caso de desapariciones

Proponen grupo élite policial

Durante el año 2013 ante el Ministerio Público se presentaron 87 denuncias de personas desaparecidas en todo el país.

Temas:

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203CKsA7M.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203CKsA7M.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203CKsA7M.jpg

Los estamentos de seguridad deben crear una unidad especializada de respuesta rápida para la ubicación de personas reportadas como desaparecidas, como en el caso de las holandesas Lisanne Froon y Kris Kremers, quienes desaparecieron el pasado 2 de abril, y cuyos restos fueron encontrados recientemente.

El exdirector de la Policía Oswaldo Fernández considera que con funcionarios especializados en este tipo de casos, que puedan crear perfiles de posibles sospechosos, se puede lograr la ubicación de personas reportadas como desaparecidas.

Explicó que cuando se recibe el reporte de persona desaparecida, al no tratarse de un hecho delictivo, en muchas ocasiones no se le pone una atención inmediata y se da un tiempo de espera para ver si la persona regresa a su casa o trabajo.

Para Fernández, en los parques nacionales, en donde las personas se pueden extraviar, se deben mantener puestos de control y personal de vigilancia para brindar primeros auxilios y con capacidad de atender una emergencia.

A su juicio, la rápida intervención de la Policía o el Ministerio Público aumenta las posibilidades de ubicar a la víctima.

Un exinvestigador de la Dirección de Investigación Judicial, que pidió reserva de su identidad, planteó que inicialmente no se hace un esfuerzo integral para trabajar los casos de desapariciones, debido a que en muchas ocasiones son personas que han huido de sus casas por razones sentimentales o diferencias con sus padres.

Dijo que lo prudente sería tener una oficina para monitorear el proceso de investigación, y que todas las unidades policiales tuvieran una alerta sobre la identidad de la persona, lugar de residencia y sitio del que desapareció, es decir, un perfil de la víctima.

Por su parte, el exfiscal Dimas Guevara explicó que existe un protocolo para el inicio de una investigación.

Guevara planteó que en estos casos se precisa saber si no se trata de una desaparición de “fin de semana”, es decir, gente que se pierde el viernes y aparece el domingo.

Además, se debe investigar el entorno de la persona, en qué grupos se mueve, si tiene familiares con antecedentes policiales o si pertenece a alguna pandilla.

Dijo que las autoridades también deben verificar si la persona está en un hospital, detenida o si se ha solicitado algún tipo de rescate por su liberación; luego, a través de los medios de comunicación, se divulguen las generales de la posible víctima para establecer si hay alguien que conozca su paradero.

Una vez desechados estos aspectos, entonces se traslada la investigación a un equipo especializado que manejará el caso.

Para Guevara, en los últimos años las técnicas de investigación han mejorado sustancialmente y han permitido resolver una gran cantidad de casos, aunque recordó que existen algunos que aún están pendientes, como el de la niña Mónica Serrano y el banquero suizo Hans Jorg Bosch.

Según cifras estadísticas del Ministerio Público, durante 2013 se denunció la desaparición de 87 personas, mientras que en 2011 el número de denuncias fue 853.

Duelo no cerrado

El psiquiatra del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses Alejandro Pérez aseguró que en estos casos las autoridades no deben cerrar la investigación hasta obtener un resultado, ya sea ubicar a la víctima o encontrar sus restos, porque si esto no ocurre los familiares no pueden cerrar el duelo.

Pérez dijo que mantener la situación de desaparecido produce el síndrome de reacción de duelo no cerrado, lo que implica que los familiares cercanos se mantendrán en un estado depresivo permanente.

Alegó que incluso este impacto del duelo no cerrado puede llevar a colapsar al grupo social al que pertenece la víctima.

El funcionario manifestó que también debe haber un proceso de acompañamiento y ayuda psicológica para evitar la caída en una depresión profunda y permanente de los familiares cercanos a la persona desaparecida.

“Lo importante es que haya una solución definitiva del caso, para cerrar el duelo y se pueda tener certeza de lo ocurrido”, agregó.

De acuerdo con el forense, en estos casos la depresión es tan profunda que no mejora ni con tratamiento médico.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

21 Ago 2019

Primer premio

7 7 0 8

ABDB

Serie: 1 Folio: 11

2o premio

9210

3er premio

6640

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código