Renuncia jefe de la Policía

El director de la Policía colombiana, general Rodolfo Palomino, renunció a su cargo un día después de que la Procuraduría abriera una investigación en su contra por presuntas faltas disciplinarias.

Temas:

El director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino López (frente), junto a su esposa Eva Ardila, mientras asiste a una conferencia de prensa. El director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino López (frente), junto a su esposa Eva Ardila, mientras asiste a una conferencia de prensa.

El director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino López (frente), junto a su esposa Eva Ardila, mientras asiste a una conferencia de prensa.

Palomino renuncia a la Policía Palomino renuncia a la Policía

Palomino renuncia a la Policía

El director de la Policía colombiana, general Rodolfo Palomino, renunció a su cargo un día después de que la Procuraduría abriera una investigación en su contra por presuntas faltas disciplinarias.

Se le vincula a un incremento injustificado de su patrimonio y a su posible participación en una red de prostitución masculina denominada periodísticamente como ‘la comunidad del anillo’.

Palomino renuncia a la Policía

Rodolfo Palomino renunció a la dirección de la Policía Nacional de Colombia un día después de que la Procuraduría General de la Nación de ese país anunciara la apertura oficial de una investigación en su contra por tres escándalos: el posible incremento injustificado de su patrimonio, los supuestos seguimientos ilegales a periodistas y el presunto proxenetismo en un escándalo sexual conocido como “la comunidad del anillo”.

Palomino había dicho el martes que no renunciaría, puesto que las acusaciones eran falsas y solo buscaban desprestigiarlo. Sin embargo, ayer en la mañana, acompañado de su esposa, tres hijos y toda la cúpula de la entidad, aseguró que había decidido pedirle al presidente, Juan Manuel Santos, que lo apartara del cargo y que él presentaría su solicitud de retiro, no sin antes reiterar su inocencia y enfatizar que un director de la Policía no podía estar siendo investigado, poniéndose en duda su transparencia y honorabilidad. Palomino, de 58 años, tenía 38 años de carrera en la policía.

“Las personas no pueden estar por encima de las instituciones (…) Así como la fiscalía ha estado investigando y no ha encontrado hasta el momento elementos para vincularme, estoy seguro de que la Procuraduría tampoco lo hará”, aseguró el exjefe policial.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aceptó la renuncia “contra su preferencia”, destacó la labor de Palomino e indicó que dejaba “la Policía más poderosa y eficiente, una Policía lista para la paz”. Añadió que “lo que uno espera de la institución es lo que ha legado el señor Palomino, es decir, grandeza, eficacia y amor por Colombia”.

Minutos después, Santos –quien también le agradeció a Palomino por su labor y lealtad– nombró al general Jorge Hernando Nieto en la dirección de la Policía. El anuncio no generó sorpresa, pues es a quien le correspondía según línea de antigüedad y mando. Como primera orden le dio tomar las medidas necesarias para limpiar la entidad y recuperar la confianza y la respetabilidad en la institución, que será clave tras la firma de la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (ver recuadro).

LOS ESCÁNDALOS

Los casos por los que se investiga a Palomino no son menores. El primero es la presunta existencia de la “comunidad del anillo”, una red de prostitución masculina en la Policía en la que jóvenes oficiales fueron explotados sexualmente por oficiales de mayor rango que los ponían a disposición de parlamentarios mediante álbumes fotográficos.

El líder de esta operación de la que en teoría conocía Palomino era Jerson Jair Castellanos, quien era el jefe de seguridad del Congreso y quien habría actuado como enlace entre la Policía y el Legislativo.

De aquí surge parte de la segunda investigación contra el ahora exdirector de la policía, y se trata de un posible incremento injustificado en su patrimonio. Son dos lotes de mil metros por menos de 80 millones de pesos (equivalentes a $26 mil dólares al cambio de hoy) que le compró precisamente Palomino a Castellanos en medio del escándalo. Fuera de esos y otros terrenos, Palomino también tiene negocios relacionados con tractomulas y su salario no superaba los $16 millones de pesos ($5 mil dólares aproximadamente, al cambio de hoy).

El tercer asunto por el que se investiga a Palomino, y que también tiene relación con los dos casos anteriores, es el supuesto seguimiento ilegal a los periodistas que investigaron esos casos. Se trata, principalmente, de Vicky Dávila, directora de La F.M.; Claudia Morales, subdirectora de La Luciérnaga; y Daniel Coronell, columnista de la revista Semana. Ellos sacaron a la luz denuncias sobre actos de corrupción que se presentaban en la entidad, como las fortunas injustificadas de los generales de la Policía y los ascensos de generales investigados.

Dávila recibió 170 correos entre el 29 de noviembre y el 2 de diciembre de 2015 de un anónimo que se hacía llamar “policía arrepentido”, que entre otras, le decía que había carros merodeando la emisora y su casa las 24 horas del día. Le mencionaba incluso las placas, que luego fueron verificadas y que efectivamente coincidían con carros registrados por la Policía o relacionados con esta.

Los correos, que también recibió Morales, tenían información concreta de ambas, como dónde se veían con sus fuentes, quiénes eran sus fuentes, cuándo se vieron con tal persona y qué les respondían, entre otras.

