PARQUE DE SANTA ANA. lustradores de calzados.

Oficio en camino al olvido

Los limpiabotas panameños aseguran que en los últimos años la gente prefiere no utilizar sus servicios. El oficio desaparece en la ciudad.

El parque de Santa Ana no es el mismo de antes. A su alrededor apenas quedan los escombros del teatro Variedades, del teatro El Dorado, y de la antigua Bilbaína. La calle C ahora se llama Heliodoro Portugal; y, con esas ironías de las urbes, mientras más sucias están sus calles, hay menos limpiabotas.

A sus 57 años, José Tuñón es uno de los veteranos de la cuadra, en la que ha trabajado los últimos 30 años. Su pericia se percibe y en menos de 20 minutos atendió a cuatro clientes, todos jubilados. Pagaron entre $1.50 y $2, dependiendo del tipo de zapato.

“Sí, hay menos limpiabotas. Muchos de los que había, ahora están haciendo otros trabajos”, dice Tuñón, mientras sacude un pedazo de tela percudido sobre unas botas marrones remachadas de costuras blancas. Luego saca un cepillo de dientes, lo unta de una mezcla entre agua y un líquido misterioso y espeso que guarda en un frasquito, y lo pasa por todo el calzado. El cliente lee el periódico, mientras que el artesano cuenta chistes junto a sus compinches. La ceremonia termina cuando brilla el betún que aplicó con sus dedos. “Vine adonde él porque es el que mejor limpia las botas”, dijo el cliente, satisfecho, mientras cruzaba la plaza a comprar una chicha.

“Ya solo quedamos cinco aquí en el parque”, añade Tuñón mientras recoge sus chécheres. Trabaja los siete días de la semana, de 10:00 a.m. a 6:00 p.m., pero cuando viene la lluvia se retira a su casa antes de que se inunden las calles.

BULLA Y PAZ

En la iglesia de Santa Ana los creyentes escuchan al sacerdote. Afuera, cada uno anda en lo suyo.

La mayoría de las personas en el parque solo observa el movimiento y deja pasar el tiempo; dos señores mayores juegan damas, mientras un tercero los observa y espera su turno al tablero; los vendedores de billetes de lotería, ambulantes o con tablero, les despachan a los asiduos clientes y endulzan a los indecisos.

A diferencia de Tuñón, los otros dos limpiabotas que trabajan en el parque en jornada dominical no tienen muchos clientes.

Carlos Batista, de 55 años de vida y 10 de experiencia en el parque, solo atendió a un cliente en 30 minutos. “Los viernes y los sábados son los días buenos”, dijo.

También trabaja todos los días de la semana, en horario de 6:00 a.m. a 5:00 p.m. “Atiendo alrededor de 10 personas al día”.

El otro limpiabotas no atendió un cliente. Estaba enojado, y acusó a Tuñón de robarle su clientela. “Acuérdate que yo también tengo que comer”, le gritó desde la peatonal.

La escasez de clientes para los limpiabotas no solo ocurre en Santa Ana. En Perejil también decayó la oferta. En el parque Porras, a la entrada de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, un limpiabotas espera que alguno de los ejecutivos se descuide en lo que pisa y le pida sus servicios antes de entrar al edificio.

Pero, en general, los limpiabotas sienten que, al igual que en el parque de Santa Ana, las cosas ya no son como antes. “Van por ahí con los zapatos sucios”, refunfuña Batista.

De limpiabotas a presidentes

A Luiz Inácio Lula da Silva le atribuyen los cambios económicos y sociales de Brasil en los últimos años. Durante su presidencia, entre 2003 y 2010, propulsó reformas importantes en estos ámbitos.

Considerado por la revista People como una de las 100 personas más influyentes en el mundo, da Silva fue limpiabotas durante su niñez.

Este también fue unos de los primeros trabajos de Alejandro Toledo, presidente de Perú entre 2001 y 2006.

Además, y a diferencia de Panamá, en otros países latinoamericanos hay gremios de limpiabotas que incluso reciben subsidio de parte del Estado.

Tal es el caso de la ciudad de Bogotá, donde la alcaldía proporciona uniformes y utensilios de limpieza.

En El Salvador y Honduras también hay asociaciones para esta profesión, al igual que en Madrid, España.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código