LOS EFECTOS DE UN DECRETO PRESIDENCIAL

Pescadores esperan créditos

El Gobierno elaboró un plan que a simple vista lucía atractivo para muchos pescadores. Originalmente se le regalaría 2 mil dólares a cada trabajador que demostrara que no tenían ingresos, a raíz de la prohibición del uso de palangre en barcos industriales de seis o más toneladas.

Rápidamente el plan cambió y entonces el acuerdo era otorgar préstamos de hasta 44 mil dólares a 45 capitanes para la adquisición de nuevas embarcaciones de 40 pies de extensión.

A cambio, los dueños de los barcos tenían que contratar a cuatro pescadores por cada pequeña embarcación.

Muchos pensaron que con esta movida el Gobierno les garantizaba continuidad a sus labores en altamar, a pesar de que las empresas exportadoras para las que trabajaban estaban condenadas a reducir o cerrar operaciones.

Sin embargo, luego de un año y seis meses de que entró en vigencia el Decreto 486 de 2010, que prohíbe la pesca en línea con anzuelos, ningún capitán ha zarpado, aseguró Rigoberto Mera, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores del Mar.

Lo que prometió el Gobierno para compensar al sector no se ha concretado en su totalidad, denunció Gabino Acevedo, presidente de los Pescadores Artesanales de Panamá.

Si lo barcos no zarpan, tampoco trabajan cerca de mil 200 pescadores, aseguró Acevedo.

La estructura de financiamiento del Gobierno para la compra de los barcos consistía en desembolsar préstamos de forma escalonada y fijar apenas un 2% de interés.

Los pescadores dicen que después de 36 meses, contando la fecha en la que entró en vigencia la prohibición del palangre, todavía esperan un desembolso de 10 mil dólares para terminar la adecuación de los barcos.

Reconocen que el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) les ha aprobado parte del financiamiento, pero si este no se completa es imposible salir a pescar, explicó Mera.

Otra obligación asumida por el Gobierno fue refinanciar los préstamos que tenían con la banca privada, para que a través del Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA) les hicieran frente a los compromisos con intereses más bajos. De esto no se tiene un balance gubernamental.

“Este decreto solo vino a cercenarle el trabajo a cientos de pescadores y trabajadores de las plantas procesadoras”, aseguró Mera.

Gabino, que es representantes de los pescadores ante la junta directiva de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), aseguró que la prohibición del palangre fue una medida inconsulta y ahora se están viendo los resultados.

Fue la ARAP, junto con el Mida, la que gestionó la aprobación del decreto firmado por el presidente, Ricardo Martinelli, argumentando que el palangre provocaba severos daños al ecosistema marino.

Ante las publicaciones de este diario que revelan el deterioro de las exportaciones del sector pesquero, el Mida decidió defender la prohibición del sistema de pesca con anzuelos en línea. Dicen que la caída de la exportación de los productos del mar se debe a la desaparición de los certificados de abono tributario (CAT).

“Es absurdo, inexacto e injustificado atribuir el mencionado decrecimiento a la expedición del Decreto Ejecutivo 486 por el cual se restringe el arte de pesca denominado palangre”, dijo Oscar Osorio, titular de la cartera agropecuaria, en un comunicado.

Al ser consultado vía telefónica sobre su postura, Osorio dijo que desconocía la existencia del comunicado y los detalles de la normativa, pues se aprobó en la gestión de su antecesor Emilio Kieswetter.

Una hora después, Osorio se comunicó nuevamente con este diario, y su versión cambió. Dominaba el tema e hizo una explicación magistral sobre la medida.

Dijo que el decreto no fue concebido para favorecer o perjudicar a ninguna empresa, sino para proteger al sector ante un sinnúmero de denuncias que se han interpuesto por violaciones a las mínimas restricciones por pesca con palangre.

Hoy se sabe que la medida provocó que cerca de 116 embarcaciones estén paradas, y el supuesto plan de reconversión no ha funcionado.

Industria en cifras

64.5%

Cayeron las exportaciones de atún, pescado fresco y filete en los primeros dos meses de 2012, en comparación con el año anterior.

$3.9

Millones se lograron negociar en el primer bimestre de este año; 7.2 millones menos que en 2011.

Marpesca reconoce ajustes en su negocio

Como resultado del Decreto presidencial 486 de diciembre de 2010, que prohíbe el palangre en naves industriales, cerraron al menos tres de las compañías más representativas del sector y otras 11 redireccionaron su negocio o redujeron su producción al mínimo, entre estas Marpesca.

 El decreto, respaldado por el ministro de la Presidencia, Demetrio Papadimitriu, fue catalogado por algunos empresarios, que pidieron reserva de su nombre, como una medida para perjudicar a la empresa Marpesca, propiedad de Fotis Lymberópulos, debido a rivalidades entre las familias Papadimitriu y Lymberópulos, ambas griegas y con negocios pesqueros.

Esta publicación generó la rápida reacción de Papadimitriu, que envió un comunicado en el que Marpesca destacaba la labor del ministro en la industria pesquera.

“El Grupo Marpesca reconoce el esfuerzo del Gobierno, y en especial del ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, para resolver la situación que vive el sector pesquero en el país, y su continua búsqueda de medidas para apoyar su reactivación. Reiteramos que la relación del Grupo Marpesca con el Gobierno es muy profesional y respetuosa”.

Marpesca cerró su unidad de pescado que capturaba con palangre y ahora solo atrapa camarones con redes. Dice el correo que los ajustes se hicieron para cumplir nuevas normas y mantener una operación sostenible. “Los cambios realizados se deben a decisiones meramente comerciales y estratégicas”.

Sin embargo, al menos siete empresarios consultados por La Prensa, que pidieron reserva de su nombre ante el temor que se les dificulte hacer negocios en el país, indicaron que la medida sí guarda relación con las diferencias entre ambas familias. Sea Dely (el negocio de la familia Papadimitriu) no se afectó porque solo procesa camarones y no tiene barcos palangreros o de pesca con anzuelos en línea, sino redes de arrastre. Este método es de los más dañinos al ambiente, según el Instituto de Investigación Marina de Berger Noruega.

Mary Triny Zea

Crítica

Comisión Internacional del Atún Tropical:

Las especies que más se afectan con el palangre son las tortugas y los tiburones. A pesar de que este método se usaba en Panamá, la población de ambas especies se duplicaron en los últimos 10 años. No hay crisis que justifique la prohibición.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código