RELACIONES CUBA-EU

Obama llega a La Habana a hacer historia

Esta tarde, el mandatario estadounidense inicia una visita de tres días que sella el acercamiento entre dos países de las Américas, enfrentados durante más de medio siglo.

Temas:

Turistas y residentes se hacen fotos junto a los carteles alusivos a la gira del presidente estadounidense que hay en las calles de La Habana. Es parte del ambiente que se vive allí.AFP Turistas y residentes se hacen fotos junto a los carteles alusivos a la gira del presidente estadounidense que hay en las calles de La Habana. Es parte del ambiente que se vive allí.AFP
Turistas y residentes se hacen fotos junto a los carteles alusivos a la gira del presidente estadounidense que hay en las calles de La Habana. Es parte del ambiente que se vive allí.AFP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, arribará esta tarde a Cuba en una visita histórica pese a obstáculos gigantescos, aún vigentes entre ambos gobiernos, que el sorprendente “deshielo” evadió hasta ahora.

Ayer, en un hecho que no tiene antecedentes, el diario Granma, órgano oficial del gobernante Partido Comunista cubano, anunció en su primera plana la visita de Obama y publicó una biografía del gobernante.

Bajo la breve nota que anuncia la visita, la biografía de Granma subrayó que “la historia” de Obama es “una historia estadounidense; los valores del corazón de Estados Unidos, una educación en el seno de una familia de clase media, la dedicación al estudio y al trabajo para salir adelante, y la convicción de que una vida con tantas bendiciones debía vivirse para servir al prójimo”.

El “deshielo” no solo abrió múltiples negociaciones entre los “enemigos”, que han sostenido un conflicto de “guerra fría” por 60 años, sino que además permitió las reaperturas de las embajadas mutuas en La Habana y Washington, que estuvieron cerradas por 54 años.

También abrió las puertas de Cuba, aún parcialmente, a estadounidenses, posibilitó acuerdos comerciales con otros en preparación, y traerá a Obama a La Habana.

La generación actual de cubanos, que aún no dejan de sorprenderse con lo que sucede con las relaciones con Estados Unidos, verán en “carne y hueso” por vez primera a un presidente de Estados Unidos.

El último que vino a Cuba fue John Calvin Coolidge Jr., el trigésimo mandatario estadounidense en su cargo desde 1923 hasta 1929.

En algún momento de su estancia en La Habana que correrá desde hoy domingo 20 en la tarde hasta la tarde del martes 22, Obama se paseará por la parte más antigua de la ciudad, conocida como Habana Vieja, junto a la primera dama Michelle, sus hijas Malia y Sasha, y su suegra Marian Robinson.

Se “reunirá” con habaneros en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, restaurado recientemente y hablará“en vivo y en directo” por la televisión estatal cubana desde la misma Cuba, un hecho sin precedentes no solo en la etapa del conflicto iniciado en 1959, sino incluso en la etapa anterior al sistema socialista, que fundó ese año la victoria guerrillera del ejército rebelde encabezado por Fidel Castro sobre el régimen de Fulgencio Batista.

En cuanto a precedentes, la decisión anunciada en diciembre de 2014 tras negociaciones largas de Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, de “normalizar” las relaciones bilaterales, creó muchos, aunque quedan otros, muy complejos, por establecer.

Se espera que en las conversaciones que sostendrán Obama y Castro en el Palacio de la Revolución, sede del gobierno en La Habana, hablen del embargo, que aún es la pieza central de las llamadas sanciones de Washington a Cuba, y el cual, paradójicamente, ambos, aunque con matices de intensidad y distintos fines, quieren eliminar.

Los analistas señalan que ese diálogo al “máximo nivel” entre ambos gobiernos aún en pugna, pero bajo nuevos códigos de “entendimiento”, buscará hacer irreversible este proceso, teniendo en cuenta que Obama dejará a presidencia en 2017.

“No puede aspirarse a que alguno de los dos países sacrifique sus propios conceptos o principios para que el deshielo siga. Así que supongo los obviarán hasta que encuentren un camino de aceptarse mutuamente, si es que lo encuentran”, dijo a ANSA un analista cubano que pidió el anonimato.

Otro alto funcionario del Gobierno cubano que formó parte de la delegación que negoció la normalización de las relaciones con Estados Unidos, dijo entre tanto estar convencido de que las raíces patrióticas y la historia de independencia de la isla evitarán que sus compatriotas se encandilen con el poder del vecino país

“Ni Estados Unidos nos va a descubrir ahora, ni nosotros vamos a descubrir a Estados Unidos”, advirtió el sábado en entrevista con la agencia noticiosa Associated Press el subdirector general del área de Estados Unidos de la cancillería isleña, Gustavo Machín.

Las relaciones entre Cuba y Estados Unidas estuvieron rotas desde hace más de cinco décadas cuando el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959 llevó al poder a un gobierno poco apreciado por Washington.

Tras el triunfo de la revolución y en plena guerra fría, Cuba mantuvo durante tres décadas una fuerte alianza con la Unión Soviética, que ayudó materialmente a la pequeña isla y la proveyó de infraestructura, bienes y servicios.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código