Reformas darían más poder a la DGI

El poder que tiene la Dirección General de Ingresos (DGI) para escoger arbitrariamente a las empresas que somete a sus auditorías es contrario a toda noción de justicia: la carga de prueba se revierte al acusado (el contribuyente), mientras que el acusador (el Estado) se encuentra en una relación de poder superior.

Así concibe el economista Diego E. Quijano la acción de la DGI y el plan de reestructuración que planea.

Indica que “se trata de un arma que se esgrime, en nombre del Estado, bajo el manto sagrado del deber cívico, pero cuyos límites son tan pobres que el gobierno de turno puede aprovecharla para debilitar a la sociedad civil y expandir sus poderes, al atacar la fuente de sustento de muchas familias y los bienes de las personas”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Jun 2018

Primer premio

7 4 7 8

CBAB

Serie: 15 Folio: 9

2o premio

7722

3er premio

6637

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código