CATALUÑA

Presidente Mariano Rajoy ataja la crisis con la intervención total

El Gobierno español pidió a la Cámara alta del Legislativo tomar el control de la administración catalana, disolver el Parlamento y convocar a elecciones.

Temas:

Unos 450 mil independentistas encabezados por sus líderes se manifestaron ayer en Barcelona, a gritos de ‘¡libertad!’ e ‘independencia’, después de que el Gobierno central anunció su intención de cesar al Ejecutivo regional. Unos 450 mil independentistas encabezados por sus líderes se manifestaron ayer en Barcelona, a gritos de ‘¡libertad!’ e ‘independencia’, después de que el Gobierno central anunció su intención de cesar al Ejecutivo regional.
Unos 450 mil independentistas encabezados por sus líderes se manifestaron ayer en Barcelona, a gritos de ‘¡libertad!’ e ‘independencia’, después de que el Gobierno central anunció su intención de cesar al Ejecutivo regional. Lluis Gene

El Gobierno nacional español decidió optar por la versión más drástica para la intervención de Cataluña. Un escenario de máximos en los que absolutamente todos los poderes de la región catalana pasarán a ser controlados por el presidente Mariano Rajoy en virtud del artículo 155 de la Constitución, que le da poderes extraordinarios para restaurar la legalidad en la comunidad díscola.

Todo el equipo de gobierno de la Generalitat de Cataluña será destituido, empezando por su titular, el presidente Carles Puigdemont. Se intervendrán parcialmente las potestades del Parlamento catalán y se asumirán de manera temporal las competencias de todos los resortes autonómicos: desde los medios de comunicación públicos hasta la policía regional, los Mossos D’Esquadra; desde la recaudación de los impuestos hasta los ferrocarriles catalanes.

Asimismo, Rajoy reclamó para sí la capacidad de disolver el Parlamento autonómico, que solo podrá seguir operando siempre que no dictamine algo que vaya en contra del artículo 155, y se arrogó la facultad de convocar a elecciones.

Carles Puigdemont encabezó la marcha. Expandir Imagen
Carles Puigdemont encabezó la marcha. AFP/Lluis Gene

De esta manera, el Gobierno español asumirá las funciones de todas las conserjerías regionales y mandos prioritarios como el departamento de Interior, Economía, Hacienda, Justicia, Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales, Enseñanza, Gobernación, Trabajo, Agricultura y Pesca.

“La facultad de disolver el Parlament pasa al presidente del gobierno. El presidente tendrá que convocar a elecciones en un máximo de seis meses, pero mi voluntad es que sea tan pronto como recuperemos la normalidad. Esto es el objetivo, lo quiere la mayoría, es lo que dice el sentido común y se trata de abrir una nueva etapa en la que la ley se respete y se recupere la convivencia”, explicó el presidente del gobierno tras la reunión del Consejo de Ministros extraordinario de ayer.

“El presidente del Parlament no puede proponer candidato a la presidencia de la Generalitat ni la celebración de investidura. No se suspende la autonomía ni el autogobierno, se cesa a las personas que han puesto ese autogobierno fuera de la Constitución y del Estatut”, recalcó.

En rueda de prensa, Rajoy justificó las duras medidas al preconizar los objetivos de restaurar la legalidad; celebrar elecciones con normalidad; asegurar la neutralidad institucional; mantener el bienestar social y el crecimiento económico; y asegurar los derechos y las libertades de todos los catalanes, en ese orden.

En la reunión de ministros se concretaron las medidas para atajar la crisis de Estado en Cataluña, que ha ido avanzando a trompicones, de prórroga en prórroga, pero de momento no entran en vigor, ya que deben pasar por la aprobación del Senado.

Está previsto que la votación en la Cámara alta sea el próximo viernes.

La formación política de Mariano Rajoy, el Partido Popular, cuenta con mayoría absoluta de diputados en el Congreso, por lo que no precisaría de otros apoyos. Sin embargo, debido a la dificultad en la resolución del conflicto, cuenta con el beneplácito de los dos partidos constitucionalistas, el PSOE y Ciudadanos.

La deriva independentista en Cataluña ha ido avanzando a trompicones de plazo en plazo desde la votación fallida, ilegal y sin garantías del pasado 1 de octubre.

 

Rajoy ataja la crisis con la intervención total Expandir Imagen
Rajoy ataja la crisis con la intervención total

El Gobierno central dio después dos plazos para que el presidente de la región española aclarase si había declarado o no la independencia. El primero concluyó el 16 de octubre.

Puigdemont mandó una carta a Rajoy en la que no dejaba en claro ese punto. Entonces se activó una segunda prórroga  —que duró hasta el 19 de octubre— para que el jefe del Ejecutivo catalán revocase esa decisión y decidiera volver a la legalidad.

La falta de respuesta se tradujo en el anuncio de la suspensión de la autonomía de Cataluña y la reacción del independentismo no se hizo esperar.

PUIGDEMONT REACCIONA

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, consideró un “ataque” y una “humillación” la activación del artículo 155 de la Constitución.

En su declaración institucional desde el Palau de la Generalitat —donde hace tan solo una semana declaró la independencia para suspenderla inmediatamente después— no desveló qué se hará en los próximos días, mientras la intervención de la autonomía no sea efectiva. Ni siquiera mencionó la separación de Cataluña.

Lo único claro que puso sobre la mesa es que convocará al Parlament de Cataluña para debatir qué pasos dar ante lo que definió como el “peor ataque” a las instituciones catalanas desde la disolución de la Generalitat por parte del dictador Francisco Franco. Acorralado por una medida que lo apartará del cargo tanto a él como a sus 13 consejeros, Puigdemont trató de tomar tiempo. Así acusó al Estado de tener un “propósito liquidador” y valoró como un “portazo” al diálogo las decisiones del Consejo de Ministros y la “liquidación” del autogobierno y la “voluntad democrática de los catalanes”.

“El gobierno se ha autoproclamado de manera ilegítima, sin pasar por las urnas, con un apoyo escaso, representativo —y tutor de la vida pública catalana, también— de los catalanes, y quiere teledirigir desde Madrid la vida de Catalunya”, denunció.

Mientras tanto, en las calles de Barcelona miles de personas —entre ellas los máximos representantes de movimientos secesionistas— enarbolando las esteladas (banderas de corte independentista) se concentraron en una multitudinaria manifestación de protesta por la activación del artículo 155 de la Constitución, al grito de “Libertad, Libertad”.

El escenario que se abre tras la intervención de todas las consejerías de la región de Cataluña es el de un terreno político desconocido. Las medidas que activarán en los próximos días están descritas, pero lo que queda por definirse es cómo se pondrán en marcha.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código