CASO DEL PH METRIC ES REMITIDO A LOS TRIBUNALES

Piden juicio por explosión en PH

El Ministerio Público pidió que se le abra causa criminal a cuatro personas, entre ellas el técnico de Tropigas que sobrevivió al estallido.

La joven Celeste Martínez deseaba estudiar medicina y por ello había renunciado al puesto de asistente en la empresa Administración Meléndez, a cargo del PH Metric de vía Brasil.

Inclusive ya entrenaba a Carmen Armuelles para que la reemplara a partir del 15 de agosto de 2010, pero dos días antes fue víctima de una explosión que le costó la vida.

Martínez sufrió quemaduras de tercer grado en 60% del cuerpo, luego de la explosión causada por una fuga de gas en el apartamento 5A del PH Metric.

Junto con ella se quemaron y también murieron el conserje del edificio Alberto Castro; el ayudante de la empresa Tropigas Carlos González; la dueña del apartamento siniestrado, Magda Rodríguez, y el instalador del calentador de agua que causó la fuga, Luis Cedeño.

Un año y siete meses después de ese hecho, la fiscal Décima de Circuito, Vielka Vargas, finalmente envió las conclusiones de la investigación del caso al Juzgado Segundo Penal y pidió enjuiciar por homicidio culposo a la administradora del edificio, Irma Neira; al vendedor del calentador de agua, Shon Sam Shu Saavedra; al segundo técnico de Tropigas que estuvo presente en la explosión y único sobreviviente de esta, Samuel Espinosa, y a la jefa de servicios técnicos de Tropigas, Lorraine Espino.

Los cuatro imputados tienen impedimento de salida del país.

Los hechos

De acuerdo con los informes elaborados por el Cuerpo de Bomberos de Panamá, la explosión fue consecuencia de una fuga en la llave de paso del calentador de agua a gas, que fue encendido a pesar de que desde el día anterior se sentía el fuerte olor a gas, lo que había sido reportado, incluso, por residentes de otros pisos del edificio.

Aquella mañana, los técnicos de Tropigas acudieron al apartamento 5A, comprobaron la fuga, fueron a la planta baja, cerraron el paso de gas hacia el edificio, y cuando ya se iban, fueron convencidos por Celeste Martínez para que regresaran y acompañaran a la dueña del inmueble, Magda Rodríguez, a ver lo que pasaba.

Luis Cedeño, que había instalado el calentador, iba con ellos y con Celeste Martínez y Alberto Castro, enviados al edificio por la Administración Meléndez.

No está claro quién prendió el calentador, pero según versiones incluidas en el expediente, la explosión ocurrió cuando la dueña, el técnico que instaló el calentador y el conserje estaban dentro del inmueble, mientras que los técnicos de Tropigas y Martínez caminaban por el pasillo de afuera.

Aunque en los informes no está definida cuál fue la fuente de calor o punto de ignición del fuego, uno de los bomberos que elaboró el informe dejó constancia de que cuando acudió al edificio a evacuar a los heridos, oyó a uno de los hombres cuando le decía a otro: “te dije que no encendieras el calentador, mira lo que sucedió”.

Los cargos

En sus conclusiones, la fiscal pidió juicio para la administradora del edificio Irma Neira, porque las llaves de gas de los apartamentos del quinto piso no estaban debidamente señalizadas y no había equipo de extinción de incendios en esa losa. Además, porque la llave de paso del apartamento 5A estaba abierta, y el edificio no tenía un plan de emergencias y evacuación.

Shu Saavedra, que vendió el calentador, es acusado por haber recomendado al técnico Cedeño, lo que ha negado reiteradas veces.

En tanto, Espinosa es señalado porque no había renovado su carné de instalador de gas en los bomberos al momento del siniestro, y Lorraine Espino, por ser la responsable de supervisar la idoneidad de los técnicos. Espinosa dice que no renovó por problemas de los bomberos, y Espino, quien indica que su compañero es idóneo desde 2006, confirma dicha versión.

Cecilia López, abogada de Espino, dijo que la fiscalía confunde la licencia de idoneidad con el carné, pues la primera no se vence.

López reconoció que Espinosa debía renovar el carné, pero ello no significa que no tuviera idoneidad.

Anunció, en consecuencia, que presentará un escrito de oposición a la vista fiscal enviada al juzgado.

Por su parte, Luis Carlos Cabezas, abogado de Neira, dijo que no haría comentarios, y Moisés Barlett, abogado de Tropigas y de Espinosa, no respondió.

Algunas incidencias del proceso judicial

En la investigación, la Fiscalía Décima de Circuito admitió dos querellas interpuestas por Juan de Dios Hernández y Abilio Batista, abogados de dos de las víctimas, contra los ejecutivos de Tropigas Roy Watson, gerente general; Abraham Pravia, gerente de operaciones; Luis Rodríguez, supervisor de servicios técnicos, y José Flores, jefe del departamento de seguridad.

Sin embargo, mediante resolución del 27 de febrero pasado, la fiscalía negó la formulación de cargos y las declaraciones indagatorias para los señalados.

En respuesta, los abogados presentaron tres incidentes de controversia contra dicha decisión de la fiscalía. El Juzgado Segundo Penal debe pronunciarse antes de fijar la fecha de la audiencia preliminar.

Hernández anunció que también presentará una oposición a la vista fiscal, por considerar que los directivos y ejecutivos de Tropigas también son responsables.

Rubén Polanco

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código