OPINIÓN

Sábado picante

Temas:

Diputados viajeros. Diputados viajeros.
Diputados viajeros.

Estuve leyendo un interesante artículo sobre las razones científicas por las que viajar es de las cosas más placenteras. Entendí entonces por qué nuestros funcionarios, a propósito de los más de $2 millones que llevan gastados los diputados en viajes en estos últimos años, necesitan de esta terapia. Sí, viajar es terapéutico. Por ejemplo, dice que el turismo, especialmente el que no se paga con plata del bolsillo de uno -agrego yo-, combate la rutina y el estrés diario. Hace que el cerebro se relaje y disfrute de nuevas emociones.

¿Pueden imaginarse lo que necesitan de eso nuestros funcionarios? Es que leer todo lo que se dice de ellos en medios y redes algo de estrés debe generar, por aquello de que podrían perder su amada terapia aérea. El estrés mata, así que necesitan sentir la relajación que provoca estar a 30 mil pies sobre la tierra, acumular millas, olvidarse de los memes, de las críticas, de las necedades de la Contraloría o de la pedidera de plata y trabajo de sus clientes, perdón, de sus electores. Es perfecto.

Otra ventaja es que viajar hace recuperar la confianza en uno mismo. Viajar es experimentar cosas nuevas, muchas de las cuales exigen que uno salga de su zona de confort. Es decir, cambiar de planes, lo cual nos hace tolerantes y flexibles. He ahí el porqué a nuestros diputados les importa un comino con las críticas. Viajar los hace inmunes, aprenden a enfrentar las críticas, a ser flexibles en sus planes a la hora de ser descubiertos en sus fechorías. Se vuelven fuertes y descarados, confiados de sí mismos.

Viajar da tema de conversación. Las anécdotas, las fotografías, las experiencias, todo para pifiar en Facebook, Instagram, Whatsapp, con amistades y hasta con desconocidos. Eso a nuestros servidores públicos los hace sentir mucho mejor, quizás no sean mejores en su trabajo, pero serán personas más seguras de sí mismas.

Con ello viene algo más: los hace valorar más lo que tienen. Eso significa que hay que buscar la reelección, cueste lo que cueste, o poner las propiedades adquiridas con plata del Estado fuera del alcance de las autoridades. “Hasta que no nos alejamos de todas nuestras comodidades, no valoramos todo lo que tenemos”, advierte el autor del artículo.

El escrito concluye así: “Está demostrado científicamente que a largo plazo serás mucho más feliz si inviertes tu dinero en viajar […]. Así que la próxima vez que a alguien se le ocurra decirte: ¿por qué ahorras dinero en vez de gastarlo en viajar a Indonesia? Ya le puedes decir que viajar no significa malgastar dinero, es invertirlo en felicidad”. Los funcionarios necesitan ser felices y he ahí la razón por la que toman nuestro dinero. $2 millones invertidos en su felicidad no es nada. ¿Verdad que no?

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Jul 2019

Primer premio

6 3 1 1

CBDD

Serie: 18 Folio: 7

2o premio

3561

3er premio

2291

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código