SEGURIDAD CIUDADANA

Repunte delincuencial

Frente a la criminalidad que azotó al país hace cinco años, los índices de delitos se mantienen bajos. Pero algunas cifras generan inquietud.

Temas:

El Ministerio de Seguridad ha apostado a iniciativas como la Fuerza de Tarea Águila para enfrentar la criminalidad en el país. El Ministerio de Seguridad ha apostado a iniciativas como la Fuerza de Tarea Águila para enfrentar la criminalidad en el país.
El Ministerio de Seguridad ha apostado a iniciativas como la Fuerza de Tarea Águila para enfrentar la criminalidad en el país. Gabril Rodríguez/Archivo

El pasado 17 de diciembre de 2017, el ministro de Seguridad Pública, Alexis Bethancourt, dio a conocer las últimas cifras sobre la actividad criminal y aseguró que la incidencia de homicidios en el país continuaba con una “tendencia a la baja”, así como el resto de los delitos de impacto en el país.

“El comportamiento delictivo de este año mantiene números similares a los del año pasado, en el que obtuvimos la reducción más importante de las estadísticas de los últimos 20 años de todos los delitos y sus modalidades, con una leve disminución de los delitos de impacto y la tendencia a la baja alcanzada durante la presente administración”, subrayó ese día Bethancourt.

Según el Ministerio de Seguridad, estos delitos registraron “una disminución promedio de 4.8%, equivalente a 388 delitos menos, en comparación con el año 2016. En ese sentido, cabe destacar que en lo que va de 2017, en Panamá se han registrado 371 homicidios, 8 menos que en 2016”.

Si bien parece ser cierto que la actividad delictiva en general se mantiene a niveles similares a los de 2011, después de haberse disparado entre 2009 y 2015, sí se registró un aumento entre 2016 y 2017 en delitos de alto impacto, como el hurto, el robo o las lesiones personales, según los datos preliminares más recientes disponibles (hasta octubre y noviembre de 2017) del Sistema de Estadística Criminal (SIEC).

El SIEC recoge y sistematiza los datos sobre criminalidad de los estamentos de seguridad como la Policía Nacional y el Ministerio Público.

HURTO Y ROBO

En 2017, según los datos, hubo 14 mil 302 casos de hurto registrados hasta octubre, 6.4% más que en 2016, cuando se registraron 13 mil 445 casos de esa modalidad delictiva, que acapara la mayoría de casos de alto impacto en las estadísticas.

El número de robos a mano armada creció, de 4 mil 572 casos registrados en 2016, a 6 mil 139 casos hasta octubre de 2017.

El robo simple aumentó, de mil 619 en 2016, a 2 mil 55 casos en 2017. Y los delitos de lesiones personales subieron también, de 2 mil 78 en 2016, a 2 mil 773 en 2017, lo que mostraría un preocupante aumento en los niveles de violencia.

Mayo de 2017 fue el mes en el que más casos de hurto se registraron durante los últimos dos años (1,591), mientras que el año anterior durante el mismo mes, hubo mil 320 casos. El mes de agosto mostró, entre tanto, el mayor contraste entre los dos últimos años en cuanto a la ocurrencia de esta modalidad delictiva: mientras que en 2016 hubo mil 124 casos de hurto, en 2017 se contabilizaron mil 450 casos.

Y durante agosto de 2017 tuvieron lugar más robos (918) que en el mismo mes de 2016 (557), siendo también el mes de mayor contraste en la incidencia de este delito (64.8% de variación porcentual entre un año y otro).

EL TECHO

Si bien estas cifras pueden causar inquietud, están lejos de las de 2009 y 2014, año en el que se llegó a los más altos niveles de criminalidad desde 2007, con un total de 69 mil 187 casos registrados.

Entre tanto, los homicidios alcanzaron su pico en 2009, con 818 casos.

Pese a la disminución de los delitos en general, el país está todavía lejos de retornar a la relativa tranquilidad de 2007, cuando se registraron apenas 47 mil delitos en todo el país.

Repunte delincuencial Expandir Imagen
Repunte delincuencial

Repunte delincuencial Expandir Imagen
Repunte delincuencial

Repunte delincuencial Expandir Imagen
Repunte delincuencial

Tan solo tomando en cuenta los datos de los dos últimos años medidos (2016 y 2017, hasta noviembre), se ve que agosto y septiembre son los meses con mayor cantidad de delitos (22.9%) en ambos años, tendencia que decae notablemente hacia octubre (1.3%).

Sin embargo, es notorio que el año pasado la incidencia de hechos delictivos fue mayor (5 mil 886 casos registrados) que en 2016 (4 mil 790) durante el mes de agosto.

VIOLENCIA

Al analizar las cifras por mes, se observa un aumento en los delitos de lesiones personales, siendo, nuevamente, el mes de agosto de 2017 el que registró el mayor incremento de casos, con un total de 318, frente a 190 en el mismo mes de 2016. Sin embargo, ese año el mes con más casos de lesiones fue octubre, con 267 casos, que no obstante, fue un número inferior a los 282 casos ocurridos en el mismo mes de 2017.

EXPLICACIÓN

Para la directora del Instituto de Criminología de la Universidad de Panamá, Bélgica Bernal, los progresos en materia de judicialización de los miembros de bandas delictivas han ayudado a bajar algunos índices delictivos de los últimos años.

“Si usted tiene un prontuario y anda con dos o tres personas que también tienen un prontuario y porta aunque sea una pistola falsa, ya hay un indicio de que puede estar intentando cometer un delito”, señala. Y ahí la autoridad interviene.

La experta también defiende la incidencia de las “redes de apoyo” (programas sociales y subsidios como la beca universal) para evitar que niños y jóvenes ingresen a edades tempranas a las pandillas.

“Es cierto que muchas familias están tomando riesgos sociales porque no están haciendo buen uso de esos dineros, pero si alguien quiere seguir obteniendo estos beneficios, tiene que llevar al niño al centro de salud, mostrar el certificado de escolaridad y eso ha tenido algún impacto, porque mucha gente sí está cumpliendo”, afirma.

Hace un año, el Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura presentó los resultados de la cuarta Encuesta de Victimización y Percepción de la Seguridad en Panamá, que, indicaba que el 70% de la ciudadanía encuestada percibía que el país no era seguro.

La especialista señala que se debe tomar en cuenta esa percepción.

“Lo importante es saber cómo se siente la comunidad, porque si las personas tienen una sensación de inseguridad, entonces tenemos que explicar lo que está ocurriendo ”, dice Bernal.

Para Bernal, las causas profundas de la delincuencia hay que buscarlas en la grave desigualdad social del país. También aboga por la urgencia de una discusión sobre una política criminal consistente a largo plazo.

“Una política criminal tiene que aplicarse a lo largo de 10 o 15 años y debe tener ejes rectores que se sigan, independientemente de cualquier gobierno que llegue al poder”, dice.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Nov 2018

Primer premio

9 1 3 3

ACBC

Serie: 5 Folio: 10

2o premio

8330

3er premio

1521

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código