Panamá pide a Selex devolver $125 millones

El Gobierno de Panamá rechazó una propuesta de Selex –filial de Finmeccanica– de comprar aviones no tripulados (drones) para reemplazar los radares que adquirió el gobierno de Ricardo Martinelli a un costo de $125 millones.

Temas:

Los radares que compró Panamá a la empresa Selex -filial de Finmeccanica- no han servido para los propósitos primarios que justificaban esta compra directa, calculada en unos 125 millones de dólares. CORTESÍA Los radares que compró Panamá a la empresa Selex -filial de Finmeccanica- no han servido para los propósitos primarios que justificaban esta compra directa, calculada en unos 125 millones de dólares. CORTESÍA

Los radares que compró Panamá a la empresa Selex -filial de Finmeccanica- no han servido para los propósitos primarios que justificaban esta compra directa, calculada en unos 125 millones de dólares. CORTESÍA

Panamá rechazó la compra de drones a Finmeccanica para solucionar los problemas técnicos de los radares y pidió la devolución del dinero ($125 millones). Foto tomada de internet Panamá rechazó la compra de drones a Finmeccanica para solucionar los problemas técnicos de los radares y pidió la devolución del dinero ($125 millones). Foto tomada de internet

Panamá rechazó la compra de drones a Finmeccanica para solucionar los problemas técnicos de los radares y pidió la devolución del dinero ($125 millones). Foto tomada de internet

La canciller Isabel de Saint Malo se reunió con su colega, Paolo Gentiloni, para hablar de Finmeccanica. CORTESÍA La canciller Isabel de Saint Malo se reunió con su colega, Paolo Gentiloni, para hablar de Finmeccanica. CORTESÍA

La canciller Isabel de Saint Malo se reunió con su colega, Paolo Gentiloni, para hablar de Finmeccanica. CORTESÍA

Rodolfo Aguilera Rodolfo Aguilera

Rodolfo Aguilera

El Gobierno de Panamá rechazó una propuesta de Selex –filial de Finmeccanica– de comprar aviones no tripulados (drones) para reemplazar los radares que adquirió el gobierno de Ricardo Martinelli a un costo de $125 millones.

Panamá respondió así a la propuesta que presentó Selex en abril pasado; en contrapropuesta, el gobierno le pidió a Finmeccanica retirar los 19 radares –7 de ellos ya instalados– y devolver los $125 millones que ha pagado Panamá.

Panamá rechaza drones de Selex y pide devolver dinero

El ministro de Seguridad Pública, Rodolfo Aguilera, envió esta semana a Finmeccanica una carta en la que rechaza la propuesta de su subsidiaria Selex de venderle a Panamá vehículos no tripulados (drones) para vigilar las costas panameñas.

La carta es en respuesta a una propuesta que hizo Selex en abril pasado, para solucionar los defectos técnicos de los radares que vendió Finmeccanica a Panamá en 2010, los cuales son incapaces de detectar las lanchas rápidas que utilizan los narcotraficantes para transportar por las costas panameñas decenas de toneladas de cocaína al año.

La propuesta de Selex, señala la carta del Gobierno panameño, “es inaceptable”, no solo porque el costo de estas aeronaves es incierto, sino porque el costo –en vez de asumirlo Selex– lo tendría que asumir el Estado panameño y tal propuesta –añade la carta– no hace más que confirmar las carencias y limitaciones del equipo comprado por la administración del presidente Ricardo Martinelli.

Como es sabido, Panamá compró 19 radares a Finmeccanica –a un costo aproximado de 125 millones de dólares– de los cuales se han instalado siete, pero los resultados de las pruebas realizadas han sido decepcionantes, pues no se había detectado con el flamante equipo ni una sola embarcación rápida.

La carta enviada a Finmeccanica sostiene que no hay justificación alguna para que el Estado panameño deba incurrir en un incremento de los costos de operación y mantenimiento de equipos adicionales no contemplados en el sistema de radares que adquirió la República de Panamá.

En consecuencia, informó el ministro Aguilera, la contrapropuesta de Panamá a Finmeccanica consiste en rechazar los drones, así como en el retiro de los 19 radares –por cuenta de Selex– y la devolución del dinero que ha pagado Panamá por estos equipos.

Los italianos tendrán también un mes para considerar la contraoferta de Panamá.

La contraoferta local también especifica que Selex tendrá que asumir el gasto de la instalación de los radares que están operando. “Vamos a proteger el interés de los panameños, asegurándonos de que si hubo sobreprecios se reembolse, y si hubo delito, que paguen con pena de prisión”, informó Aguilera en un comunicado.

