Café con La Prensa: ¿Qué nos deja el 2018?

ÁREAS PROTEGIDAS

Proyecto de comarca afectaría 60% del PILA

El Parque Internacional La Amistad se extiende sobre 400 mil hectáreas entre Panamá y Costa Rica. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

 

Temas:

El parque La Amistad tiene una extensión de 207 mil hectáreas del lado panameño. Archivo El parque La Amistad tiene una extensión de 207 mil hectáreas del lado panameño. Archivo
El parque La Amistad tiene una extensión de 207 mil hectáreas del lado panameño. Archivo

Miles de hectáreas de dos áreas protegidas, una de ellas Patrimonio de la Humanidad, serán otorgadas a la comarca Naso bajo el amparo del proyecto de ley 656, que crea esa región indígena.

La propuesta, avalada en primer debate, crea la comarca sobre 125 mil 141 hectáreas que pertenecen al Parque Internacional la Amistad (PILA) y 21 mil 722 hectáreas del Bosque Protector Palo Seco, entre Bocas del Toro y Chiriquí.

El PILA fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), distinción que comparte conjuntamente con el vecino país de Costa Rica.

Esta reserva natural posee 400 mil hectáreas, de las cuales, 193 mil están en Costa Rica, y 207 mil en Panamá.

Tanto el PILA como el Bosque Protector Palo Seco forman parte del Corredor Biológico Mesoamericano, una cadena de reservas naturales que se extiende por todo Centroamérica, para garantizar su conservación.

Para organizaciones como el Centro de Incidencia Ambiental, inquieta el manejo ambiental que se le dará a más del 60% del PILA, que sería el porcentaje de hectáreas traspasadas a la región indígena del lado panameño, si se llega a aprobar la iniciativa de ley.

Por su parte, el ministro de Ambiente, Emilio Sempris, informó que la Dirección de Legal de la entidad está evaluando el alcance de este proyecto de ley.

Hoy, Sempris sostendrá una reunión con caciques y representantes de la Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá, en la que tratarán varios asuntos, entre los cuales está este tema. Esta organización demanda la titulación de más de 600 mil hectáreas en todo el territorio.

Actualmente, la comarca Naso es un corregimiento en el que habitan unas 5 mil personas que están distribuidas en 12 asentamientos.

El PILA perdería 125 mil hectáreas

Más del 60% de las 207 mil hectáreas que componen la región panameña del Parque Internacional La Amistad (PILA), entre Bocas del Toro y Chiriquí, pasarían a formar parte de la comarca Naso Tjer Di.

Así lo establece el proyecto de ley 656 que crea dicha región y que fue aprobado en primer debate por la Comisión de Asuntos Indígenas de la Asamblea Nacional.

El tema genera controversia debido a que el PILA es un área protegida del país y fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1983 por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

La declaratoria es binacional, al estar compartida con Costa Rica. En total, la reserva natural posee 400 mil hectáreas, de las cuales, 207 mil están en Panamá y 193 mil en el vecino país.

La propuesta

Según el documento, propuesto por el diputado del Partido Revolucionario Democrático Ausencio Palacio, la comarca tendría un área total de delimitación de 160 mil 616 hectáreas, de las cuales 125 mil 141 hectáreas pertenecen al Parque Internacional La Amistad y 21 mil 722 hectáreas son parte del Bosque Protector Palo Seco, también entre Chiriquí y Bocas del Toro. El resto estaría distribuido entre ambas provincias.

Conozca al diputado Ausencio Palacio. Expandir Imagen
Conozca al diputado Ausencio Palacio.

Por otra parte, establece que las tierras ubicadas dentro de esa región indígena serían propiedad colectiva del pueblo naso, que las administraría y poseería sus derechos de manera perpetua, y las usufructuaría con el fin de lograr su bienestar económico, social, cultural y político.

A su vez, dispone que los títulos de propiedad y los derechos posesorios adquiridos antes de la vigencia de esta ley, serían reconocidos por las autoridades tradicionales de la comarca Naso.

En la sustentación de motivos, Palacio subrayó que la comunidad naso está “en riesgo” de verse reducida en la territorialidad que le corresponde, debido a la titulación permitida por las autoridades administrativas, realidad que se ha estado dando con el pasar de los tiempos y de los gobiernos.

La preocupación

Frente a este escenario, Isaías Ramos, biólogo del Centro de Incidencia Ambiental, dijo que le causa preocupación el manejo ambiental que se le dará a más del 60% del PILA, de llegarse a aprobar esta normativa.

Para Ramos, también inquieta que públicamente el Ministerio de Ambiente no ha manifestado cuál es su posición como ente responsable y de los pasos a seguir para la protección de esta zona binacional, y los compromisos firmados por el Estado panameño en función de que se garanticen los derechos humanos y la protección de los ecosistemas de esta importante área.

Mientras, Susana Serracín, ecologista de la Alianza para la Conservación y el Desarrollo, argumentó que en principio, la comarca Naso ha sido una justa aspiración de este pueblo originario. “Soy de la opinión de que ambas figuras, comarca y área protegida, pueden coexistir en la medida en que sean observados y respetados los instrumentos de gestión ambiental del PILA”, manifestó la activista.

Sin embargo, resaltó que el manejo que los nasos le den al territorio debe obedecer al respeto estricto de los fines de conservación para los que fue creado el PILA.

El debate

Consultado sobre su posición respecto a este proyecto de ley, el ministro de Ambiente, Emilio Sempris, subrayó que hoy abordará el tema con la Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá.

Conforme a Sempris, además de las hectáreas que están solicitando en el PILA, también hicieron petición de otras 600 mil hectáreas. “El equipo legal está realizando una evaluación de la propuesta. Estoy a la espera del análisis. En la actualidad hay cerca de 600 mil hectáreas con solicitudes de titulación por parte de los pueblos originarios”, dijo.

Por su parte, la Coordinadora Indígena emitió un comunicado en el que señala que espera recibir una respuesta por parte del Ministerio de Ambiente en el encuentro que sostendrá con Sempris, para tratar la solicitud y titulación de tierras colectivas en varias áreas como Guna Yala o la región naso.

“Esperamos el compromiso del Ministerio de Ambiente de conceder con carácter de urgencia los visto buenos necesarios para los varios títulos de propiedad cuyos expedientes están aguantados”, dijo Marcelo Guerra, presidente de la organización indígena.

Durante los últimos años, el parque natural PILA se ha visto afectado por la deforestación, desarrollo de carreteras y la construcción de hidroeléctricas. Ambos temas han sido expuestos por la Unesco en informes que son remitidos a Panamá.

 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Nov 2018

Primer premio

9 1 3 3

ACBC

Serie: 5 Folio: 10

2o premio

8330

3er premio

1521

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código