Propuesta de salones de lactancia genera polémica

La diputada Marylín Vallarino y la nutricionista Faride Rodríguez concuerdan en que el deber de una madre es amamantar a su hijo.

Hace una década se estableció –no sin generar polémica– la Ley 29 de 2002, que “garantiza la salud y la educación de la adolescente embarazada”.

Actualmente una modificación a la mencionada ley, propuesta por la diputada oficialista Marylín Vallarino, también ha causado controversia.

Se trata del proyecto de ley 305, aprobado en primer debate en la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia el miércoles 25 de enero.

Su aspecto más discutido es el artículo 1, que modifica al artículo 6 de la Ley 29 e indica que: “Se crearán ´salones de lactancia´ donde las madres adolescentes puedan atender a sus hijos, mientras reciben educación, con el fin de no interrumpir su formación académica y evitar las deserciones, y que al mismo tiempo se les cree el sentido de responsabilidad hacia ese nuevo compromiso”.

Para la nutricionista e investigadora especializada en lactancia materna Faride Rodríguez, esta medida “va a contribuir a la prevalencia de la lactancia materna exclusiva y le da más responsabilidad a la joven”.

Sus compañeras de clases “se van a dar cuenta de la gran responsabilidad que involucra ser madre”, expresa Rodríguez.

Empero, la directora nacional de Servicios Psicoeducativos del Ministerio de Educación, Luz María Córdoba, opina lo contrario.

“Cuando uno trabaja con adolescentes tiene que ser muy claro y muy asertivo, y ese es un doble mensaje. Salgo embarazada, tengo mi bebé, no asumo mi responsabilidad”, dijo Córdoba, a los medios locales.

Para Gloria Grifo, miembro de la Fundación Vida y Familia, la aprobación de este proyecto de ley provocaría que las escuelas se convirtieran en “guarderías, porque todas las niñas tendrían deseos de embarazarse para gozar de esos privilegios”.

“¿Por qué no dejan tranquilas a las adolescentes embarazadas en sus hogares, preparándose para el nacimiento de su bebé y estudiando a base de módulos... y dejan la escuela como aulas de aprendizaje para niños y jóvenes”, argumenta Grifo.

Para la diputada Vallarino, la gente se ha concentrado en la propuesta del salón de lactancia y no en la raíz del problema: 4 mil 444 adolescentes han quedado embarazadas en solo cinco años (2004 a 2009). “El salón de lactancia puede que no exista nunca, pero lo propusimos por la cantidad de muchachas embarazadas”, advierte. “Esas niñas cuando dan a luz son mamás” y deben tener un marco regulatorio como “el artículo 114 del Código de Trabajo”, que le permita ordeñarse, aunque sea en la enfermería del colegio, defiende.

Como alegato científico, la nutricionista Rodríguez exalta que con la lactancia materna exclusiva “el Estado ahorraría miles de dólares en enfermedades de la primera infancia, como gastroenteritis e infecciones respiratorias agudas”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código