PERSONAJE

Sergio Ramírez, premio Cervantes de Literatura, sobre la crisis en Nicaragua: ‘Podemos salir de esta dictadura sin otra guerra’

Para el laureado escritor nicaragüense, la respuesta a la crisis de su país pasa por la salida del poder de Daniel Ortega y confía en la iniciativa de la Iglesia católica y el liderazgo de los estudiantes.

Temas:

Para Sergio Ramírez, la actual crisis nicaragüenses se originó mucho antes de las protestas de mediados de abril pasado. AFP. Para Sergio Ramírez, la actual crisis nicaragüenses se originó mucho antes de las protestas de mediados de abril pasado. AFP.
Para Sergio Ramírez, la actual crisis nicaragüenses se originó mucho antes de las protestas de mediados de abril pasado. AFP.

Sergio Ramírez le cree al diálogo. Escritor, premio Cervantes 2018, vicepresidente de Nicaragua en tiempos de la revolución sandinista, ahora se ha convertido en una de las voces más críticas y lúcidas en el cuestionamiento de su antiguo coequipero, el actual mandatario, Daniel Ortega.

Ramírez dice que la iniciativa de la Iglesia católica de conformar una mesa de diálogo con los sectores del gobierno, la oposición, los empresarios, los estudiantes, es el único espacio válido para salir de la aguda crisis de su país. Desde mediados de abril, la situación ya ha cobrado casi un centenar de vidas durante las protestas que estallaron ese mes contra el intento del gobierno de reformar el régimen de seguridad social.

En una conversación sostenida vía telefónica con La Prensa desde Managua, Ramírez dijo que cualquier fórmula para superar la crisis pasa por “la salida de Ortega del poder”.

La entrevista tuvo lugar el mismo día que Amnistía Internacional (AI) dio a conocer en Londres su informe Disparar a matar, sobre la crisis nicaragüense y donde señala que “el Gobierno [nicaragüense] no solo utilizó fuerza excesiva en el marco de la protesta, sino que posiblemente llevó a cabo ejecuciones extrajudiciales con la participación de grupos parapoliciales”.

Crisis larvada

La crisis reciente de Nicaragua estalló el 18 de abril pasado, cuando la publicación del proyecto de incremento en las cuotas obrero patronales del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), provocó enfrentamientos entre opositores y sectores progubernamentales, desatándose luego una feroz represión.

Ramírez asegura que esto venía de mucho más atrás.

“El hecho fue el detonante de una situación que se había venido acumulando: control social, silencio, terror, regalías”, dice.

“El INSS está en quiebra debido a la corrupción”, asegura Ramírez, al explicar que la mala situación de la institución fue el pretexto de la reforma fallida.

Ortega ganó en 2016 unos cuestionados comicios para un tercer mandato consecutivo hasta 2021.

“El gobierno perdió la opinión pública y la calle debido a su represión exagerada, que fue provocada por una percepción absurda de que la calle era de ellos [los sandinistas]”, dice el escritor.

Liderazgo estudiantil

Para Ramírez, es indiscutible el liderazgo estudiantil en las protestas, que ha logrado que en torno a ellos se agrupen otros sectores.

“El movimiento estudiantil ahora ha sido acompañado por el movimiento campesino contra el canal interoceánico”, dice, al agregar que el proyecto del canal de la empresa china HKND Group promovido por Ortega y hoy virtualmente abandonado fue “un engaño”.

“Los campesinos han venido protestando junto con los universitarios. Ya habían protestado antes, pero a su resistencia no se le había permitido manifestarse”, dice Ramírez.

Diálogo

En medio de la represión y el agravamiento de las tensiones, la Iglesia católica lanzó la iniciativa de una mesa de diálogo a la que logró sentar al gobierno, junto a los estudiantes, empresarios y otros sectores, pero cuyo avance ha sido accidentado, debido a que el gobierno la acusó de “golpista”.

“El punto fundamental de la mesa de diálogo es que tiene que haber una democratización profunda de toda la estructura del Estado. Cualquier paso hacia la democratización significa la salida de Daniel Ortega del poder”, dice categórico.

“Falta que el gobierno acepte, porque si no, se corre el riesgo de una guerra civil” que nadie quiere, afirma.

“La situación para el gobierno se ha agravado. El informe de la CIDH dice que hubo ejecuciones extrajudiciales, ahora es confirmado por lo que ha dicho Amnistía Internacional”, comenta.

“La Iglesia se ha ganado este honor, se ha convertido en un verdadero árbitro, Los sacerdotes han estado en las calles, en medio de la represión”, cuenta.

Ramírez evoca y contrasta las luchas de su juventud contra la dictadura de Anastacio Somoza, y lo que califica ahora como la transformación de su antiguo compañero del Frente Sandinista de Liberación nacional (FSLN) en un “dictador”.

“Estamos viviendo otra dictadura pero podemos salir sin otra guerra”, dice confiado en el poder de la presión nacional e internacional y el diálogo.

“Lo que Nicaragua requiere es una salida cívica y este diálogo puede darla”, sentencia.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código