empezaron las obras de la tercera fase de la cinta costera

Rompeolas con restaurante

El Gobierno construirá un ´rompeolas turístico´ en la avenida Balboa, el cual consistirá en un relleno de 6.86 hectáreas en plena bahía de Panamá.

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203OEHzqr.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203OEHzqr.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203OEHzqr.jpg

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) adelanta más rellenos en la bahía de Panamá. En esta ocasión se trata de 6.86 hectáreas de fondo de mar para construir un “rompeolas turístico”, como parte de la tercera fase de la cinta costera. Las obras empezaron la semana pasada.

La estructura, que estará frente al Mercado del Marisco, tiene dos objetivos, según el estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto, ya aprobado: mejorar la operatividad del nuevo muelle multipropósito (inaugurado como parte de la segunda fase de la cinta costera) y ganar espacio público para la modernización y valorización del sitio.

El estudio, elaborado por la empresa consultora estadounidense Louis Berger, detalla que el proyecto consta de una franja adosada a la cinta costera en la avenida Balboa, a la salida de la calle 30 este. En el rompeolas se ubicarán nuevas edificaciones: plaza adoquina, área cultural, canchas deportivas, ciclovía y estacionamientos.

Al final de la estructura habrá un “restaurante turístico” de dos pisos que, además, contará con un mirador. Según el EIA, el restaurante se crea con la finalidad de permitir al turista disfrutar de la “vista panorámica de 360 grados sobre la ciudad, especialmente del Casco Antiguo, aprovechándose del techo, que servirá como mirador”. La implantación y forma es de tipo circular, con un área aproximada de 520 metros cuadrados en sus dos plantas.

El MOP, en un correo electrónico, respondió que el rompeolas costará 37 millones de dólares, y que se realizará un acto público para adjudicar la administración del restaurante. “El proyecto está previsto para concluir en el segundo semestre de 2013”, concluye el correo.

Los impactos

El documento señala también que el proyecto generará 40 impactos ambientales: 25 negativos y 15 positivos. Tres afectan de una forma moderada el ambiente marino, pero de acuerdo con el documento se tomarán las medidas de mitigación correspondientes. La más importante de esas medidas es la incorporación en el diseño de una abertura en el “cuerpo” del rompeolas turístico, que permita el libre flujo de la corriente de marea y el dragado periódico.

En el estudio se dice que los impactos ambientales generados por la obra son en su mayoría temporales, inherentes a un proceso de construcción y que pueden afectar parcialmente el ambiente. “Resulta obligatorio que obras con frente marino, como el muelle multipropósito, lleven medidas de protección ambiental ante los posibles efectos de los oleajes que son provocados por una diversidad de causas, desde cambios en los patrones de corrientes marinas hasta los efectos del cambio climático global”, indica el documento.

Las consultas

Hacer el EIA requirió de un plan de participación ciudadana. Según el informe, se aplicó un cuestionario a 32 personas, se entregaron volantes informativas, y se efectuó una reunión con los pescadores en el Mercado del Marisco, el 17 de junio.

Los demás encuentros fueron reuniones regulares del “comité para el rompeolas”, en el que participaron la administración del muelle multipropósito y personal de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) y de la constructora Norberto Odebrecht (contratista del proyecto) con el objeto de conocer las necesidades de los usuarios, a fin de que la obra sea segura y eficiente. No hubo invitación a la sociedad civil organizada ni a los grupos que han advertido de que la tercera fase de la cinta costera pone en riesgo el valor patrimonial del Casco Antiguo.

Sobre el resultado de las 32 encuestas, tanto pescadores como usuarios del muelle creen que podrían verse afectados por la construcción de la tercera fase de la cinta costera. El 60% de los entrevistados dijo que la tercera fase, que pasará cerca del muelle, les podría afectar; el 31% dijo que les beneficiará, y el 9% expresó no saber las consecuencias del proyecto.

Pero hay más en los resultados de la encuesta. Solo un 22% de los consultados mencionó que la tercera fase los beneficiaría siempre y cuando se construyera un rompeolas en el área.

