ANÁLISIS

Panamá, crisis en la República del agua

Temas:

Si se concreta la gestión, la hidroeléctrica de Bayano pasaría a ser una especie de banco de agua para el Canal. Archivo Si se concreta la gestión, la hidroeléctrica de Bayano pasaría a ser una especie de banco de agua para el Canal. Archivo
Si se concreta la gestión, la hidroeléctrica de Bayano pasaría a ser una especie de banco de agua para el Canal. Archivo

Las economías de América Latina y el Caribe son esencialmente extractivistas, es decir, que están fundamentadas en la exportación de recursos naturales o materias primas sumamente baratas.

Así, México y Venezuela exportan petróleo; Chile y Perú producen cobre; Argentina y Brasil exportan, entre otras cosas, productos agropecuarios, como carne, soya, trigo y azúcar. Panamá aprovecha dos recursos naturales para participar en la economía mundial: su posición geográfica y el agua.

Para que la economía panameña funcione necesita mucha lluvia que alimente los lagos Gatún y Alajuela, que hacen posible la operación del Canal de Panamá. Además, todas las hidroeléctricas necesitan de cantidades importantes de agua, en cada uno de los ríos o embalses que las alimentan. El sector turismo y el sector agropecuario requieren de agua para su éxito y, por supuesto, todas las industrias, comercios, hospitales, escuelas, oficinas públicas o privadas y las viviendas particulares necesitan del agua.

El agua de Panamá proviene de un generoso régimen de lluvia que alimenta los cuerpos hídricos superficiales y recargan los acuíferos subterráneos. Frente a la gran importancia que tiene el agua para nuestro país, estaría muy claro que este recurso estratégico debería ser protegido efectivamente en todo el territorio. Pero esto no está ocurriendo.

El factor clave para obtener agua es tener bosques que sirvan de reguladores, una especie de llave natural que permita mantener la humedad y que controle las inundaciones. Aunque hay estudios que señalan que el régimen de lluvia panameño depende en gran medida de los ciclos atmosféricos sobre los océanos, lo cierto es que menos bosques significa una menor capacidad de retención del agua superficial.

Existen fenómenos, como el cambio climático y El Niño, que han contribuído a disminuir la tasa de precipitación sobre Panamá, lo que ha causado que en los últimos años nuestro país tenga los peores registros de precipitación en más de un siglo.

Esta no es una situación fácil de resolver y el Estado panameño no está organizado para enfrentarla. Existen múltiples instituciones estatales y despachos municipales que tienen competencia sobre alguna parte de la fórmula del agua en Panamá.

Todo esto nos debe servir de referencia para entender la importancia de lo que la Autoridad del Canal de Panamá formalizó esta semana. La ACP va a comprar la mitad de la hidroeléctrica del Bayano. Esta represa fue construida en los años de 1970 por el IRHE, ente estatal que gestionaba la generación eléctrica nacional. Con la privatización del IRHE, en 1997, Bayano se convirtió en una empresa mixta, en la que el Estado panameño mantenía el 49% de las acciones, la empresa estadounidense AES tenía otro 49% y los trabajadores recibieron el 2% de las acciones.

Con la compra, la ACP sería “socia” del Estado panameño y operaría la hidroeléctrica, ya no como una empresa dedicada exclusivamente a la producción de electricidad, sino que sería como una suerte de banco, que le traspasaría agua a la cuenca del Canal.

El trasvase de agua de una cuenca a otra ocurre en todo el mundo y es fuente permanente de conflictos. La ACP escogió la solución menos conflictiva para Panamá. Si se hubiera decidido construir el embalse de río Indio, el consiguiente conflicto social habría demorado años la obra y el Canal habría perdido competitividad.

Recordemos que durante los seis primeros meses del año 2019 hubo restricciones de calado, lo que disminuyó los ingresos de la vía interoceánica.

Con la Hidroeléctrica de Bayano, la ACP tendrá que construir una tubería que traslade el agua por más de 100 kilómetros para abastecer alguno de los lagos artificiales del Canal. Esta agua también serviría para el área metropolitana de la ciudad de Panamá, Arraiján y La Chorrera.

Esta solución impresionante y rápida sigue exponiendo al futuro económico de Panamá a la vulnerabilidad de cuidar los bosques, ya no solo de la cuenca del Canal, sino también los de los ríos Bayano y Mamoní. En este tema, el país sigue en déficit.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código