PATRIMONIO HISTÓRICO

‘La Ruta Colonial Transístmica no ha sido rechazada, solo pospuesta’

Panamá tiene dos años y medio para subsanar las fallas de la propuesta que busca extender el territorio ya incluido en la Lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Temas:

Moreno -Triana dijo que a la propuesta de Panamá se le deben hacer correctivos. Moreno -Triana dijo que a la propuesta de Panamá se le deben hacer correctivos.
Moreno -Triana dijo que a la propuesta de Panamá se le deben hacer correctivos. Archivo

El Comité de Patrimonio Mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) evaluará la inclusión de la Ruta Colonial Transístmica de Panamá en julio de 2022.

En los dos años y medio que restan para llegar a ese momento, el país deberá subsanar las fallas de la propuesta inicial, que fue desestimada el pasado 7 de julio en la reunión plenaria que se celebró en Bakú, capital de Azerbayán.

La propuesta de Panamá pretende extender el territorio incluido en el Patrimonio Mundial de la Humanidad –que actualmente abarca Panamá Viejo, Casco Antiguo y las fortificaciones de Portobelo y San Lorenzo–, al agregar las rutas coloniales del Camino de Cruces y del Camino Real.

Uno de los representantes del Departamento Latinoamericano del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, César Moreno-Triana, en una entrevista con este medio habló sobre los dilatados vericuetos que deberá pasar Panamá para lograr ingresar a la Lista de Patrimonio Mundial.

 ¿Cuáles fueron los argumentos del comité para concluir que la Ruta Colonial Transístmica no cumplía con los requisitos para su inscripción en la lista de la Unesco?

En primer lugar, Panamá deberá redefinir los criterios de la nominación. Además, tiene que presentar un sistema válido de protección y gestión del sitio que permita garantizar su valor universal y excepcional, sus atributos y su autenticidad a largo plazo. Es muy importante que esté en marcha un mecanismo que disponga de fondos y personal para su conservación.

La primera fase de la propuesta, además de ser muy extensa territorialmente, aúna varios enclaves arqueológicos (Casco Antiguo y Camino de Cruces), lo que requiere un sistema de manejo integral. La segunda y tercera fase consisten en la ampliación en tres grandes etapas de este proyecto hasta la parte del Caribe con las fortificaciones de Panamá: Portobelo y San Lorenzo. También se pidió la designación de una autoridad responsable de la gestión de todo el bien.

¿Qué sucede si con el actual gobierno los temas de patrimonio dejan de ser prioridad?

Hay un compromiso del Estado muy fuerte ante la nominación de la Ruta Colonial Transístmica. Es una cuestión transversal a la que no deberían afectarle los cambios de gobierno.

En el informe de conclusiones, Unesco subraya la obligación de que el Estado disponga un fondo económico “a largo plazo” para la implementación de estas resoluciones. ¿Cuál es el presupuesto que el Estado panameño debería reservar para esta partida?

Es muy difícil hacer una valoración económica. Es responsabilidad del Estado hacer su análisis de los recursos que son necesarios. Lo importante es que haya una partida del presupuesto para la conservación de la ruta de Camino de Cruces. También debe tener personal para elaborar un plan eficiente de manejo. El hecho de crear un Ministerio de Cultura es muy buena noticia.

A Panamá le espera un largo proceso para lograr la inscripción de la Ruta Colonial Transístmica de Panamá. ¿Cuáles son las siguientes fases?

El comité decidió posponer la nominación para un examen ulterior. La propuesta no ha sido rechazada, solo pospuesta. Lo que está previsto es que en febrero de 2022 se entregue un nuevo expediente en el que el Estado acredite que cumplió con las recomendaciones. No es una derrota, se trata de una nominación compleja y de gran envergadura, que requiere de más tiempo. Ahora se va a dar una cooperación tripartita entre el Centro de Patrimonio Mundial, la delegación de Icomos Internacional y el Estado de Panamá para subsanar las deficiencias de la propuesta.

La Unesco ha recomendado una serie de ideas correctivas para sacar a Portobelo y San Lorenzo de la lista de peligro. ¿Cuál es la situación actual de estos sitios?

Portobelo y San Lorenzo llevan en una situación de urgencia desde 2012. La Unesco ha mandado varias misiones a Panamá para sacarlos de esta lista, pero de momento no se ha cumplido con el calendario propuesto. Panamá está retrasado en el cumplimiento del plan de medidas correctivas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Ago 2019

Primer premio

4 3 3 4

ADDC

Serie: 12 Folio: 6

2o premio

2620

3er premio

9183

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código