opinión

Sábado picante

Temas:

El tema de la fe que profesa un individuo es un asunto estrictamente personal. Y no lo critico. El que elige vivir bajo los dogmas de una doctrina debe someterse a ciertas conductas que, por lo general, son conducentes hacia la comprensión, el bienestar colectivo, el respeto, etc. ¿Que tiene asuntos cuestionables? Sí, pero los que eligen someterse a sus dogmas lo aceptan. Es un asunto de fe. En el catolicismo, hay un Dios... y un diablo, creado por el primero como un ángel –Lucifer– que luego eligió los caminos torcidos, contrarios a los de su creador.

Dicen que uno de los logros más relevantes del diablo fue inventar la mentira. Revolucionó el mundo, a tal punto que parte de nuestra humanidad es mentir. Los embustes son de uso tan corriente que hasta han perdido valor. Se miente hasta diciendo la verdad, como aquello de “eso es media verdad”. Y miente todo Dios. Incluso, hay espacio para la mentira legal. Bajo las leyes del hombre, el acusado de un delito está en libertad de cuentear para defenderse, porque el que acusa es el que debe probar la culpabilidad del acusado.

El problema es que ante las leyes de Dios, es todo lo contrario. Para salvarte, debes decir toda la verdad –confesarte, para ser exactos– y arrepentirte verdaderamente del mal que has hecho. Esa es una diferencia importante de por qué no se pueden mezclar las leyes del Creador con las del creado. Riñen entre sí.

Pero hay una enorme confusión entre lo celestial y lo terrenal. Escucho, por ejemplo, a Benicio Robinson darle tantas gracias a Dios, que ya empalaga. Obviamente, este diputado ignora que no es a Dios al que le debe su curul, sino al que inventó las mentiras. Si no es por todo lo que aprendió de él no estaría ahí.

No creo que Robinson sepa hacer muchas cosas, incluyendo leyes, pero debo decir que tiene mis respetos por la forma en que se defiende. Después de todo, es el Ministerio Público el que debe probar que todo el tema de las donaciones es una gran mentira, pero él puede usar todas las herramientas que la ley le permite para defenderse. Ajá, incluyendo esa que Dios no perdona si es que quieres salvarte.

Yo le aconsejaría no solo a él, sino a todos los diputados decir la verdad de vez en cuando. De esa manera crearán duda sobre si todo lo que dicen es mentira. Yo diría que las cosas de menos valor en la Asamblea son las promesas de sus diputados. Dios no se sentirá muy orgulloso de ellos, pero seguro que el diablo sí. La próxima vez, no se equivoquen al dar las gracias. Sé que se oiría duro decir: “¡Gracias, diablo, por todo...!”. Pero, para bajarle el perfil, qué tal esto: “¡Gracias, Luci, por permitirme estar en esta curul, duélale a quien le duela!”. Si en vez de Dios hubiese dicho “Luci”, uno podría explicarse cómo es que dando las gracias se puede ser, a la vez, tan soberbio.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

21 Ago 2019

Primer premio

7 7 0 8

ABDB

Serie: 1 Folio: 11

2o premio

9210

3er premio

6640

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código