PROPUESTA DE cambios PARA DESARROLLO DE LA CALZADA

Nuevo Amador de residencias, lujos y rellenos

Hace 16 meses se entregó una propuesta para rediseñar Amador con casas de lujo y un turismo selecto, desarrollo en el que la cinta costera tres sería el acceso expedito.

Los chorrilleros marcharon en respaldo a su dirigencia en junio de 2011. Reclamaban como suya la cinta costera tres: la llamaban como lo hacía el Gobierno: la “cinta chorrillera”.

Nada se conocía de una propuesta encargada por el Gobierno que propone cambiarle el rostro a un área destinada al esparcimiento de los panameños y polo de desarrollo turístico.

El presidente, Ricardo Martinelli, la Secretaría de Comunicación del Estado y cada vocero gubernamental repetía el discurso: el objetivo de la “cinta chorrillera” es agilizar el tráfico hacia el oeste del país, no era para unir supuestos proyectos inmobiliarios que se desarrollarían en Amador. Nada de eso.

Hoy, tras la renuencia del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se conoce la propuesta para actualizar el plan estratégico en Amador, gracias a una consultoría encargada por el MEF, la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (UABR) y la Secretaría Ejecutiva del Fondo de Preinversión (FPI).

La propuesta tiene como un eje central la conectividad del desarrollo de Amador con la cinta costera tres –un polémico y costoso relleno sobre el mar– que ha puesto en peligro el carácter de Patrimonio de la Humanidad del histórico Casco Antiguo.

Según la proyección, “la cinta costera tres [será la] principal vía de acceso a la península y a las islas de Amador...”.

La propuesta, como se ve, sí conectaría la cinta costera con el desarrollo en Amador, cuya gran novedad sería la construcción de lujosos edificios de uso residencial, así como casas plurifamiliares de lujo, algo que riñe con el contenido en la aún vigente Ley de Uso de Suelos de las Áreas Revertidas.

Eso sin contar el plan de nuevos rellenos de mar a lo largo de la nueva configuración de la calzada, que irían “desde la ensenada de El Chorrillo hasta la isla de Flamenco en Amador [...] así como la interconexión de la cinta costera”.

Así se aprecia en el texto y maquetas del informe de 148 páginas denominado Actualización del Plan Estratégico para el Desarrollo Turístico y Urbanístico de Amador para un horizonte de ejecución 2011-2026, fechado, empero, en enero de 2012.

Aunque la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos del MEF asegura que este informe busca “actualizar” el plan maestro de turismo de Amador de 1996, expertos e involucrados en la materia aseguran que, más que actualizar, cambia completamente la visión vigente de Amador.

Después de más de 16 meses de haber sido entregado al Gobierno por la empresa española C4T Tourism, Business & Planning –a un costo de 1.5 millón–, el contenido de la “actualización” del plan maestro de Amador es todo un secreto.

Este diario obtuvo el documento tras un largo trámites, y con la advertencia del MEF de que no puede ser reproducido sin su autorización. No obstante, dado que su contenido es de carácter público, este medio decidió divulgarlo parcialmente.

Rellenos y riesgos

El plan maestro de turismo original –encargado por la extinta Autoridad de la Región Interoceánica, hoy UABR– promovía “como objetivo fundamental aprovechar al máximo el sitio existente” para el esparcimiento, contrario a la actualización que recomienda crear nuevos espacios a través de rellenos marinos.

Se planteaba mantener la mayor parte de vegetación, evitar parcelas costosas de bienes raíces en la bahía, edificios altos y el uso intensivo de las islas a fin de minimizar el tránsito automovilístico en la calzada. Pero todo lo que se quería evitar en el plan de 1996 es justamente el eje de desarrollo de la nueva propuesta.

“El plan estratégico proponía una mayor preservación medioambiental y un bajo nivel de explotación en las islas. Actualmente es precisamente aquí donde se concentra la explotación y la densidad con respecto al total del área del plan”, admite la propuesta.

Las consecuencias serían “alteraciones ambientales que podrían llevar a las islas a una condición de fragilidad en su paisaje”, indica el informe. El mismo documento señala que la deforestación en las islas para las nuevas infraestructuras pone en riesgo las especies que habitan en estos bosques tropicales secos.

Con la nueva visión de Amador, en la isla Naos se admiten los tres edificios residenciales de siete pisos y el hotel cinco estrellas que está en construcción y en la última isla, una marina.

Pero, a pesar de las prohibiciones del plan de 1996, si hoy se da un vistazo a la calzada de Amador, a simple vista se hace notorio que el plan no se respetó. Y, son esas alteraciones las que sirven de argumento a C4T para definir su nuevo desarrollo.

“El contexto social, económico y cultural ha cambiado de manera considerable, nuevas infraestructuras a nivel macroterritorial se han desarrollado en las cercanías de la zona, lo que altera flujos de consideración y añade nuevos puntos en el entorno”, observan los autores del estudio.

De ahí que ampliar la calzada de Amador a cuatro carriles sería la vía para incrementar el flujo turístico a las nuevas áreas, sustenta C4T.

Para el arquitecto Ricardo Bermúdez, que trabajó en el diseño de 1996, esta “actualización” rompe totalmente con lo original, que prohíbe proyectos de alto impacto en las islas por ser ecosistemas frágiles.

“No porque las islas hayan sido desarrolladas las vamos a rellenar de hoteles”, criticó Bermúdez. “Justificar los cambios en base a los yerros cometidos es, precisamente, aumentar el impacto de los yerros cometidos”, añadió.

