El exgobernante permanece en el centro federal de detención de Miami

‘Ricardo Martinelli determinaba los objetivos’

Ismael Pittí, exagente del Consejo de Seguridad Nacional, informó que el expresidente les ordenó espiar a ciudadanos estadounidenses.

Temas:

Asesor de la campaña presidencial de Juan Carlos Navarro en las elecciones de 2014. C-Span2 Asesor de la campaña presidencial de Juan Carlos Navarro en las elecciones de 2014. C-Span2

Asesor de la campaña presidencial de Juan Carlos Navarro en las elecciones de 2014. C-Span2

Estratega de la campaña de Juan Carlos Varela en 2014. Univisión Estratega de la campaña de Juan Carlos Varela en 2014. Univisión

Estratega de la campaña de Juan Carlos Varela en 2014. Univisión

Los nombres de Ermitas Pérez, Richard Downie y Christian Ferry difícilmente llamen la atención del panameño común. Pero la primera es funcionaria de la Embajada de Estados Unidos en Panamá, y Downie y Ferry fueron los estrategas políticos de las campañas de Juan Carlos Navarro y Juan Carlos Varela, respectivamente, en las elecciones presidenciales de 2014.

Los cinco —Pérez, Downie, Ferry, Varela y Navarro— están en la lista de las 150 personas espiadas por el Consejo de Seguridad Nacional, en el gobierno de Ricardo Martinelli.

Así consta en una declaración jurada ( affidavit) de Ismael Pittí, un exagente del Consejo de Seguridad Nacional, que afirma que las comunicaciones de Pérez, Downie y Ferry fueron interceptadas sin autorización judicial, por orden directa de Martinelli.

El affidavit, que no tiene fecha, firma o sellos, fue introducido por la defensa de Martinelli en la Corte del Distrito Sur de la Florida, como parte de la documentación que acompaña una moción en la que se solicita la nulidad del proceso de extradición seguido al exgobernante, detenido desde el pasado 12 de junio en Miami, Estados Unidos (EU).

Ismael Pittí, que en sus tareas de espionaje utilizaba el nombre de Brad, trabajaba en equipo con William Pittí—alias Guillermo— y Ronny Rodríguez —alias Didier—, en una pequeña oficina del Consejo de Seguridad Nacional. Se desconoce el paradero de los tres.

A Guillermo y Didier los reclama la justicia para que rindan cuentas por la presunta comisión de los delitos de inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad. Por este caso también están sindicados Alejandro Garuz y Gustavo Pérez, que dirigieron el Consejo de Seguridad Nacional en el gobierno de Martinelli. El juicio está programado para el próximo 7 de agosto.

Por estos mismos delitos —a los que hay que sumar la supuesta comisión de peculado de apropiación y peculado de uso— Martinelli es procesado, pero por la Corte Suprema de Justicia —y no por el Ministerio Público—, dada su condición de diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

EL TRÍO DE ESPÍAS

En su declaración, Ismael Pittí o “Brad” dijo responder a las órdenes de Ronny Rodríguez, jefe de la Dirección de Inteligencia que operaba en el segundo piso del edificio 150 del Consejo de Seguridad Nacional, en Ancón. Ellos dos eran los únicos que tenían acceso a dichasoficinas, además de William Pittí.

El trío poseía tarjetas magnéticas para ingresar a las oficinas donde supuestamente estaba la máquina Pegasus adquirida a un costo de $13.4 millones a la israelí MLM Protection Ltd., a través del Programa de Ayuda Nacional (PAN), adscrito a la Presidencia de la República. Según Pittí, para estas tareas de espionaje fueron capacitados por “un grupo de seis a ocho israelíes”, incluyendo a Sharon Oknin, y el uruguayo Martín Berenstein.

“En su primera visita, dijeron que se acababan de reunir con el presidente Ricardo Martinelli, antes de empezar las tareas de instalación y entrenamiento”, contó Pittí.

Los fiscales de Miami también reconocen la existencia del equipo élite de espionaje armado por el expresidente, con fondos públicos. “Martinelli utilizó Pegasus para grabar y espiar a sus objetivos”, señalan los fiscales Benjamin Greenberg y Adam S. Fels, en la demanda presentada en la Corte del Distrito Sur de la Florida.

Varios testigos coinciden en señalar que Rodríguez era la persona que todas las mañanas era conducido hasta la Presidencia de la República, donde entregaba a Martinelli —apodado el Jefe— toda la información recabada en un sobre cerrado de papel manila. Además, era el encargado de transmitir a William e Ismael Pittí las instrucciones de Martinelli en cuanto a quién espiar y qué hacer con el material. Si durante el día surgía alguna información “importante”, Rodríguez inmediatamente enviaba un mensaje de texto vía BlackBerry al Jefe.

