HISTORIA

¿Fue Rudecinda Alfaro la Rufina de la leyenda?

Algunas evidencias documentales aportan pistas, pero hasta ahora el misterio no ha sido resuelto y la leyenda crece.

Temas:

El escultor José Guillermo Mora Noli sorprendió a todos con su obra. El escultor José Guillermo Mora Noli sorprendió a todos con su obra.
El escultor José Guillermo Mora Noli sorprendió a todos con su obra. Archivo

El personaje de Rufina Alfaro es aún causa de disputas, burla y hasta sorna por su rol real o ficticio en el primer grito de independencia de Panamá de España, el 10 de noviembre de 1821.

El relato es harto conocido y fluye de la siguiente forma: la conspiración libertaria de los patriotas santeños dependía de los encantos de una joven doncella que mantenía algún tipo de amistad o relación con el capitán español del cuartel de La Villa de Los Santos.

Gracias a su dedicada labor de distraerlo, se pudo inutilizar la pólvora de los armamentos españoles, permitiendo que los insurrectos santeños capturaran el cuartel y liberaran a los presos políticos, sin una sola baja.

Al final de ese día, el Consejo Municipal de La Villa de Los Santos declararía la independencia de Panamá de España.

Uno esperaría que esa versión de la historia acabara con la concupiscente Rufina despidiéndose del capitán español, quien, detenido y avergonzado, abordaría la embarcación que lo llevaría a la ciudad de Panamá para luego trasladarlo a él y toda su tropa a Cuba bajo un hermoso sol caribeño.

La Rufina Alfaro de esta leyenda fue construida a partir de algunas narraciones, y de mucha imaginación artística y literaria. Supuestamente, nació el 4 de octubre de 1804. Era una campesina oriunda de Las Peñas, comunidad ubicada a dos millas del centro de La Villa de Los Santos. Era alta, rojiza y muy locuaz.

De la cría de gallinas y siembros que hacía su familia, la moza salía todas las mañanas a realizar la venta de sus productos y de esta forma conoció al capitán español que regentaba el cuartel de La Villa de Los Santos.

En ninguno de los principales documentos y registros periodísticos de 1821 se menciona a Rufina Alfaro. Tampoco aparece en la relación de los hechos de la independencia de Panamá que el general Carreño hizo, en 1822, para explicarle al Libertador Simón Bolívar cómo se había dado la independencia de Panamá.

Mariano Arosemena tampoco la menciona en sus escritos de esas fechas. Parece entonces que no existió.

LA LEYENDA

El presidente Enrique A. Jiménez encargó en 1947 al escultor José Guillermo Mora Noli una escultura de Rufina Alfaro para colocarla en La Villa de Los Santos.

En lo que debe ser la mayor travesura histórica realizada por un artista panameño, Mora Noli engañó a todo el mundo haciendo creer que la imagen sería de una campesina vestida con una pollera basquiña y con un gesto de reclamo de libertad. El escultor le pasó una factura al puritanismo de la época, realizando un busto desnudo de una adolescente para simbolizar la libertad. Esto, por supuesto, conmovió en sus cimientos a la sociedad santeña y alimentó la erótica biografía de Rufina Alfaro.

Para 1963, el dramaturgo santeño Miguel Moreno consolidó la leyenda romántica y sensual de la joven campesina santeña en su obra Fugitiva de la historia, ganadora del premio Ricardo Miró de ese año.

La búsqueda de documentos, registros históricos o escritos que demostraran que Rufina Alfaro fue algo más que una leyenda no encontró respaldo documental. Esto hizo pensar que se trataba de un personaje creado por generaciones de fabulistas pueblerinos, que igual un día hablaban de tío Conejo y otro de la Rufina.

A partir de 1975, autores como Horacio Moreno, en la Revista Lotería; Álvaro Menéndez Franco, Alberto Arjona Osorio y Milciades Pinzón intentaron recuperar la Rufina histórica de las garras de la mitología popular.

Entre sus aportes están el entendimiento de que la existencia de un alto grado de machismo en la época podía hacer invisible de la historia a casi cualquier mujer que no perteneciera a la aristocracia criolla o a la élite española.

A pesar de esto, en la iglesia de San Atanasio se halló una partida bautismal, en la que María Joseph Rudecinda Alfaro fue madrina de bautizo de un infante el 1 de noviembre de 1810.

El compromiso bautismal se repite otras veces en esa década y en la siguiente, lo que puede servir de evidencia analítica para verificar que existió, al menos, una familia Alfaro en La Villa de Los Santos y que una mujer, miembro de esta, tenía los medios y la independencia económica para desempeñarse como madrina de varios niños.

Este detalle es valioso, porque da cuenta de que para 1821 Rudecinda Alfaro debía tener de 25 a 30 años de edad. Las partidas bautismales encontradas no registran un segundo apellido para Rudecinda Alfaro, lo que significa que era una hija natural que no fue reconocida por su padre. A la vez, es muy probable que supiera leer y escribir, no tuviera hijos propios y además que tuviese los ingresos suficientes para mantener a sus ahijados en caso de ser necesario. Todo esto antes de los incidentes del 10 de noviembre de 1821.

¿Fue Rudecinda Alfaro, el personaje que inspiró la leyenda de Rufina Alfaro? Es bastante probable. También es posible que Rufina fuera pariente de Rudecinda, pero hay demasiadas coincidencias de tiempo y lugar como para que hayan existido dos personajes distintos.

Cuando el presidente Jiménez tomó la decisión de invertir fondos públicos para reconocer la memoria de Rufina Alfaro, debía estar fundamentado en algún tipo de evidencia histórica.

Aunque algunos líderes sociales y políticos santeños habían aupado la petición, es clave entender que durante su larga carrera política Enrique A. Jiménez había sido secretario privado del santeño y tres veces presidente de la República Belisario Porras.

Es posible especular que el propio Porras u otros ciudadanos de esa época tenían testimonios o relatos muy próximos de la vida y obra de la heroína santeña. Entonces como ahora, Rufina Alfaro, su leyenda y su biografía incompletas guían a un pueblo que quiere creer en ella.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código