Sábado Picante

Temas:

Al Presidente de la República no lo conozco, salvo por sus apariciones en campaña y ahora como gobernante. Por lo tanto, no tengo un juicio profundo sobre él. Lo que sí he podido observar es que se comporta como un caballero. Al mirar en retrospectiva su aún incipiente presidencia, empero, tengo impresiones encontradas.

Es una combinación de sensaciones: de un lado, siento que él tiene en la Presidencia solo unos días, pero, de otro lado, tiendo a pensar que su gobierno lleva años en el poder. Y reflexionando sobre ello, he concluido que las sensaciones no son contradictorias. Y es que si bien Nito Cortizo tiene apenas dos meses de ser presidente, el PRD ostenta poder desde hace años.

Y lo digo porque sus diputados –al menos los que fueron reelectos– han sido los protagonistas mediáticos del PRD durante los últimos meses, pero ellos –al igual que otros más que no fueron reelectos– también lo han sido en los últimos años, al menos desde 2015, cuando empezaron a recibir dinero a manos llenas del gobierno de Juan Carlos Varela a cambio de la famosa gobernabilidad. El PRD renunció a ser oposición por un tiempo. Luego volvió a serla, con suficiente músculo político como para obstaculizar nombramientos, proyectos de ley, obras y muchas acciones de gobierno. Tenían poder, al fin y al cabo.

En cambio, Cortizo ha delegado en su vicepresidente la vocería del Gobierno, razón por la cual también tengo la sensación de que entre los dos vicepresidentes –el de la República y la de la Asamblea Nacional– Cortizo apenas si se nota. Y la ya célebre sonrisa de Gaby Carrizo tampoco es que se note mucho si consideramos la cobertura que reciben los discursos incendiarios de sus copartidarios en la Asamblea Nacional. O, para ser justos, de su copartidaria, que, a juzgar por las libertades que se toma haciendo uso de su inmunidad para destruir reputaciones, alterar la paz, sembrar odios, asustar y meter miedo hasta al diablo, goza del beneplácito de quien ostenta el poder en la Asamblea Nacional: el secretario general del PRD.

En conclusión, siento que hay dos PRD: uno que está bajo el control del Presidente, y otro bajo el discreto mando de Pedro Miguel González. ¿Cómo terminará esta inédita situación? Es pronto para saberlo, pero los indicios de los dos PRD están a la vista: la alianza en la Asamblea que tiene con CD, pacto bautizado como Manito (Martinelli-Nito) o la designación de Gerardo Solís como contralor, que, aunque es un cargo que nombra la Asamblea, ha sido costumbre el visto bueno del Ejecutivo. Quizá logremos más indicios cuando se discutan los nuevos nombramientos para la Corte Suprema de Justicia. Sabremos entonces qué pesa más: las sonrisas de Gaby o los odios de Zulay.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Sep 2019

Primer premio

1 3 3 9

DCCA

Serie: 21 Folio: 3

2o premio

9886

3er premio

1627

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código