CRISIS POLÍTICA

OEA condena abusos a los derechos humanos

Gobierno de Daniel Ortega aprueba una ley de terrorismo que sanciona con hasta 20 años de prisión a quienes participan o apoyan las protestas.

Un ‘comandante’ autócrata

Temas:

Milicias progubernamentales fuertemente armadas ocupan el barrio Monimbo de Masaya. Milicias progubernamentales fuertemente armadas ocupan el barrio Monimbo de Masaya.
Milicias progubernamentales fuertemente armadas ocupan el barrio Monimbo de Masaya. AP

De héroe a villano. Un 19 de julio de 1979 el actual presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue vitoreado por su pueblo como uno de los líderes de la insurrección que defenestró a Anastacio Somoza Debayle (1967 - 1979).

Hoy día, 39 años después de esa hazaña, el exguerrillero del bigote de brocha es repudiado dentro y fuera de Nicaragua, por haber transmutado en el dictador que combatió.

Tan solo ayer la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó los abusos a los derechos humanos cometidos por la Policía y civiles armados progubernamentales desde el pasado 18 de abril.

Por 21 votos a favor, tres en contra y siete abstenciones, el organismo internacional no guardó reparos en criticar el hostigamiento contra el pueblo y contra los obispos católicos, quienes han sufrido al menos tres ataques, pese a que han estado propiciando una salida a la crisis mediante el diálogo.

Panamá, junto a Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Estados Unidos, entre otras naciones, hizo un enérgico llamado a Ortega para que respalde un calendario electoral acordado en las negociaciones. Hasta el momento, el mandatario ha dicho que no dejará el poder hasta 2021, cuando debe terminar su mandato, además de tildar de “golpistas” a quienes se oponen a su gobierno.

Durante la sesión de ayer de la OEA los dimes y diretes entre el canciller nicaragüense, Denis Moncada, y sus homólogos no faltaron, aunque al final la resolución de condena a su gobierno salió avante.

“¡Gracias, hermanos países del continente americano que se han solidarizado con el dolor y la lucha del pueblo de Nicaragua!”, escribió en su Twitter el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, Silvio José Báez.

Sanciones

Mientras la OEA llevaba a cabo su sesión, un grupo bipartita de 10 senadores estadounidenses presentó un proyecto de ley para imponer sanciones a los funcionarios nicaragüenses responsables por la muerte de manifestantes, violaciones a derechos humanos y actos de corrupción, según reportó AP.

Igualmente, hicieron un llamado para una solución política negociada.

“No podemos mantenernos callados mientras Daniel Ortega y Rosario Murillo arremeten contra su propio pueblo, como es evidente por las imágenes en donde se ve que les disparan a estudiantes mientras buscan refugio al interior de una iglesia”, sostuvo el senador demócrata Bob Menéndez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y uno de los patrocinadores de la iniciativa de ley.

Cifras oficiales dan cuenta de más de 200 muertos, aunque organismos independientes registran más de 300 y 2 mil heridos.

‘Aquí no se rinde nadie’

En este país de 6.2 millones de habitantes la lucha es diaria. Mientras unos entierran a sus muertos, otros salen a las calles a protestar, aunque paramilitares fuertemente armados vigilan las calles.

Ayer por la mañana, el movimiento campesino protestó en la cárcel El Chipote, en Managua, exigiendo la liberación de dos de sus dirigentes apresados, Medardo Mairena y Pedro Mena, de quienes se desconoce su paradero.

“Aquí no se rinde nadie”, dijo a Reuters, exigiendo el anonimato, uno de los líderes del Movimiento 19 de Abril, quien escapó el martes de Monimbó, un pequeño poblado indígena a unos 30 kilómetros al sur de Managua que fue asediado y tomado por las fuerzas leales a Ortega. La esposa de Ortega y vicepresidenta del país, Rosario Murillo, proclamó ayer en su alocución diaria con medios oficiales la “victoria” del gobierno al retomar por la fuerza el control de la ciudad rebelde de Masaya y derrotar un plan “terrorista y golpista”.

De seguro que hoy en Nicaragua no habrá mucho que celebrar.

Un ‘comandante’ autócrata

Daniel Ortega, de 72 años de edad,  retornó al poder en 2007 aupado por una generosa ayuda venezolana estimada en unos 500 millones de dólares anuales, con los cuales impulsó planes sociales de viviendas, calles, electrificación, subsidios al pasaje de autobús y engrosó la planilla estatal. Esa ayuda  económica se secó con la crisis de Venezuela en los últimos años.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Actividad comercial en terminal aèrea El chocolate amargo de Tocumen, S.A.

RESPUESTA A ESTADOS UNIDOS Rusia instalaría una base aérea en una isla venezolana

Según la agencia TASS, el gobierno de Rusia decidió establecer una presencia militar a largo plazo en la isla venezolana.
Tomado del diario Carabobeño

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código