EL VIDEO DE FERRO

El escándalo sexual que tiene en aprietos a Palomino ya hizo renunciar al viceministro del Interior, Carlos Ferro. Lo hizo una hora después del anuncio de la investigación del Procurador el pasado lunes. Aunque este no mencionó directamente su nombre, dijo que la “comunidad del anillo” involucraría a un exsenador que ahora ocupaba un alto cargo en el Gobierno. Ferro era senador en 2008 cuando se grabó un video que ahora las autoridades usan como prueba para la investigación a Palomino.

Se trata del video que salió a la luz el mismo día del anuncio del procurador. En él sale Ferro hablando con el capitán Ányelo Palacios (presunta “víctima”), quien grabó el video, sobre sus relaciones homosexuales y concertando un encuentro íntimo entre ambos. Aunque existe una controversia, puesto que se trata de una charla privada, el video ha servido como prueba para sustentar que en la “comunidad del anillo” participaron también congresistas.

Hay una fuerte controversia sobre la publicación de ese video, porque se trata de una charla privada entre dos adultos. Los defensores de que haya salido a la luz alegan que es una prueba de algo más, y que cuando un funcionario usa su cargo para fines personales su vida íntima deja de ser personal, mientras que los detractores dicen que el video no aporta nada testimonial ni que pruebe la existencia de la “comunidad del anillo”, que los daños a la familia de Ferro son incalculables y que no hay delito porque fue una relación consentida.

Al respecto, hasta el presidente Santos opinó. Ayer, durante el evento Colombia hacia un país de altos ingresos con movilidad social, organizado por Foros Semana, dijo: “Aquí se está saliendo de madre ese tipo de ataques y de información, y eso no es un buen periodismo, lo digo como periodista, no como presidente”.

Ante eso, Dávila, que fue quien publicó el video a través de La F.M., dijo a medios colombianos que se publicó estando ya judicializado, que había graves denuncias en el fondo, que el video era solo una prueba que sería valorada y que había que evaluar qué pesaba más, si el derecho a la intimidad o el de las víctimas a ser reparadas.

CONVENIENTE SALIDA

Independientemente de la publicación del video, hay quienes piensan que eso fue lo que logró finalmente “tumbar” a Palomino. ¿Por qué? Porque fue el único elemento nuevo entre su “no renuncio” del martes a su “renuncio” de ayer.

Dávila piensa que la salida de Palomino era lo mejor para la Policía y para los colombianos, pues la Policía “está en un muy mal momento y el reto a futuro es grande”.

Ella, sin embargo, no lo ve con triunfalismo. “Es una consecuencia de las investigaciones en su contra. Los periodistas hicimos las denuncias y la fiscalía y la Procuraduría deben ahora encontrar toda la verdad. Nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo”.

La senadora y analista Claudia López también considera conveniente la salida de Palomino. “Su renuncia era necesaria y su permanencia, absolutamente insostenible. Cada semana salía una nueva evidencia o escándalo, de manera que él o era solo un inepto o es cómplice. En cualquier caso no podía seguir ahí”.

Para López, la denuncia es tardía no solo porque Palomino no pudo salvaguardar la entidad por encima de su interés de salvar su nombre, sino porque “el presidente no hizo nada por tratar de mitigar ni sancionar los escándalos. Dilató y amparó a Palomino hasta donde pudo. No tomó medidas serias ni pertinentes para mitigar los abusos de poder y eso empeoró las cosas. Hoy la entidad está desprestigiada, sin credibilidad y con evidentes faltas de control interno”.

López se refiere quizás a que Santos nombró una comisión el 9 de diciembre que, en máximo 90 días, debía presentar un informe sobre los casos irregulares en la Policía, pero no fue hasta el lunes que firmó el decreto dándole vida jurídica. O a que se reunió con Dávila y le dijo que le parecían graves y delicadas las interceptaciones a periodistas, y que mandaría a buscar los documentos, lo que no sucedió. O a que la comisión que nombró Santos tiene entre sus miembros a Jorge Hernán Cárdenas, hermano del ministro actual de Hacienda, quien fue contratista de la Policía durante la gestión de Palomino. O a que, después de conocer los casos por los que hoy se investiga a Palomino, los calificó como “chismes”.

Es por lo anterior que Claudia y Vicky están escépticas de la investigación.

Ellas contaron a este medio que la Policía tuvo tiempo para borrar y alterar evidencias en el caso del seguimiento a los periodistas. Por ejemplo, contaron, le realizaron un peritaje a uno de los carros con el que le hicieron seguimiento a Dávila antes de que la fiscalía interviniera y la propia Policía le hizo polígrafo al que, en teoría, coordinaba los espionajes.

Además, el fiscal del caso fue amenazado de muerte y tuvo que sacar a su familia del país y el director del Cuerpo Técnico de Investigaciones fue retenido en el aeropuerto de El Dorado cuando iba a viajar.

QUIÉN ES JORGE HERNANDO NIETO

Abogado y administrador policial y de empresas. Tiene estudios en alta gerencia y desarrollo gerencial, y es especialista en Seguridad integral e investigación criminal. Tiene más de 35 años de carrera en la policía. Ha liderado operaciones contra cabecillas de narcotráfico y ha pasado por varias direcciones de la entidad, entre ellas la de Investigación Criminal, Talento Humano y Seguridad Ciudadana. Fue también agregado de la Policía de Colombia en México.

Desde enero ocupaba la subdirección de esa institución.

Ha recibido más de 60 condecoraciones y medallas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código