JUICIO POR CORRUPCIÓN

Y como si no fuera suficiente el hecho de que los equipos carecen de las prestaciones por las que fueron adquiridos en una compra directa, en Roma se desarrolla actualmente un proceso judicial por presunta corrupción internacional contra el artífice de la operación de compraventa: el italiano Valter Lavítola.

El fiscal del Tribunal de Roma, Paolo Ielo, tiene la teoría de que Lavítola desviaría el 10% del monto de la compra total a Finmeccanica –de 250 millones de dólares– para Ricardo Martinelli y su entorno.

Justamente, el pasado jueves, la defensa de Lavítola en este caso incluyó en su lista de testigos a Martinelli, quien en el pasado ha manifestado que no tiene nada que ir a hacer en Italia y que nada tiene que ver con las acusaciones contra Lavítola. “Eso es un asunto entre italianos”, se ha defendido.

Se cree que la citación de Martinelli –quien tendría que ir a sede judicial en Roma a prestar testimonio en noviembre próximo– no es más que una estratagema de Lavítola, ya que si Martinelli no acudiera a la citación, el proceso se estancaría, lo que daría lugar a que los tiempos procesales siguieran corriendo hasta llegar a la prescripción del caso, hecho que en teoría ocurriría en 2017.

Aguilera comentó que a mediados de esta semana representantes del Gobierno panameño tuvieron dos reuniones en esta capital con representantes de Finmeccanica, una de ellas de carácter técnica, sin llegar a acuerdos, y de ahí que se haya enviado la carta rechazando la propuesta de los drones.

NUEVAS ALTERNATIVAS

Tras acabar las reuniones, los ejecutivos de Finmeccanica tienen un plazo de 30 días para pronunciarse sobre la propuesta panameña.

El ministro añadió en el comunicado que, “de no haber un acuerdo entre las partes, habrá que buscar otra alternativa o quizás un posible litigio y darle seguimiento a las querellas penales que siguen su curso en Panamá y en Italia”.

Al término de este litigio, reveló Aguilera, Panamá llamaría a una licitación pública para comprar “aviones de vigilancia costera tripulados o no tripulados con radar, cámara de video con zoom y cámara fotográfica con zoom, que son más efectivos y baratos”.

consultó al exministro de Seguridad José Raúl Mulino, en cuya gestión se compraron los radares y el resto de los equipos de Finmeccanica: “No conozco ningún detalle de esa negociación [entre el Gobierno y Finmeccanica] para poder opinar. Solo puedo decir que el contrato prevé causales determinadas que supongo han sido analizadas”.

Mulino asegura que tampoco habría aceptado la propuesta de Selex de usar drones de vigilancia. “Tampoco los hubiera aceptado... considero que es comparar peras con manzanas. Yo diría que un sistema de radares como el contratado sería más para custodia y prevención en las costas. Los drones son más enfocados en buscar drogas a bordo de embarcaciones (...) Entiendo que la tecnología [de los drones] es muy especializada y costosa”, declaró.

MÁS TRANSPARENCIA

La vicepresidenta y canciller, Isabel de Saint Malo de Alvarado –quien se encuentra en Milán, Italia, participando en la VII Conferencia Italia-América Latina– envió un mensaje en materia de transparencia y lucha contra la corrupción.

La funcionaria dijo que hay que construir “Estados transparentes, que cuenten con funcionarios íntegros, que protejan el blindaje del sistema público y fortalezcan la gobernabilidad frente a otros poderes fácticos”.

Añadió que para alcanzar este ideal hay que trasladar y exigir estos estándares en “nuestras naciones”, refiriéndose específicamente a “que empresas que nos representan internacionalmente sigan estos mismos ideales éticos y morales, y que cuando sea evidente la falta de ellos, como países y gobiernos amigos, actuemos enérgicamente para reparar los daños a los intereses de nuestros pueblos”.

Justamente, este es el caso del Estado panameño y deSelex, tema que trató la canciller con su homólogo italiano Paolo Gentiloni.

Ante el rechazo de la contrapropuesta de Finmeccanica para reemplazar los radares, Gentiloni se puso a disposición para cooperar e impulsar una solución amistosa, honrando el Memorando de Entendimiento firmado entre los gobiernos de Italia y Panamá en pro de la seguridad, y en el marco por el cual se realizó el contrato con Finmeccanica.

De Saint Malo de Alvarado valoró el apoyo de las autoridades, y señaló su interés de que compañías italianas puedan participar del Plan de Inversión Quinquenal e incrementar, así, su presencia en Panamá.

(Con información de Santiago Cumbrera).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código