CATALUÑA

Puigdemont llama a resistir pacíficamente

Temas:

Un grupo de personas exhibe un letrero en donde se lee ‘Puigdemont a prisión’, durante una manifestación ayer sábado llamando a la unidad en Madrid, un día después de que se impuso el control directo sobre Cataluña. Un grupo de personas exhibe un letrero en donde se lee ‘Puigdemont a prisión’, durante una manifestación ayer sábado llamando a la unidad en Madrid, un día después de que se impuso el control directo sobre Cataluña.
Un grupo de personas exhibe un letrero en donde se lee ‘Puigdemont a prisión’, durante una manifestación ayer sábado llamando a la unidad en Madrid, un día después de que se impuso el control directo sobre Cataluña. Javier Soriano

El destituido presidente separatista de Cataluña exhortó a los catalanes ayer sábado a oponerse a la intervención española en la región, en una velada negativa a aceptar la disolución de su gobierno ordenada por Madrid.

El Gobierno de España intervino oficialmente Cataluña el sábado y destituyó al desafiante gobierno independentista en la región, incluyendo su presidente Carles Puigdemont, al día siguiente de que legisladores autonómicos aprobaran una declaración de independencia en la próspera región nororiental española.

El país está viviendo algunas de las jornadas más tumultuosas de su historia reciente, al aprobar el Senado en Madrid medidas constitucionales sin precedentes para detener el proceso secesionista impulsado por el parlamento regional en Barcelona.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, disolvió también el parlamento regional y convocó a elecciones en Cataluña para el 21 de diciembre.

En un mensaje pregrabado por TV, Puigdemont dijo que solo el parlamento regional puede elegir o disolver el gobierno y prometió continuar “trabajando para construir un país libre”.

“La mejor manera que tenemos para defender las conquistas alcanzadas hasta hoy es la oposición democrática a la aplicación del artículo 155”, dijo en alusión a la disposición constitucional invocada por Madrid para asumir las competencias de Cataluña.

A pesar de su tono desafiante y el uso del emblema oficial del gobierno catalán junto con las banderas de Cataluña y de la Unión Europea, sin señales de la española, un comentarista político sostuvo que la expresión “oposición democrática” sienta las bases para una campaña política de cara a la elección regional de diciembre.

“Nuestra voluntad es continuar trabajando para cumplir los mandatos democráticos y al mismo tiempo buscar la máxima estabilidad y tranquilidad”, dijo Puigdemont.

Los separatistas sostienen que la victoria en el referendo del 1 de octubre les da legitimidad para independizarse de España.

Andrew Dowling, especialista en historia catalana en la Universidad de Cardiff, Gales, señaló que la declaración era “vaga e imprecisa, ciertamente no la del presidente de un nuevo país”. “Ellos han llevado a 2 millones de catalanes a creer en la independencia, así que es un problema grave decirles ahora que es de hecho difícil construir un Estado cuando España tiene la ventaja de la ley”, afirmó Dowling. “Están atrapados en su propia retórica”.

Una vez oficializada la intervención en las primeras horas del sábado, Puigdemont y los 12 miembros de su consejo de ministros en teoría ya no cobran sueldo.

El Gobierno español ha dicho que se los podría acusar de usurpación de funciones si se niegan a acatar, lo que podría provocar caos en la región al prolongar un enfrentamiento que ya lleva un mes.

Negándose a comentar sobre el discurso televisado de Puigdemont, la oficina de Rajoy dijo ayer sábado que sus acciones serán de ahora en adelante un asunto judicial y que la elección del 21 de diciembre será la forma “de devolver la dignidad a las instituciones catalanas”.

No estaba claro en absoluto que los nuevos comicios pudieran resolver los problemas de España con el independentismo catalán.

Teniendo en cuenta el sistema de reparto de escaños, los sondeos sugieren que los partidos independentistas probablemente conservarían su ajustada mayoría en la cámara regional, aunque no obtendrían más del 50% de los votos. Rajoy dijo que la declaración de independencia “no solo va contra la ley, sino que es un acto delictivo”.

Sus declaraciones fueron recibidas el viernes por la noche con abucheos y silbidos de desaprobación en Barcelona, la ciudad más importante de Cataluña, donde miles de personas se habían reunido para celebrar la declaración de independencia. Se desconocía si el equipo de Puigdemont acataría las órdenes.

Independentistas colocan a España en una situación de alto riesgo

El presidente derechista español Mariano Rajoy busca aplastar las ambiciones independentistas de Cataluña con la destitución del gobierno, la disolución del Parlamento y la convocatoria a elecciones anticipadas. Pero con ello podría haber abierto una caja de Pandora que bien pudiera explotarle en la cara.

Como escribió el comentarista Ricardo de Querol en El País, España se encuentra en “una situación de alto riesgo”. En medio de la incertidumbre que reina en el país, hay una cosa segura: a pesar de la intervención, no se advierte un final a los roces y tensiones entre Madrid y Barcelona después de que un Parlamento desafiante, haciendo caso omiso de la Constitución, votó por la independencia unilateral el viernes. Las semanas que restan hasta las elecciones previstas para el 21 de diciembre prometen abundancia de incidentes.

Rajoy tiene el derecho de su parte. Pero los líderes independentistas catalanes tienen el apoyo de mucha gente en su región. Las protestas independentistas han atraído a cientos de miles a las calles de Barcelona. Pero las manifestaciones de los partidarios de seguir siendo parte de España también atraen a muchos en la capital de Cataluña. Rajoy, un político de carrera alto y severo, de barba y gafas, tiene el apoyo del Partido Socialista, principal de oposición a nivel nacional; del partido derechista Ciudadanos, que a su vez es el principal opositor en Cataluña, y de los gobernantes de la Unión Europea en su lucha contra las ambiciones de Cataluña de crear una república con Barcelona como capital.

Las encuestas indican que la región de 7.5 millones de habitantes, que aporta la quinta parte del PIB español, está dividida en forma pareja en cuanto a la secesión. En todo caso, los independentistas promueven su causa con mayor energía. El presidente catalán destituido, Carles Puigdemont, es de alguna manera lo contrario de Rajoy. El experiodista, guitarrista de rock aficionado, se ha mostrado astuto en su enfrentamiento con el Gobierno al jugar al gato y al ratón con los nervios de Rajoy.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

INVERSIÓN Marlboro entra al negocio de cannabis

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

09 Dic 2018

Primer premio

8 6 4 0

ADBB

Serie: 22 Folio: 10

2o premio

0953

3er premio

9051

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código