OCHA pide fin de demoliciones punitivas de Israel

La organización aseguró que derribar las casas de los atacantes es una forma de castigo colectivo prohibida por el derecho internacional.

Temas:

Robert Piper, coordinador de asuntos humanitarios de la ONU. Robert Piper, coordinador de asuntos humanitarios de la ONU.
Robert Piper, coordinador de asuntos humanitarios de la ONU. Annibale Greco

El coordinador humanitario de la ONU para los territorios palestinos ocupados, Robert Piper, pidió ayer el fin de las demoliciones punitivas por Israel de las viviendas de atacantes palestinos, que calificó de “castigo colectivo”.

“Reconocemos los serios desafíos en seguridad que tiene ahora Israel, pero cualquier respuesta de aplicación de la ley debe ser coherente con el derecho internacional. Las demoliciones punitivas son inherentemente injustas al castigar a inocentes por los actos de otros”, denunció Piper en un comunicado.

De acuerdo con la nota, difundida por la oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), “al menos cinco viviendas familiares de supuestos perpetradores de ataques contra israelíes” han sido derribadas por las autoridades en los últimos dos días en territorio palestino ocupado, dejando a cerca de 20 personas sin hogar, incluidos ocho niños.

La más reciente demolición tuvo lugar la noche del pasado domingo en el campo de refugiados de Qalandia, entre Ramallah y Jerusalén, en una operación en la que dos palestinos murieron por disparos de los soldados israelíes que participaron en el derribo de la vivienda de un palestino acusado de matar a un colono judío el pasado mes de junio.

“Estoy consternado por los informes de derribos punitivos por las fuerzas de seguridad israelíes de cinco viviendas en Jerusalén, Nablus y la región de Ramaah en los últimos días”, aseguró Piper en la nota.

El derribo acelerado de viviendas de palestinos que han perpetrado ataques contra israelíes forma parte del paquete de medidas aprobado en octubre por el Ejecutivo del primer ministro, Benjamin Netanyahu, para frenar la ola de violencia que azota la región.

Desde hace un mes, han muerto 87 palestinos (alrededor de la mitad atacantes o supuestos atacantes y el resto en disturbios y enfrentamientos con el Ejército) y 14 israelíes (en ataques palestinos), y cientos han resultado heridos.

En su nota, la OCHA aseguró que estos derribos “son una forma de castigo colectivo, ya que castigan de manera efectiva no solo a los autores, sino también a otra gente (familiares, vecinos) por actos que no han cometido individualmente”.

Y recuerda que esta práctica “está prohibida por el derecho internacional” y que el propio Estado de Israel dejó de usar 10 años atrás este método, común durante la segunda intifada, porque una corte militar israelí mostró su ineficacia para disuadir a los futuros atacantes.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código