Sábado picante

Temas:

Hace poco me encontré un sitio en el que alguien recogió frases célebres de películas. He seleccionado algunas que me parecen originales y ocurrentes, e hice el ejercicio de ubicarlas en nuestras circunstancias.

“Nunca le doy la mano a un pistolero zurdo”. Sterling Hayden, en Johnny Guitar. No pude evitar recordar cuando Martinelli y Juan Carlos Varela se dieron las manos para ir juntos a las elecciones de 2009. O cuando Berlusconi conoció al otro presidente italiano.

“No quiero necesitarte porque no puedo tenerte”. Clint Eastwood, en Los Puentes de Madison. Es lo que habría dicho Chichi De Obarrio a los lingotes de oro… o Rafael Guardia al Bombastic o Moncada Luna al apartamento de Coco del Mar. Pero ninguno se pudo resistir.

“La patria es el último refugio de los cobardes”. Kirk Douglas, 1957, en Senderos de gloria. Noriega habría estado en completo desacuerdo. La frase me recuerda otra , en una película de tragificción, escrita y protagonizada por Ricardo Martinelli en el papel del candidato del cambio (2009): “El Parlacen es una cueva de ladrones”. En 2015, Martinelli filmó la secuela, en la que sentenció: “Yo desconocía lo que hacía el Parlacen”.

“El dinero nunca duerme”, Michael Douglas, 1987, en Wall Street. Por alguna razón me vino a la mente Marcelo Odebrecht y sus amigos en Brasil, Panamá, Perú, República Dominicana, Colombia, Argentina, Ecuador, México.

“Arresten a los sospechosos de siempre”. Claude Rains, en 1942, en Casablanca. Yo creo que no necesitamos mucha imaginación para saber quienes son los “usual suspects”. De esta película salió otra frase: “Creo que este es el principio de una gran amistad”, Humphrey Bogart. La frase me recuerda a Zulay y su interrogatorio a Ana Tovar y Zuleyka Moore. Pura amistad, sin duda.

“¿Te interesa saber lo mucho que te odio? Te odio de tal modo que buscaría mi perdición para destruirte conmigo”. Rita Hayworth, en Gilda (1946). ¿No se parece a lo que dijo el diputado Panky Soto?: “Voy a hablar de mí. Señores, el sistema obliga a un individuo que quiera ser diputado, y particularmente yo, a salir a buscar los votos y comprometerse, y tal vez, prometer cosas que uno sabe que a la postre no va a poder lograr cumplir”.

“¡Al infinito y más allá!”, 1995, por Buzz Lightyear (en la voz de Tim Allen), en Toy Story. Es la equivalente a “la bolita del mundo amén”, pronunciada por las generaciones de 1960, 1970 y 1980.

Y aquí me despido, con una cita de RM, dicha en Estados Unidos (2015): “Lo que yo más quiero es regresar a Panamá”. Quien diga que es mentira, es un HP o sea, un Harry Potter.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Abr 2018

Primer premio

5 4 7 1

DCAB

Serie: 14 Folio: 9

2o premio

1282

3er premio

2921

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código