Perspectiva negativa para bancos locales

Fitch entiende que los bancos grandes están en una mejor posición para hacer frente a la competencia y a los desafíos que enfrentará la industria el próximo año. Desde el Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá se destaca que la salud del sistema financiero es robusta. Fitch entiende que los bancos grandes están en una mejor posición para hacer frente a la competencia y a los desafíos que enfrentará la industria el próximo año. Desde el Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá se destaca que la salud del sistema financiero es robusta.
Fitch entiende que los bancos grandes están en una mejor posición para hacer frente a la competencia y a los desafíos que enfrentará la industria el próximo año. Desde el Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá se destaca que la salud del sistema financiero es robusta. Archivo

La calificadora de riesgo Fitch Ratings estima que los bancos panameños enfrentarán mayor presión en sus márgenes en 2016, debido a la competencia local y al incremento gradual en las tasas de interés internacionales.

La perspectiva negativa que plantea Fitch para la industria bancaria no es compartida por el Ministerio de Economía y Finanzas ni por los banqueros.

Fitch ve perspectivas negativas para la banca

La agencia de calificación de riesgo Fitch Ratings señala en un reciente reporte sobre la industria bancaria panameña que las perspectivas para 2016 son negativas, una visión que no es compartida ni por el Ministerio de Economía y Finanzas ni por la Asociación Bancaria de Panamá.

La calificadora advierte de que “los riesgos que enfrentan los bancos se están incrementando, aunque su efecto en los balances es lento debido a que el entorno aún es favorable”.

Fitch estima que los bancos panameños enfrentarán presión mayor en sus márgenes en 2016, debido a la elevada competencia local y al incremento paulatino en las tasas de interés internacionales, que a su criterio no se trasladarían automáticamente a las carteras de préstamos.

De hecho, en un escenario de aumento gradual de tasas de interés internacionales —que se empezó a dibujar recientemente con la subida de tipos de referencia por parte de la Reserva Federal—, “la competencia elevada podría hacer que las tasas pasivas [sobre los depósitos] se ajustaran más rápido que las activas [sobre los préstamos], lo que presionaría temporalmente los márgenes”, señala el reporte.

En esta situación, los bancos grandes están en una mejor posición para hacer frente a la competencia.

En cambio, algunos bancos, principalmente pequeños, tendrán un apetito de riesgo alto y diseñarán estrategias comerciales más agresivas, lo que implica ciertos riesgos.

En una conversación reciente con este diario, René Medrano, director sénior de Instituciones Financieras de América Latina en Fitch Ratings, señaló que “las prácticas crediticias han tendido a relajarse... Hay jugadores cuyo único medio de competir es bajar los precios”, antes de referirse a las tasas de interés y los plazos en hipotecas y el valor que financian del bien que se está comprando, que en ocasiones cubre el 100%. “Esas son prácticas muy agresivas que no suelen ser sostenibles. Es una preocupación de mediano plazo que debería corregirse”, puntualizó.

Además de los bancos pequeños, también hace mención el reporte al sector comercial, en concreto a la Zona Libre de Colón (ZLC), donde el volumen de negocios ha caído significativamente en los últimos años mientras las deudas con clientes en el exterior se acumulan. “Fitch identifica a los préstamos a empresas mayoristas de ZLC como el segmento con vulnerabilidad mayor”. De hecho, los bancos han reducido su exposición a préstamos en el emporio comercial y han exigido garantías mayores a sus clientes.

Los analistas prevén que la capacidad de crecimiento de algunas entidades podría “experimentar un agotamiento”, por lo que no descartan que se produzcan fusiones y adquisiciones. En opinión de Fitch, “una consolidación de la banca panameña sería un paso natural en el desarrollo de la industria”.

entorno favorable

A pesar de los riesgos percibidos, el análisis reconoce que la situación económica general será positiva.

El ritmo de crecimiento es inferior al de ejercicios anteriores, aunque seguirá siendo el más alto de América Latina, como pronosticó la semana pasada la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

“La banca panameña continuará beneficiándose de un entorno operativo con crecimiento e inversión buenos, así como con inflación y desempleo bajos. Esto seguirá favoreciendo la capacidad de pago de los deudores”, opina Fitch.

En el lado positivo, también se espera que Panamá salga de la lista gris del Grupo de Acción Financiera en 2016. Aunque habrá un impacto directo en el desempeño de la banca, con la salida de la lista gris los bancos pequeños tendrían más opciones para desarrollar relaciones con bancos corresponsales.

El ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De la Guardia, defendió que el centro bancario de Panamá es robusto, con una cartera de crédito creciente e índices de morosidad muy bajos. Apuntó que las reservas que tienen los bancos son holgadas para hacer frente a los préstamos morosos y vencidos.

Según las estadísticas de la Superintendencia de Bancos de Panamá, al cierre del tercer trimestre de 2015 crecen los activos, los depósitos y las utilidades del sistema bancario nacional, en algunos casos a un ritmo de dos dígitos.

Consultado sobre su valoración del reporte de Fitch, el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá, Mario de Diego, dijo que “utilizar términos como ‘negativo’ puede dar o causar una impresión que no es real. Pero ese es el lenguaje que utilizan las calificadoras”.

Recordó que el comportamiento de la banca está vinculado al de la economía, de la que depende directamente la demanda de crédito. Por eso, si la economía en un período muestra un desempeño menor, medido por el producto interno bruto, la demanda de crédito va a ser menor. “Pero eso no significa que se vislumbre una crisis ni nada por el estilo”, opinó el representante de los banqueros.

De Diego admite que “algunos indicadores de rentabilidad han registrado ligeras disminuciones, como el retorno sobre activos y el retorno sobre la inversión, pero son apenas pequeñas disminuciones que no necesariamente puedan causar problemas a los bancos y en todo caso afectarían a los accionistas y no a los clientes”.

Situación del sistema bancario

$96,897

Millones en activos tenía el sistema bancario nacional al cierre del tercer trimestre de 2015, un 11.9% más que un año antes.

$71,150

Millones en depósitos tienen los bancos con operaciones locales, un 9% más que en 2014.

$1,016

Millones es la utilidad acumulada del período entre enero y septiembre, un 10.2% más que en el mismo lapso de 2014.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código