AVISO: Las visitas al Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid estarán suspendidas este domingo.

LA POLÍTICA Y EL EJERCICIO DE LAS FUNCIONES PÚBLICAS

Respaldo de Martinelli a CD violaría la ley

El Presidente ha pedido el apoyo de la población para los precandidatos de CD, lo que, según juristas, viola el artículo 136 de la ´Constitución´.

En diciembre pasado, el presidente, Ricardo Martinelli, mostró su apoyo a los precandidatos presidenciales y alcaldicios de su partido Cambio Democrático (CD), en varias ocasiones.

Lo hizo en fiestas privadas, en visitas oficiales, e incluso a través de su cuenta de Twitter. Aprovechó para dar su punto de vista sobre qué y quiénes le convienen a Panamá para “seguir con el cambio”.

Sin embargo, la actitud de Martinelli, máxima autoridad del país, según juristas consultados, viola la Constitución. Con este acto, explica el constitucionalista Miguel Antonio Bernal, la carta política ha sido “violada de forma flagrante”.

El artículo 136 de la Constitución panameña establece, en sus primeros párrafos, que: “las autoridades están obligadas a garantizar la libertad y honradez del sufragio. Se prohíbe: 1. El apoyo oficial, directo o indirecto, a candidatos a puestos de elección popular, aun cuando fueren velados los medios empleados a tal fin” (ver tabla).

Es decir, aun cuando el líder de CD expresara su apoyo a los precandidatos de su colectivo sin la cobertura de medios, y solo entre sus copartidarios, estaría violando la Constitución. Por un caso parecido, el expresidente Marcos Robles enfrentó un juicio en la Asamblea Nacional, en marzo de 1968, que terminó con su destitución.

APOYO ABIERTO

Uno de los principales actos que atentaría contra la carta política lo protagonizó el mandatario el 24 de febrero pasado, cuando colgó en su cuenta de Twitter un mensaje en apoyo a dos de los 10 precandidatos de CD: “Aquí con el próximo Presidente o Presidenta de Panamá”, posteó Martinelli junto a una foto en la que aparecía con los aspirantes a la candidatura de su colectivo Rómulo Roux y José Domingo Arias, además del ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima; la expresidenta Mireya Moscoso; y la primera dama, Marta Linares.

Apenas una semana después, el 1 de marzo, Martinelli anunció su respaldo a las aspiraciones del ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino, para la Alcaldía de Panamá. “Aquí estoy celebrando el cumpleaños de mi hijo, de mi amigo, de mi hermano: Guillermo Ferrufino, el próximo alcalde de la ciudad de Panamá”, dijo el gobernante en la fiesta de cumpleaños de Ferrufino, en el hotel El Panamá.

El Presidente también ha retwitteado varios mensajes de campaña de los precandidatos Roux y Arias, así como también de otros de sus seguidores que respaldan a estos dos. Sin embargo, Martinelli no es la única autoridad que ha manifestado su apoyo públicamente a una candidatura en particular. La ministra de Trabajo, Alma Cortés, ha dicho públicamente que apoya a Roux, y el secretario de Comunicación del Estado, Luis Eduardo Camacho, se ha convertido en el vocero de Arias.

“No se puede ir en contra del artículo 136 de la Constitución, que prohíbe el apoyo oficial directo o indirecto a candidatos a puestos de elección popular”, dijo Guillermo Márquez Amado, exmagistrado del Tribunal Electoral (TE). “Eso está mal hecho. Sea quien sea, es violatorio de la Constitución”, dijo.

Añadió que si bien este fenómeno se ha dado desde 1990, ha sido en los últimos meses cuando se ha intensificado y se ha hecho sin el llamado de atención del TE.

Por su parte, Bernal afirmó que “la norma constitucional es clara y no hace excepción alguna. Lo que ha hecho el Presidente es una flagrantísima violación constitucional”. El catedrático afirmó que ahora corresponde interponer una demanda ante el Órgano Legislativo. “De admitirse la demanda, la Asamblea tendría que constituirse en sus funciones judiciales y llamar al Presidente a juicio”.

En tanto, Angélica Maytín, presidenta ejecutiva de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, expresó que la actitud del mandatario responde a una postura generalizada del actual gobierno, en el que varios funcionarios no cumplen con las exigencias de su puesto. “El Presidente de la República debe dar el ejemplo, y no violentar la Constitución y las leyes con sus actuaciones”, agregó.

EL CASO TORRIJOS Y BALBINA

En octubre de 2008, cuando todas las encuestas apuntaban a que Ricardo Martinelli era el virtual ganador de la contienda electoral de 2009, el entonces presidente del país, Martín Torrijos, se quitó el sombrero de Presidente y se puso el de político para impulsar a la entonces candidata del PRD Balbina Herrera.

“Cerremos filas (...) Nada me va a dar más alegría que ser yo quien le entregue a Balbina la llave de la Presidencia el próximo año”, dijo el exmandatario en un acto celebrado en Atlapa, donde Herrera recibió la credencial que la acreditó como la abanderada presidencial del partido de Omar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código