“Debiéramos actuar con mucha prudencia en el tema de las islas”, enfatizó, tras revisar el estudio, que le proporcionó este diario.

Vialidad y su uso

El primer relleno que se propone es en El Chorrillo (avenida de los Poetas), que se adicionará a la tercera fase de la cinta costera. El relleno contaría con zonas verdes y estacionamientos, y conectará el puente de las Américas con la avenida de los Poetas.

Se propone dejar una franja de agua que separe la cinta costera del proyecto Amador, resultando una especie de lago artificial de agua salada, y tendría a su alrededor edificios, lujosas residencias y locales comerciales (ver punto dos de la infografía).

Las viviendas propuestas en esta “zona mixta” son de “alto nivel”, de hasta 250 metros cuadrados con jardín privado. Tendrían vistas al Canal, “lo que les permite tener su barco amarrado delante de casa”, indica el documento.

En esta misma franja con entrada al mar se propone construir el “hub del ocio”, en 20 mil metros cuadrados, con cabarets, teatro, salas de baile, restaurantes, bares y un casino de lujo para turistas “de elevado nivel socioeconómico” y con “reglas de etiqueta y normas de acceso que permitan seleccionar una clientela correspondiente a unos estándares socioeconómicos” y que “generen sinergias con otras actividades de ocio de máximo nivel”.

El relleno continúa, y antes de llegar al Museo de la Biodiversidad se convierte en un parque, cuya forma en la maqueta es parecida al Mirador del Pacífico de la cinta costera, recién inaugurado.

Luego, el estudio proyecta que el relleno conecte con el museo y prosigue con la ampliación a cuatro carriles de la calzada de Amador.

Antes de llegar a las islas, la calzada se desdobla en un relleno en forma de U, en cuyo centro albergaría una megamarina con una capacidad para 940 botes (ver punto 4 y 5 de la infografía).

En tierra firme, en sentido contrario al relleno, se ubicaría el nuevo centro de convenciones y una terminal de cruceros, que ya fue descartada por la Autoridad de Turismo, en marzo pasado (ver punto 7 de la infografía).

Según Bermúdez, la nueva vialidad incrementaría el uso vehicular, que era lo que originalmente se quería evitar, y sería paso expedito para nuevos desarrollos en Amador.

“Enlazar la cinta costera tres promoverá el tráfico vehicular en el entorno de Amador, lo que lo hará perder su escala humana y peatonal”, indicó Bermúdez, nombrado como el “zar” de Amador por el hoy exministro de Economía y Finanzas Alberto Vallarino.

¿Ejecutan trabajos?

Hace tres semanas la draga Barú –de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP)– está en la zona donde se propone la megamarina.

Según la ACP, la draga saca muestras, hace un trabajo de exploración, parte del ensanche y mejoras a la calzada. El equipo fue contratado por la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (UABR), por 1.2 millón de dólares, informó la ACP.

Pero Juan Carlos Orillac, secretario ejecutivo de la UABR, lo negó: “La UABR no ha alquilado ningún equipo a ninguna empresa ni institución. Sin embargo, la ACP es la que está diseñando la ampliación de la Calzada; es muy probable que ellos estén haciendo lo propio objeto de dicho diseño”, respondió por correo electrónico.

Se preguntó a la UABR, a través de Relaciones Públicas, si esos trabajos de perforación obedecían a la actualización del Plan Maestro de Turismo o a la marina que esboza dicho documento, pero tras cinco correos, no hubo respuesta.

El dragado de lama es, según el estudio, el primer paso para desarrollar la nueva vialidad con la cinta costera tres.

Parte de los trabajos que recomienda este nuevo plan de Amador ya se han discutido, como ampliar la calzada y el sitio para el nuevo centro de convenciones. El Gobierno también hizo estudios de batimetría para ubicar el puerto de cruceros donde está el Club de Yates, como propone C4T, pero se descartó dos meses atrás por lo costoso de mantener el calado.

Dado que la draga Barú hace exploraciones para trabajos “de ensanche y mejoras de la calzada” –según la versión de la ACP– se consultó a Orillac si el plan de C4T había sido aceptado con todos sus elementos, si los rellenos propuestos habían sido avalados por la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) o si se enviaría a la Asamblea Nacional un proyecto de ley para cambiar la zonificación en Amador, pero nunca respondió.

Otra de las entidades consultadas fue la AMP. En cinco correos se le preguntó si había autorizado los rellenos, y ayer el equipo de prensa respondió que el cuestionario fue enviado al director y que esperaba su respuesta.

Los esfuerzos para obtener información del asunto se llevaron hasta el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), donde negaron conocer la actualización del plan de turismo de Amador hecho por C4T. “No consta en los expedientes de esta Dirección”, contestó la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial.

Agregaron que, a la fecha, no se tiene previsto cambiar la zonificación en Amador.

Las respuestas del Miviot contradicen declaraciones de Orillac a este medio el año pasado, según las cuales había hecho circular la propuesta de C4T entre la ACP, la Autoridad de Turismo y los ministerios de Vivienda y Obras Públicas para recibir sus observaciones.

El funcionario confirmó también, el año pasado, que el Miviot seguiría con la recomendación del plan de C4T, de intensificar la zonificación en Amador, lo que permitiría residencias y comercios de alta densidad.

La ACP no respondió sobre la revisión del nuevo plan de turismo de Amador y recomendó consultar al MEF.

Plan turístico 1996. La visión de turismo en la calzada, en 1996, era conservar los ecosistemas y bosques de las islas y mantener el desarrollo en tierra firme, pero de bajo impacto. Le idea no era crear nuevos espacios, sino aprovechar el existente. Ministerio de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código