WIKILEAKS. UNA ORGANIZACIÓN QUE SE DESMORONA.

Retrato de un naufragio

Con la inminente extradición a Suecia de su líder, y con su organización al borde de la quiebra, Wikileaks encara un futuro incierto, casi agónico.

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203uVXCOQ.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203uVXCOQ.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203uVXCOQ.jpg

Julian Assange siempre supo que caminaba sobre el filo de una navaja.

El australiano que se educó en física y matemática se sintió, empero, atraído desde muy joven por la informática.

Así aprendió a burlar la seguridad de los sistemas, a descubrir sus vulnerabilidades y, sobre todo, a reconocer el poder que esto podía conferir y los poderes a los que se podía desafiar así.

Se convirtió en un maestro hacker.

Con cierta tendencia disconforme, subversiva, contestataria, veía cómo los gobiernos resguardaban con celo mucha información que al ciudadano común podía concernirle, pero que por razones de “seguridad” u otras excusas –que generalmente enmascaraban otras motivaciones– no se hacían públicas.

Con este espíritu, con los antecedentes incluso policiales de intervenir redes, Assange y otros colaboradores fundaron Wikileaks en 2006, dispuestos a utilizar sus talentos para romper ese cerco informativo y poner por internet, a disposición de las masas, esas verdades incómodas que los gobiernos no querían dar a conocer.

Assange se apoyó, para impulsar Wikileaks, en su personalidad carismática, arrogante, su aire de iluminado y su cuidada imagen de héroe rebelde, enigmático y seductor.

Irónicamente, esta personalidad es la que lo tiene al borde de la cárcel: dos mujeres con las cuales admitió haber tenido sexo durante una visita a Suecia el año pasado lo acusaron de violación y acoso.

Y esta semana, un tribunal británico decidió que los alegatos de su defensa no tenían sustento. Su extradición a Suecia desde el Reino Unido, donde se encuentra en libertad bajo fianza, parece ahora inminente.

La última palabra sobre esta decisión, y que podría salvarlo, está en manos de un tribunal superior, pero solo si los jueces que desestimaron sus argumentos aceptan la intervención de dicha instancia.

Y ese dictamen llega apenas una semana después de que Wikileaks decidiera no divulgar más los cables desclasificados que aún obran en su poder por carecer de fondos para hacerlo.

Agonía

La lenta agonía de la organización de Assange parece haber empezado justo en su momento de mayor éxito.

Wikileaks había logrado notoriedad a mediados de 2010 luego de filtrar los llamados “papeles de Afganistán”, en los que se revelaban graves errores, prácticas y decisiones tomadas por las fuerzas desplegadas en ese país de Asia Central que luchaban contra el regreso del Taliban después el 11-S y la cruzada antiterrorista de George W. Bush.

Lo revelado parecía recordar lo sucedido en la década de 1970 cuando The New York Times publicó los “papeles del Pentágono”, un recuento sobre los secretos y los excesos de la guerra de Vietnam por parte de las fuerzas estadounidenses.

En esta oportunidad, también The New York Times junto a The Guardian del Reino Unido y Der Spiegel de Alemania divulgaron lo filtrado por el equipo de Wikileaks.

El recelo del Gobierno estadounidense no tardó en hacerse notar. Acusaciones de espionaje y traición empezaron a apuntar hacia la organización de Assange.

Pero lo más fuerte estaba por venir.

A finales de 2010 se divulgaron los papeles del Departamento de Estado: 250 mil despachos diplomáticos que formaban parte del tráfico diario entre el Departamento de Estado y más de 270 embajadas estadounidenses en el exterior.

Una amplia red de medios de comunicación, entre estos varios de los más prestigiosos periódicos del mundo, acordaron divulgarlos.

El disgusto contra Wikileaks y Assange aumentó en Estados Unidos. El fundador de la red ya no podía pisar suelo estadounidense sin temor a ser arrestado.

El gobierno de EU intentó bloquear la publicación de los cables primero y luego apostó por desacreditarlos. Al final, el efecto en internet fue imparable. Pero de la misma manera, temerosas de verse involucradas con Wikileaks, muchas firmas en las que se apoyaba la organización para recibir donativos, entre estas tarjetas de crédito y sistemas de pago por internet, retiraron su apoyo y se negaron a prestarle servicio.

El cerco económico contra la organización se ha tornado insostenible.

Assange y su grupo no se amedrentaron y elevaron la apuesta: anunciaron que divulgarían información sobre las prácticas poco éticas de los bancos estadounidenses.

Ello ocurrió a finales de noviembre de 2010. El 7 de diciembre se produjo el arresto de Assange en Londres. El resto ya es conocido.

Nadie puede demostrar, por lo pronto, que se trata de una “represalia”.

(Con información de servicios internacionales)

Un perfil breve del señor ´A´

Héroe o villano. Traidor o revolucionario. Líder o hábil mercader. La imagen de Julian Assange puede verse desde distintos ángulos. Y él no ayuda mucho a definirla. Da pocas entrevistas, es esquivo y distante, y sus apariciones públicas tienen a veces el cuidado de una performance. Lo cierto es que nació en Australia en julio de 1971, en Townsville una ciudad del estado de Queensland.

Tuvo una infancia nómada, pues su madre cambiaba constantemente de residencia. Fue procesado de joven por delitos informáticos. Estudió matemática y física en la universidad de Melbourne, aunque nunca se graduó, por lo que se le considera un autodidacta. Una biografía no autorizada que marcó su ruptura con The Guardian dice que es “brillante, pero de difícil trato y sin escrúpulos”. También ha sido premiado como periodista por Amnistía Internacional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código