contradicciones de un expresidente

Ricardo Martinelli, a 'cueva de ladrones'

El exmandatario de Panamá Ricardo Martinelli viajó ayer, martes, a Guatemala para juramentarse como diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Temas:

No habían pasado 24 horas desde que abandonara el Palacio de las Garzas, cuando Ricardo Martinelli, expresidente de Panamá, tomaba un avión rumbo a Guatemala para ser juramentando como diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), el foro regional que otrora él mismo calificó como una “cueva de ladrones”.

Ayer, el exgobernante se presentó a la sede de la junta directiva del organismo, acompañado del exsecretario de Comunicación del Estado Luis Eduardo Camacho, quien mantiene un pleito legal con el Tribunal Electoral (TE) que lo inhabilitó como candidato a diputado del Parlacen.

Allí, su presidenta Paula Rodríguez, quien había convocado a una sesión extraordinaria para el 1 de julio, lo hizo jurar “ante Dios y por su honor de ciudadano centroamericano ser fiel, leal y obediente al tratado constitutivo del Parlamento Centroamericano, cumpliendo y velar porque se cumpla”. Martinelli respondió con un simple “sí”.

Una contradicción con lo que fuera su discurso para atacar al Parlacen como candidato presidencial y aun después de asumir el poder.

Muestra es lo manifestado por su partido Cambio Democrático el viernes 12 de octubre de 2012. A través de un comunicado, afirmó: “Yo no necesito ninguna inmunidad. A mí me va y me viene”, dijo el mandatario, quien sostuvo que Panamá volverá a formar parte del foro regional, ya que se está cumpliendo con un mandato de la Corte Suprema de Justicia y del Tribunal Electoral”.

De manera precavida, este texto fue eliminado la tarde de ayer de la página web de CD, partido del cual Martinelli es presidente.

Ayer, tras ser juramentado, Martinelli, de acuerdo con un despacho de la agencia EFE, manifestó que “es cierto. Yo dije que el Parlacen era una cueva de ladrones. Pero en ese momento no conocía la labor que hacía el Parlamento Centroamericano”.

Agregó que “entonces no tenía la más remota idea de qué era el Parlacen, ni de qué era la integración centroamericana, ni qué era” el Sistema de la Integración Centroamericana (Sica).

“Después de asistir al menos a 10 cumbres centroamericanas, soy fiel creyente de la unión de la región”, añadió.

Además, negó que la inmunidad de la que ahora goza como miembro del organismo regional sea para refugiarse, porque no le debe nada a nadie.

Y hasta prometió, de acuerdo con EFE, que una misión suya en el Parlacen será intentar que sus decisiones sean vinculantes.

“Muchas de las iniciativas no tienen vinculación legal y eso es algo que debe cambiar”, afirmó el exmandatario.

Rechazo

Roberto I. Eisenmann, presidente fundador del diario La Prensa, calificó de sorprendente que Martinelli haya salido de la Presidencia directamente a tomar posesión en lo que antes llamó una cueva de ladrones.

Destacó que “esto no es más que una especie de confesión anticipada de todos los delitos que ha cometido durante su presidencia”.

Eisenmann, quien dijo es vergonzosa la acción del exgobernante, denunció que el único propósito de Martinelli es buscar la impunidad.

“No tiene ningún otro, porque no veo qué contribución puede el expresidente Martinelli hacer a la cueva de ladrones, como no sea fortalecer el concepto de que, efectivamente, es una cueva de ladrones”.

En la misma línea se expresó Magaly Castillo, directora ejecutiva de Alianza Ciudadana Pro Justicia, quien señaló que la juramentación de Martinelli en el Parlamento Centroamericano es para asegurarse de que no se le puede enjuiciar fácilmente.

“Al ser miembro del Parlacen goza de los mismos privilegios procesales de un diputado de la República, y por ello lo investigará y lo juzgará la Corte Suprema de Justicia. El expresidente Martinelli cuenta con el voto de cinco magistrados de la Corte Suprema de Justicia”, explicó Castillo.

“Todos sabemos lo que pasa con los casos de alto perfil sometidos al conocimiento de la Corte Suprema de Justicia”, apuntó.

Por su parte, Dorindo Cortez, expresidente del Parlacen y miembro de la junta directiva del organismo, manifestó que si un mandatario quiere participar de los debates y contribuir con ellos no se juramenta en secreto, al menos que busque otros beneficios.

Para Cortez, “Martinelli, que tanto criticó al Parlacen, debió juramentarse con toda la directiva completa o en la sesión plenaria delante de todos los diputados. “Habría que preguntarse por qué la prisa”, señaló.

Además, detalló que en 20 años, el diputado Martinelli ha sido el primer expresidente que más rápido se juramenta y justo cuando su predecesor (Juan Carlos Varela) se encuentra tomando posesión.

(Con información de Aminta Bustamante)

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código