Nuevo embajador de EU no tiene fecha de llegada

El diplomático de carrera Jonathan Farrar ha sido criticado por el exilio cubano por considerarlo complaciente con Fidel y Raúl Castro.

Aunque la información había sido filtrada desde hace dos semanas, no fue sino hasta el viernes pasado que la Casa Blanca anunció formalmente que la actual embajadora estadounidense en Panamá, Phyllis Powers, será trasladada a Nicaragua y que su reemplazo en nuestro país será Jonathan Farrar, quien hasta hace poco era jefe de la misión estadounidense en Cuba.

Una fuente oficial estadounidense confirmó que ambos nombramientos tendrán ahora que pasar por un proceso de ratificación en el Senado, que normalmente demora varios meses. Tanto Farrar como Powers son diplomáticos de carrera con trayectorias conocidas.

En ese proceso, cada diplomático tendrá que exponer su visión de cómo manejará las relaciones entre Estados Unidos (EU) y el país al que ha sido asignado, responder por escrito a numerosas preguntas de los senadores que conforman el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y presentarse a una audiencia pública ante ese Comité.

Si el Comité aprueba la designación, esta es enviada al pleno de Senado para ratificación.

Para Farrar, tener que pasar por todo este proceso será especialmente oneroso porque es la segunda vez que lo hace en lo que va de este año, y la primera vez no fue exitosa.

En abril, el presidente estadounidense, Barack Obama, designó a Farrar como embajador en Nicaragua, pero el nombramiento se estancó en el Senado después de la audiencia que se le celebró en junio. Es más, esa designación en Nicaragua todavía está pendiente ante el Senado, y la Casa Blanca tendrá que retirarla antes de que el Senado pueda proceder con la designación en Panamá.

Las razones por el estancamiento del nombramiento de Farrar en la misión diplomática en Nicaragua quedaron al descubierto durante su audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Allí, el senador Marco Rubio (republicano de Florida) cuestionó duramente a Farrar sobre su desempeño en Cuba cuando estaba a cargo de la misión estadounidense allí.

Rubio, hijo de inmigrantes cubanos, planteó en la audiencia que Farrar había adoptado una postura complaciente y de “no ofensa” hacia el régimen de los hermanos Fidel y Raúl Castro.

Al concluirse la audiencia, Rubio dijo esto a los periodistas: “No creo que [Farrar] hizo una buena labor en Cuba y no creo que la hará en Managua”.

Rubio luego publicó un artículo declarando su oposición total al nombramiento. Farrar, por su lado, esquivó responder a los cuestionamientos de Rubio durante la audiencia, pero sostuvo que él se había esforzado por buscar métodos modernos de apoyar el movimiento prodemocracia en Cuba.

“El mundo cambia”, dijo Farrar al senador Rubio. Mientras tanto, los defensores de Farrar arguyen que a él no se le debe culpar por cambios en la política hacia Cuba que le fueron dictados desde la Casa Blanca.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código