas. En octubre de 2012, por ejemplo, supuestamente recibió $65 mil; en marzo de 2013, $64 mil, y en noviembre de ese mismo año, habrían llegado otros $422 mil. La cuenta mostró transacciones en dólares australianos, libras esterlinas y euros.

El diario Süddeutsche Zeitung intentó contactar a Kohlsdorf para conocer el origen de los fondos y obtener su versión de los hechos, pero no fue posible.

Las conexiones entre los casos de corrupción de Siemens y las sumas de dinero que se habrían movido a través de cuentas pertenecientes a su exdirector debieron haber encendido luminosas alertas rojas en Mossack Fonseca.

Cuestionado ahora sobre este tema, Owens aseguró–vía correo electrónico– que no recordaba siquiera el nombre del cliente, pero estaba seguro de que quien lo había atendido sí le hizo el llamado due diligence, como en todos los casos “sin excepción”.

¿Por qué razón utilizaban Financial Pacific y no un banco, como dice la firma que es la generalidad?

“En la generalidad siempre se usaban bancos. No recuerdo la razón, pero puede ser que por unos meses usaron a Financial Pacific y después se desencantaron con ellos”, respondió Owens.

Se le preguntó, además, sobre las razones por las que se habrían hecho varios contratos para segmentar la suma de $32.4 millones con la finalidad de no alertar a los bancos, pero Owens dijo: “la verdad no recuerdo esto”.

Este diario envió un cuestionario a Ramón Fonseca Mora y a la directora de Asuntos Legales, Sara Montenegro, pero al cierre de esta edición no habían respondido las preguntas vinculadas con el tema.

En el pasado reciente, Montenegro afirmó que la firma fue pionera en Panamá en el due diligence, mientras que Fonseca asegura que el 90% de sus clientes es profesional, es decir, bancos, fiduciarias, firmas de abogados y contadores que, a su vez, revenden las sociedades a sus clientes finales “que a veces se meten en problemas”.

Borrando las relaciones

Hace un año, cuando ya todo estaba dicho respecto a los manejos irregulares de Financial Pacific y de la relación de esta firma con el expresidente Ricardo Martinelli, los más altos directivos de Mossack Fonseca habrían empezado una pesquisa interna para terminar con cualquier relación que la firma hubiera tenido con la casa de valores Financial Pacific.

Ramón Fonseca Mora habría pedido un reporte al respecto y habrían salido a relucir varias sociedades creadas, principalmente para West Valdés, uno de los directivos y dueños de Financial Pacific.

Entre estas se encuentran: Boquete International Investments, S.A., Crystal Palace, Inc., Serton Tradign, S.A., y Speedrunner Foundation.

La sociedad Crystal Palace, Inc., fue una compañía creada para Valdés y su socio Iván Clare.

En tanto, Speedrunner habría sido la fundación en la que, a través de otras dos sociedades, Valdés habría solicitado a la fiduciaria de Mossack Fonseca, en 2006, preservar y administrar el patrimonio de su familia.

Boquete International Investments, S.A., por su lado, habría sido la estructura legal por medio de la cual se comprarían fincas que más tarde serían vendidas.

El concepto habría sido discutido con el entonces gerente del negocio fiduciario, Ramsés Owens, quien en 2006 habría dado las directrices para que se atendiera con urgencia la solicitud de Valdés.

Cinco años más tarde, la firma habría recomendado renunciar de las sociedades, ya fuera del consejo fundacional o declinar como accionistas, de acuerdo con la información obtenida por las revelaciones filtradas en millones de documentos que obtuvo el diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos con otros 109 medios a través del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), en las que quedaron al descubierto las supuestas malas prácticas de la firma de abogados Mossack Fonseca.

Entre socios y empleados habrían ido y venido correos electrónicos en los que se habría preguntado cómo los ejecutivos al frente de Financial Pacific se habían convertido en clientes. Informarían que llegaron de la mano del abogado Ramsés Owens, a lo que Ramón Fonseca habría contestado: “Dios los cría y ellos se juntan”.

Cuando Fonseca habría dicho eso, Owens tenía cuatro años de haber dejado la firma.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

SEGURIDAD Advierten del aumento de las estafas telefónicas en Azuero

Exhortan a la población a presentar las debidas denuncias.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Abr 2019

Primer premio

1 8 6 7

DCCC

Serie: 8 Folio: 6

2o premio

2342

3er premio

1279

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código