‘OTRO CAMINO PANAMÁ’

Ricardo Lombana lleva a Chiriquí su discurso antisistema

Temas:

Lombana estuvo en Puerto Armuelles, a 550 km de la capital. Apeló al elector: ‘Si usted cree que Puerto no ha crecido y no se ha desarrollado, no vote por los mismos’. Eliana Morales Lombana estuvo en Puerto Armuelles, a 550 km de la capital. Apeló al elector: ‘Si usted cree que Puerto no ha crecido y no se ha desarrollado, no vote por los mismos’. Eliana Morales
Lombana estuvo en Puerto Armuelles, a 550 km de la capital. Apeló al elector: ‘Si usted cree que Puerto no ha crecido y no se ha desarrollado, no vote por los mismos’. Eliana Morales

La plaza pública de Puerto Armuelles, en Barú, la ciudad más alejada de la capital (550 km), recibió a Ricardo Lombana, candidato presidencial por la libre postulación, a las 12:00 p.m. Para entonces ya había recorrido las principales calles de esta comunidad, un ejemplo de las atrofiadas formas de la política: un alcalde que busca su sexto período en el cargo, en un municipio quebrado que cerró sus puertas acosado por deudas, y un pueblo que pide agua, educación y trabajo.

En Puerto Armuelles, Lombana se presentó como una opción para cambiar el actual sistema. Para erradicar las viejas prácticas que carcomen el sistema y corroen ciudadanos. Ayer fue el segundo día de recorrido de Lombana por Chiriquí.

Tomó el micrófono y empezó su combativo discurso: “La gente se siente abandonada” y “tienen miedo”. Otro Camino Panamá, aseguró, es un movimiento que da voz y hace visibles comunidades como estas, olvidadas, y apartadas de la distribución de los recursos públicos.

Entonces aprovechó para explicar por qué hará su cierre de campaña en Santiago, Veraguas, el martes 30 de abril. “Es para mandar un mensaje: este país no es solo la capital, sino que tiene que desarrollarse por cabeceras”.

Volvió a hablar de los maletines y de las promesas que la política de siempre hará al filo del cierre de la campaña. “Los puestos de trabajo no le pertenecen al alcalde, ni a los diputados; le pertenecen a todos los panameños. Nos han hecho creer que para tener oportunidades hay que ir a rogarle al alcalde (...). No tengan miedo”. Pronunció esas palabras a solo dos calles del edificio Agustín Olmos C., sede del Municipio de Barú, el cual es dirigido desde hace 25 años por el alcalde panameñista Franklin Valdés.

Este municipio le debe varios meses de salario a sus colaboradores, miles de dólares al Seguro Social y no puede pagar el agua ni la luz. La misma administración pública que esperaba florecer con la operación de Banapiña, la apuesta del Estado y la empresa privada para darle vida a la actividad bananera en la zona.

El acto político siguió con la tónica fogosa del discurso que caracteriza a Lombana. Hablaron algunos candidatos independientes que quieren ser representantes de corregimiento o diputados.

La multitud que le seguía lo acompañó a caminar el malecón, a pocos pasos del nostálgico puerto que un día vivió de la bonanza del banano. Frente al mar y en medio del sol brillante de abril, se tomaron selfis y grabaron videos para las redes sociales, plataforma que ha sido pieza angular de la campaña del independiente. Se despidió de Chiriquí al final de la tarde. Seguidores, vestidos de color naranja, estuvieron en el aeropuerto Enrique Malek, de David.

Tras bastidores

Detrás de los bastidores de una campaña sin estructura partidaria como esta están los ciudadanos. Son el motor del movimiento: convocan, recolectan, piensan, planifican y ejecutan. No hay filas para entregar boletos para reclamar comidas, ni premios. Tampoco decenas de buses para transportar gente para llenar la plaza pública. No hay cajas con paraguas, gorras o suéteres para regalar. Al contrario. En esta maniobra política, toca comprarlos. Abdel Rojas, coordinador del centro de campaña de Lombana en Chiriquí, narra que ciudadanos donan gorras y otros artículos, ellos los mandan a bordar o marcar y luego los venden en el centro para recolectar fondos. Por día, pueden recoger entre $400 y $500.

Cuando se desplazaba en Chiriquí, al candidato lo seguía una caravana integrada por carros de personas que forman parte del movimiento. En la gira, el candidato estuvo acompañado por su esposa, Aileen Adames; su director de campaña, Roberto Bremner; su hermana María Laura Lombana, quien le maneja la agenda y por su asesor externo, el chileno Juan Forch. Además, estaban sus colaboradores Andrés De la Iglesia y Juan Williams. También le acompañaba, entre otros, el empresario cafetero Ricardo Koyner, y el coordinador de su centro de campaña en la provincia, Abdel Rojas. En Chiriquí también estaba su compañero de fórmula, Guillermo Márquez Amado, aunque no estuvo presente en las actividades.

En la noche de ayer, Lombana tenía en agenda asistir a un conversatorio en la Universidad Latina, y hoy en la mañana participará en una entrevista en TVN.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 May 2019

Primer premio

0 6 0 0

ACBC

Serie: 17 Folio: 10

2o premio

4684

3er premio

8600

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código