“Brad” declaró que en una ocasión, interceptaron una discusión entre la ahora diputada Zulay Rodríguez y su esposo, en la que este le hacía fuertes recriminaciones. Martinelli ordenó subir dicho material a YouTube, instrucciones que ejecutó inmediatamente William Pittí, desde la computadora de un internet café, para evitar ser rastreado. “¡Ese video se convirtió en noticia nacional!”, reconoció Brad.

“Ricardo Martinelli era quien determinaba los objetivos. Los equipos fueron utilizados para espiar varios grupos, incluyendo miembros de los opositores Partido Panameñista y Partido Revolucionario Democrático [PRD], del Tribunal Electoral, de la Corte Suprema de Justicia, periodistas, funcionarios ligados a la anterior administración, miembros de la sociedad civil, sindicalistas, empresarios rivales de Martinelli, ciudadanos estadounidenses, diplomáticos y hasta la amante de Martinelli”, contó Pittí en su declaración. También fueron interceptados el expresidente Martín Torrijos y su esposa Vivian.

“Naturalmente que un target importante para Martinelli era Aurora Muradás. Ella era su amante y Martinelli pidió que la espiáramos. Ese seguimiento fue realizado exclusivamente por Ronny, que nos dijo que el presidente Martinelli se pondría feliz”, contó Pittí.

El equipo periodístico de Univisión Investiga contactó a Christian Ferry y a Richard Downie. Aunque los dos desconocían haber sido espiados por orden de Martinelli, no estaban sorprendidos.

Ferry, que vivió en Panamá los tres meses previos a las elecciones, prefirió no hacer comentarios. “Es un asunto legal que está en manos del Departamento de Justicia”, indicó a Univisión Investiga.

En una entrevista con La Prensa 10 días después del triunfo de Varela, Ferry calificó la campaña política como “muy sucia” y dijo que siempre supo que competía contra toda la maquinaria estatal.

Downie, por su parte, contó a Univisión Investiga que vivió ocho años en Panamá, buena parte de ese tiempo con el Comando Sur. “Me hace sentir incómodo, pero no tengo nada que esconder”, dijo al conocer las declaraciones de Pittí.

La Embajada de Estados Unidos en Panamá indicó que no comentaría sobre el tema.

LOS ‘PEDIGRÍ’

Ismael Pittí declaró que no tenía duda que el expresidente utilizaba la información “para su propio beneficio”. En una ocasión, en Telemetro Reporta, observó que Martinelli se jactó de tener el “dossier y el pedigrí de todo Panamá”.

“Supe que eso que dijo era verdad, porque la información recabada con la máquina de espionaje del Consejo de Seguridad era entregada a Martinelli”, indicó.

Ocasionalmente, cuando el Jefe quedaba contento con el material recibido, enviaba con Rodríguez un “bono” de $2 mil a cada uno.

Llegó mayo de 2014 y el partido político de Martinelli fue derrotado en las urnas. El Jefe preparó su retirada de la Presidencia y ordenó vandalizar todo el equipo de espionaje. Por si acaso, antes grabaron toda la información recabada en un disco duro. William Pittí rocióácido a una máquina impresora. Las computadoras las retiraron en horas de la noche para evitar ser sorprendidos por otros compañeros. El Ministerio Público, posteriormente, localizó un server en las oficinas del Súper 99, propiedad de la familia Martinelli, en Monte Oscuro. La máquina Pegasus continúa desaparecida.

La defensa de Martinelli también contactó a Ronny Rodríguez. Él reconoce haber realizado tareas de inteligencia, pero —según él— todas fueron con autorización judicial, apegadas a la ley y en aras de combatir el pandillerismo, el terrorismo y el narcotráfico.

En una declaración que también fue entregada en la Corte del Distrito Sur de la Florida, Rodríguez contó que fue coaccionado por funcionarios del gobierno actual para implicar a Ricardo Martinelli. Según él, Ismael y William Pittí también fueron presionados.

“No pude localizar a Ismael Pittí, pero del propio Consejo de Seguridad me llegó información de que lo tenían retenido en el SPI, en las áreas revertidas”, indicó.

Rodríguez, que está prófugo de la justicia, supuestamente brindó dichas declaraciones el 15 de julio de 2016, “desde algún lugar de las montañas de Veraguas, sin apremio y voluntariamente”. Su abogado es Alejandro Pérez, que forma parte del equipo legal de Martinelli y que viajó a Miami para estar presente en la audiencia celebrada el pasado 20 de junio al expresidente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código