ÁREAS INDÍGENAS Y RURALES

Niños abandonan la escuela para trabajar

La población de la comarca Ngäbe Buglé aporta la mayor cantidad de menores de 17 años de edad dedicados a labores agrícolas.

Temas:

En Panamá hay 26 mil 710 niños y niñas que trabajan, según datos de la Contraloría General. En Panamá hay 26 mil 710 niños y niñas que trabajan, según datos de la Contraloría General.
En Panamá hay 26 mil 710 niños y niñas que trabajan, según datos de la Contraloría General. Archivo

Un estimado de 168 millones de niños en el mundo se ven obligados a trabajar , y de ellos 98 millones lo hace en la agricultura, sector que concentra la mayor proporción de este tipo de trabajo, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Panamá no escapa a esa realidad, toda vez que el 75% de los 26 mil 710 niños y niñas entre 5 y 17 años que trabajan se encuentran en las áreas comarcales y rurales, siendo la agricultura la actividad de mayor demanda, según datos de la encuesta de trabajo infantil de 2014, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República.

El último informe de trabajo infantil afirma que esta situación se manifiesta sobre todo en adolescentes de entre 15 y 17 años de edad.

El documento resalta que la población ngäbe buglé aporta el mayor número de menores de 17 años.

Entre ese grupo se encuentra Silvia, de 13 años de edad, una joven indígena que cada inicio de cosecha de café se traslada con sus padres hacia la vecina Costa Rica.

Igual lo hacen indígenas de las provincias de Bocas del Toro y Veraguas, quienes en ocasiones caminan por las montañas para llegar a las áreas de Paso Canoas y Río Sereno, en Chiriquí, para cruzar la frontera.

EXPERIENCIA

La directora de la oenegé Casa Esperanza, Angélica Lavítola, expresó que la deserción escolar en la comarca Ngäbe Buglé es un problema que requiere atención.

Añadió que de cada 10 niños y niñas, entre 3 y 4 abandonan los centros educativos, mientras otros no aprenden a leer ni a escribir, porque nunca fueron a la escuela (ver gráfico de las causas por las cuales los indígenas no estudian).

Las cifras que maneja Lavítola se basan en el trabajo de campo que Casa Esperanza realiza para captar a la niñez que trabaja en la comarca.

Agregó que estos indígenas son una población migrante que está en la búsqueda constante de oportunidades para poderse mantener, lo que lleva a que los niños no sean insertados en el sistema escolar.

LA POBREZA

Pie de foto Expandir Imagen
Pie de foto LA PRENSA/Credito

Por su parte, el coordinador de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), Tito Díaz, expresó que el hecho de que los niños y niñas no puedan atender la escuela, por tener que ayudar a su familia en la consecución de los alimentos, se convierte en una restricción para el desarrollo de las comunidades donde viven y del propio país.

La pobreza es una de las causas del trabajo infantil, porque algunos niños y adolescentes están inmersos en esta actividad por necesidad, sostuvo Díaz.

El representante de la FAO hizo estas apreciaciones durante la firma de un convenio para desarrollar programas que ayuden a evitar la deserción escolar en el distrito Nole Düima, con el apoyo de Casa Esperanza.

Otra que opinó de los efectos negativos que en los jóvenes y en el país implica abandonar o no entrar al sistema educativo fue la viceministra del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, Zulphy Santamaría.

“Cuando se permite que un menor trabaje se le está robando su futuro, porque por un lado se le priva de cumplir las etapas que le corresponde vivir, mientras que por otro se le condena a no tener aspiraciones laborales”, sostuvo.

Acotó que la educación brinda la oportunidad de conseguir los conocimientos que los ayuden a aspirar a un mejor salario, y por ende una mejor calidad de vida.

POSICIÓN ALENTADORA

Panamá tiene la menor cantidad de niños trabajadores en comparación con otros países de América Latina que realizan encuestas de trabajo infantil.

A manera de ejemplo, se tiene que en el país hay 14 mil 477 menos niños trabajadores que en Costa Rica, cuya población es de 4.6 millones de habitantes, de acuerdo con el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Censo.

Costa Rica es el segundo país entre 17 naciones de la región que realizan encuestas sobre el trabajo infantil.

Igualmente, se informó que en comparación con El Salvador, en Panamá hay 117 mil 458 menos niños trabajadores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código