INNOVACIÓN

Regulan uso de aloinjertos procesados en trasplantes

Con la aprobación del proyecto de ley 559 se permitirá que en Panamá se use la técnica en pacientes que sufrieron algún daño que requiere ser reconstruido. La iniciativa tenía más de un año en la Asamblea.

Una alternativa para regenerar tejidos dañados de pacientes

Temas:

Regulan uso de aloinjertos procesados en trasplantes Regulan uso de aloinjertos procesados en trasplantes
Regulan uso de aloinjertos procesados en trasplantes

Panamá comienza a formalizar el uso de aloinjertos procesados, es decir, tejidos anatómicos procesados a través de métodos especiales de esterilización y preservación. Se trata de una herramienta terapéutica que se suma a las técnicas que los cirujanos pueden ofrecer a los pacientes que han sufrido un deterioro irreparable de algún hueso, tejido o piel, con el fin de reconstruirlo.

El primer paso se dio con la aprobación en tercer debate en la Asamblea Nacional del proyecto de ley 559 “que regula la introducción, preservación, almacenamiento y distribución de aloinjertos procesados”.

La propuesta fue presentada a la Comisión de Salud, Trabajo y Desarrollo Social de la Asamblea Nacional el 30 de agosto de 2017 por el diputado Raúl Hernández, con el propósito de que la normativa de trasplantes esté acorde a los avances de la ciencia.

En la exposición de motivos el diputado explicó que la Ley 3 de 10 de febrero de 2010 (general de trasplantes de componentes anatómicos) impide la utilización de aloinjertos, ya que su filosofía y génesis fue evitar el comercio o intercambio por precio de órganos, tejidos y células, y esto impide su introducción al país.

Destacó que en Estados Unidos el aloinjerto procesado está permitido y los centros hospitalarios pueden obtenerlos sin pasar por la rigurosidad de las normas que regulan los trasplantes de órganos, pues no son considerados bajo esa clasificación.

Otros países donde es utilizada esta técnica son Colombia, El Salvador y Costa Rica. En este último se creó el Centro de Investigación en Biotecnología del Instituto Tecnológico de Costa Rica, que tiene el único laboratorio dedicado al cultivo in vitro de células de piel para la reconstrucción de equivalentes epiteliales con fines terapéuticos.

Entre atraso y novedad

La ortopeda oncóloga Patricia Bonilla, miembro de la Sociedad Panameña de Ortopedia y Traumatología, sostuvo que la iniciativa de regular la técnica lleva muchos años en el tapete, aunque no fue hasta la semana pasada que se aprobó.

Bonilla, quien participó de la discusión del proyecto, explicó que la diferencia entre los trasplantes de órganos y los aloinjertos es que no hay rechazo por semejanza inmunológica.

Actualmente, los aloinjertos óseos son utilizados en pacientes del Instituto Oncológico Nacional y el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel, a los que se les puedan salvar las extremidades o reconstruir el daño después de una resección (extracción) o ablación de un tumor.

No obstante, antes de realizar el proceso es necesario efectuar solicitudes especiales y seleccionar el beneficiado, explicó la ortopeda oncóloga .

Federico Fonseca, asesor técnico de la ley, remarcó que en Panamá los aloinjertos no contaban con una regulación establecida por un marco legal que permitiera su adecuada introducción a Panamá.

Por ello, añadió, surgió esta normativa, con la que se quiere asegurar que los aloinjertos procesados que ingresen al país cumplan con los estándares de calidad, fiscalización por un ente gubernamental y garantizar al usuario final, el paciente, la bioseguridad del aloinjerto procesado.

Los especialistas precisaron que en el momento en que los aloinjertos pasan por un proceso de esterilización se elimina esa reacción donante-receptor, es decir, la posibilidad de un rechazo.

Indicaron que estos aloinjertos procesados salen totalmente del concepto de “trasplante de órgano”, debido a que el proceso al que son sometidos permite que sean empacados, almacenados por un tiempo prolongado y utilizados en cualquier paciente, por lo que no aplica la lista de espera.

Fonseca explicó que los aloinjertos deben manejarse bajo una logística de cadena de frío muy meticulosa, porque en Panamá aún no existe la capacidad de obtenerlos y procesarlos.

Los aloinjertos procesados, luego de ser importados, deben ser almacenados en los centros de custodia que tendrán que crearse y que estarán bajo el paraguas del Ministerio de Salud (Minsa), según lo establece el proyecto.

Guillermo Antonio Ameer, profesor de ingeniería biomédica de la Northwestern University, en Chicago, Estados Unidos, manifestó que los técnicos que sean asignados a los centros de almacenaje y custodia de los aloinjertos procesados tendrán que ser debidamente entrenados.

Esta regulación, añadió, es importante para que Panamá tenga un control de la calidad de los aloinjertos y de los profesionales que harán uso y manejo de ellos.

Evaluación

Sobre el tema, el viceministro de Salud, Eric Ulloa, dijo que representantes de la entidad participaron en la discusión de la iniciativa de ley, y que el documento aprobado en tercer debate está siendo evaluado por la Comisión Técnica de Trasplantes.

El Minsa será el ente encargado de implementar la norma, así como de supervisar e inspeccionar la trazabilidad de los aloinjertos procesados, por lo que podrá hacer visitas a los centros de almacenaje y custodia a fin de verificar los registros que mantienen y su cadena de frío.

Una alternativa para regenerar tejidos dañados de pacientes

Muchas enfermedades  ocurren debido  a  la degeneración  de un tejido proveniente del órgano que ocasiona la patología. Cuando  esto  ocurre,  la medicina  tradicional  utiliza medicamentos para     aliviar el dolor o estimular  la correcta  función del órgano enfermo.  No obstante, a  través del uso de aloinjertos  se busca introducir tejidos sanos al cuerpo,  para estimular la reparación del tejido enfermo. De esta manera el paciente puede tener  la posibilidad de aliviar su dolencia y reparar la patología, y así disminuir  las complicaciones fisiológicas.

El uso  de los aloinjertos debe ser regulado para asegurar  que el paciente reciba un proceso  seguro y eficaz. Además, esto   permite  brindar guías que eviten que el    aloinjerto  ocasione la introducción de  infecciones y complicaciones  en el paciente. Asimismo,  una  correcta regulación logra evitar la inadecuada  comercialización y mal uso de los mismos. 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

16 Oct 2019

Primer premio

0 4 4 8

ACCA

Serie: 14 Folio: 10

2o premio

2619

3er premio

8838

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código