Lo negativo

El EIA lista las consecuencias negativas que tendrá el rompeolas: impacto visual paisajístico durante la construcción, y posible contaminación del agua marina por derrames accidentales de hidrocarburos, combustible, lubricantes y aceites, entre otros.

También está la contaminación del aire por las emisiones de gases durante la construcción; accidentes laborales, y el daño de algunas vías por el tránsito de equipo pesado.

El documento recomienda algunas medidas de mitigación, como un programa integral de salud, seguridad y medioambiente, hacer estudios de barimetría y crear pasos de agua entre el rompeolas y la bahía de Panamá, para evitar la sedimentación. También se habla de brindar mantenimiento adecuado a los equipos, contar con material absorbente de combustibles, un plan de manejo de desechos sólidos, capacitación de los trabajadores, y establecer un cronograma de tránsito de los camiones por el lugar donde se llevan a cabo los trabajos.

Espaldarazo oficial

Este medio tuvo acceso al expediente que reposa en la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) sobre este proyecto y pudo constatar que solo una institución hizo observaciones, mientras que otras (que debían avalar el EIA) ni siquiera enviaron sus observaciones a tiempo.

Entre las entidades que incumplieron están el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), el Instituto Nacional de Cultura (Inac) y el Ministerio de Vivienda.

El Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) hizo observaciones sobre el plan a ejecutarse en caso que se dañe parte de la estructura subterránea de la institución. Incluso, desde ya responsabiliza al promotor de los gastos por daños en su infraestructura, aunque al final avala el EIA.

La Autoridad Marítima de Panamá (AMP), el Ministerio de Salud y el MOP (promotor del proyecto) avalaron sin objeciones el estudio ambiental. Todas las instituciones recibieron el EIA el pasado 14 de agosto y se les dio hasta septiembre para emitir sus observaciones.

La empresa consultora The Louis Berger fue la misma que elaboró el EIA de la “nueva avenida de los Poetas”, otro relleno de 1.2 kilómetro de largo y 120 metros de ancho, para ampliar de cuatro a seis carriles la avenida de los Poetas, en El Chorrillo, y conectarla con Amador y el Puente de las Américas.

Al igual que ocurre con el rompeolas, el MOP también ha mercadeado la ampliación de la avenida de los Poetas –y su consecuente relleno– como parte de la tercera fase de la cinta costera.

En ninguno de los dos EIA se menciona cómo será la interconexión vial de las avenidas Balboa y de los Poetas, el principal componente de la obra ya adjudicada –por $776.9 millones– a Norberto Odebrecht. Esa cantidad ya incluye los $37 millones que dice el MOP que costará el rompeolas.

restaurante, ¿para quién?

El exministro de Obras Públicas José Antonio Domínguez calificó como “innecesario” el rompeolas, ya que su construcción no ha sido sustentada de una manera científica y coherente.

“Se dice que es para beneficiar el muelle, pero no es así. Seguramente ese gran restaurante que tendrá el rompeolas en su parte final no se le adjudicará a un microempresario de El Chorrillo, Santa Ana o San Felipe. Todos sabemos a quién se le dará”, agregó el exministro.

Para Hildegard Vásquez, directora ejecutiva de la Fundación Calicanto, el rompeolas es un “mamotreto”, ya que ese muelle ha funcionado por años sin una estructura de ese tipo. “¿A quién le dará este gobierno ese restaurante? Sobre eso hay que estar pendiente”, dijo Vásquez.

Sostuvo, además, que el rompeolas está muy ligado a la propuesta del viaducto o tramo marino, que es la alternativa que el gobierno considera como “la más viable” para interconectar las avenidas Balboa y de los Poetas, descartando así la opción del túnel.

Sandra Cerrud, directora de Patrimonio Histórico, dijo que los trabajos en la avenida de los Poetas y el rompeolas están fuera del Casco Antiguo, que es el sitio de valor universal excepcional, por lo que pueden realizarse sin problema.

En abril, el Comité de Patrimonio Histórico de la Unesco pidió la suspensión de la tercera fase de la cinta costera. Una delegación panameña se comprometió a ello en junio pasado, para evitar así la amenaza de que el sitio ingresara en la lista de Patrimonio en Peligro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código